Bruselas incentivará los retornos voluntarios desde las islas griegas

La Comisión ofrecerá durante un mes 2.000 euros, frente a los 750 actuales, a los inmigrantes que pidan regresar a su país

Ylva Johansson, comisaria europea de Interior.
Ylva Johansson, comisaria europea de Interior.Delmi Álvarez

Bruselas estima que alrededor de 30.000 personas viven hacinadas en los campos de refugiados de las islas griegas, en especial en el de Moria (Lesbos). Los migrantes llegados hasta allí multiplican por diez su capacidad. En un intento de rebajar esa presión, la Comisión Europea fomentará los retornos voluntarios ofreciendo 2.000 euros a quien decida volver a su país en el periodo de un mes. La comisaria de Interior, Ylva Johansson, ha anunciado la medida este jueves en Atenas junto al ministro de Inmigración, Panagiotis Mitarachis, a quien advirtió de que Grecia está obligada a respetar los derechos fundamentales, entre ellos el de asilo, de los migrantes.

El Ejecutivo de Ursula von der Leyen se ha volcado en Atenas a raíz de las tensiones que sufre la frontera greco-turca. La crisis desatada por la pandemia de coronavirus obligó a cancelar la presencia de la presidenta. La comisaria sueca fue la encargada de llevar al Gobierno de Kyriakos Mitsotakis el mensaje de Bruselas. “Quiero hablar con el ministro de Grecia para asegurarme de que siguen las leyes internacionales y europeas en cuanto al derecho al asilo”, aseguró Johansson el miércoles en un encuentro con varios periódicos europeos, entre ellos EL PAÍS.

La Unión Europea decidió cerrar filas con Grecia ante el anuncio del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan ,de que iba a dejar su parte de la frontera abierta, lo cual supuso que miles de migrantes se amontonaran en esa zona. Varias organizaciones, como Human Rights Watch, denunciaron sin embargo presuntas violaciones que contravienen la Convención de Ginebra, como la detención de más de 450 personas en un barco de la Armada atracado en el puerto de Mitilene (Lesbos) negándoles en derecho al asilo. Grecia anunció que suspendía esa disposición durante un mes. “Las personas en la Unión Europea tienen el derecho de pedir asilo. Está en los tratados. Está en las leyes internacionales. Y eso no puede ser suspendido. No es posible hacerlo”, añadió la comisaria.

Si hace una semana la UE mostraba su rostro más implacable contra la presión migratoria, este jueves la comisaria ha tratado de llevar a Atenas fórmulas para aliviar dos de los principales problemas en las islas griegas: el hacinamiento y la presencia de un elevado volumen de menores no acompañados. La Comisión puso en marcha hace tres años un programa para incentivar los retornos voluntarios, al que se han acogido unas 18.000 personas. Los inmigrantes que se apuntan a él perciben unos 750 euros.

Conferencia para menores no acompañados

Bruselas abrirá un periodo para que los inmigrantes llegados antes del 1 de enero a las islas griegas puedan decidir volver a su país y recibir más del doble: 2.000 euros. Esa opción solo estará disponible durante un mes. El objetivo, según la comisaria, es que alrededor de 5.000 personas que han llegado a las islas por motivos económicos las dejen. “¿Por qué lo hacemos? Sobre todo, por las condiciones de vida que hay en especial en Moria. Son inaceptables”, explica la comisaria. Esa actuación se hará junto a la Organización Mundial de las Migraciones y Frontex, que se encargará y desembolsará los viajes de regreso a su país.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

La Comisión busca una solución también para los menores no acompañados que llegan a la Unión Europea, que constituyen un tercio de todos los inmigrantes irregulares. Para empezar, ha logrado que siete países hayan accedido a acoger a 1.600 menores que llegaron a Grecia sin sus padres. “Es algo que debemos enderezar en el acuerdo de inmigración y asilo al que lleguemos. Debemos ver cómo podemos proteger mejor a los niños”, aseguró Johansson. A Bruselas sobre todo le preocupa el hecho de que esos menores, el 10% de los cuales son menores de 14 años, desaparecen de los centros a los que son asignados.

En vísperas de un Consejo de Ministros de Interior que este jueves por la tarde seguía en la agenda a pesar del brote de coronavirus, Johansson propuso la celebración de una conferencia internacional sobre migrantes menores, que tendrá lugar el próximo 11 de mayo en Atenas. La idea es buscar una solución y atención mucho más sostenible a largo plazo para los menores, no solo los que lleguen solos.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS