Nick Sandmann y Brayden Harrington, los adolescentes para conmover en las convenciones políticas en Estados Unidos

Los republicanos y demócratas echan mano de las historias de jóvenes para acercar a los candidatos al público

Los jóvenes Nick Sandmann y Brayden Harrington. En vídeo, el momento viral de Sandmann y su mensaje en apoyo a Donald Trump. FOTO: REDES SOCIALES / VÍDEO: REUTERS

Unos pocos minutos en televisión bastan para conmover al público. Es lo que tanto demócratas como republicanos han aprovechado al contar las historias de los jóvenes Nick Sandmann y Brayden Harrington en sus convenciones. Ambos han compartido el espacio con prominentes políticos y estrellas en ascenso de la política estadounidense. Pero ellos solo han llegado a contar las anécdotas que hacen ver a los dos candidatos –Donald Trump y Joe Biden– como personas reales y ciudadanos de a pie. Un recurso que sería muy común si la campaña electoral fuese presencial y abundaran los mítines, pero que se ha vuelto un trozo del prime time y de las redes sociales en tiempos de la pandemia por el coronavirus.

La semana pasada Brayden Harrington, un chico de 13 años de New Hampshire, tuvo las cámaras para dar un discurso en la Convención Demócrata. Hasta ahí, todo normal. Pero el joven reveló a los pocos minutos la razón por la que se había ganado un espacio en uno de los eventos electorales del año: es tartamudo, igual que Joe Biden. Harrington demoró un poco en pronunciar las palabras, pero contó que había conocido al candidato demócrata cuando visito su ciudad durante las primarias y le alentó a superar su dificultad en el habla. “Me dijo que somos miembros del mismo club”, relató el adolescente. Biden ya había contado a la prensa estadounidense que desde pequeño padeció tartamudez y que tardó varios en años en mejorar su capacidad para dar discursos.

Tras la aparición de Harrington en televisión, un vídeo de la hemeroteca salió a la luz sobre el día en que Biden y el joven se conocieron por primera vez. Biden se le acerca al chico y le pide su número de teléfono para hablar uno a uno sobre cómo superar la tartamudez. “No dejes que eso te defina. Eres guapo, eres inteligente y un gran chico, de verdad”, le dice el candidato a un Harrington en lágrimas. Tras el encuentro en New Hampshire, los demócratas le ofrecieron un hueco al adolescente en la convención y Biden le dio algunos consejos para hablar frente a millones de espectadores. Uno de ellos era separar con diagonales cada enunciado de su discurso para hacer pausas y evitar tartamudear. “Soy solo un niño normal y, en poco tiempo, Joe Biden me hizo sentir más seguro de algo que me ha molestado toda mi vida. Joe Biden se preocupó”, dijo Harrington en su discurso.

Distinto ha sido el caso de Nick Sandmann, un chico 18 años de Kentucky, que se hizo popular por un vídeo viral en el que supuestamente había confrontado en enero de 2019 a un nativo americano frente al monumento a Abraham Lincoln en Washington. Sandmann había viajado a la capital estadounidense con sus compañeros del instituto para apoyar una protesta contra el aborto y compró un gorro rojo con la frase de campaña de Trump: Make America Great Again. Allí se encontraron con otros grupos manifestándose en el monumento y comenzó un episodio de tensión por lo que Nathan Phillips, un nativo americano, intentó apaciguar la situación tocando un tambor. Sin embargo, Sandmann solo lo observó y no se movió mientras Phillips tocaba frente a él. Los vídeos del encuentro se volvieron virales en unas cuantas horas y se sacaron precipitadas conclusiones sobre que el chico había sido irrespetuoso y racista con Phillips. La familia de Sandmann demandó a la CNN y a The Washington Post por presentar erróneamente la historia del chico, que argumentó que simplemente estaba mostrando su respeto y esperando a que la situación se calmara.

Sandmann ha vuelto al monumento a Lincoln para la Convención Republicana. Grabó un mensaje en el que contó su perspectiva de la historia y acusó a los medios de comunicación de crear visiones distorsionadas de la realidad. El joven insistió en que la prensa eligió la historia que quería contar “sin investigar más y conocer mi lado de la historia”. El discurso íntegro del estudiante se transmitió en la cadena CNN, en directo. Los señalamientos de Sandmann han reflejado también su simpatía por la figura de Trump. “Nadie ha sido más víctima de cobertura injusta por parte de los medios que el presidente Donald Trump”, dijo el chico. Después cerró su intervención poniéndose una gorra roja con la leyenda Make America Great Again.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Sonia Corona

Es la jefa de la redacción de EL PAÍS en México. Cubre temas de Política, Economía, Tecnología y Medio Ambiente. Fue enviada especial para las elecciones presidenciales de 2020 en EE UU. Trabajó en Reforma y El Huffington Post. Es licenciada en Comunicación por la Universidad de las Américas Puebla y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción