La justicia colombiana ordena también la detención del abogado de Álvaro Uribe

Diego Cadena es una pieza clave en el caso de manipulación de testigos que provocó el arresto domiciliario del expresidente

El expresidente Álvaro Uribe a su llegada a la Corte Suprema en una imagen de octubre de 2019.
El expresidente Álvaro Uribe a su llegada a la Corte Suprema en una imagen de octubre de 2019.RAUL ARBOLEDA (AFP)

Un juez de Bogotá ordenó este jueves la detención domiciliaria de Diego Cadena, uno de los abogados del expresidente Álvaro Uribe, mientras se le investiga por los delitos de soborno y fraude procesal en un proceso paralelo al caso de manipulación de testigos por el que la Corte Suprema decidió el martes el arresto preventivo y domiciliario del exmandatario. Cadena es una pieza clave de las pesquisas, pues está señalado de ofrecer prebendas a varios reclusos para que testificaran a favor del político, fundador y líder del Centro Democrático, el partido de Gobierno, y mentor del presidente Iván Duque.

Los caminos de Uribe y Cadena se entrelazan. Ambos son señalados por los mismos delitos –soborno y fraude procesal–, pero mientras al expresidente lo investiga la Corte Suprema de Justicia, al que fue su abogado la Fiscalía General de la Nación. Ambas entidades apuntan a la manipulación de los testimonios de exparamilitares recluidos en cárceles colombianas para favorecer al exmandatario. Uribe ha asegurado desconocer que Cadena hubiera ofrecido prebendas.

El caso se remonta a 2012, cuando Uribe presentó ante la Corte Suprema una denuncia contra el senador Iván Cepeda, un notorio opositor político del izquierdista Polo Democrático, por un supuesto complot que involucraba falsos testigos con el propósito de involucrarlo en actividades de grupos paramilitares. La investigación dio un giro en febrero de 2018, cuando el alto tribunal decidió archivar la investigación contra Cepeda e indagar en su lugar al expresidente bajo la sospecha de que fue él quien manipuló testigos en contra del legislador. En esta etapa, la investigación contra Uribe se concentra en determinar si personas de su entorno, entre ellas sus abogados, pagaron dinero y ofrecieron otro tipo de beneficios a exparamilitares para que se retractaran de sus señalamientos.

De acuerdo con la Fiscalía, Cadena y su socio, Juan José Salazar, buscaron “desarrollar actividades delictivas”, y el abogado ofreció asesoría jurídica y unos 200 millones de pesos, algo más de 50.000 dólares, a los exparamilitares Carlos Enrique Vélez y Juan Guillermo Monsalve a cambio de que declararan a favor de Uribe –y en contra de Cepeda– en el proceso que se le sigue en la Corte Suprema.

Monsalve es hijo del administrador de una antigua finca de la familia Uribe, Guacharacas, que según sus testimonios fue el lugar donde se conformó un bloque de autodefensas en los años noventa, cuando el político era gobernador de Antioquia. La Fiscalía había pedido la casa por cárcel para Cadena –o medida de aseguramiento domiciliaria, en la jerga jurídica colombiana–, mientras que los representantes del senador Cepeda, acreditado como víctima en el proceso, solicitaban que fuera enviado a prisión. La defensa de Cadena ha apelado la decisión.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción