El humo de los incendios de California y Oregón llega hasta Nueva York

La calidad del aire en varias ciudades de Estados Unidos no se ha comprometido a pesar de la quema de 1,8 millones de hectáreas en el este del país

Un grupo de personas observa el atardecer desde Manhattan (Nueva York) donde se observa la bruma.
Un grupo de personas observa el atardecer desde Manhattan (Nueva York) donde se observa la bruma.Gary Hershorn (Getty Images)

El humo de los incendios de California y Oregón se ha extendido hasta la costa este de Estados Unidos hasta alcanzar ciudades como Nueva York y Washington DC. “El viento ha cambiado de sentido y está llevando el humo de los incendios del oeste a lo largo del territorio estadounidense”, explicaba la NASA junto con las imágenes de uno de sus satélites donde se observa la estela que avanza desde un extremo a otro del país. Algunos habitantes de Nueva York han compartido esta mañana fotografías del amanecer en su ciudad y en las que se observan cielos brumosos.

Los incendios registrados en Estados Unidos en las últimas semanas han quemado 1,8 millones de hectáreas en los bosques de California, Oregón y el Estado de Washington. Al menos 34 personas han muerto y miles de casas han sido destruidas por el avance del fuego. La Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) advirtió en un primer momento que el humo se dirigía hacia el océano Pacífico, pero el cambio de las corrientes de aire ha llevado el humo en la dirección contraria.

El cielo con bruma en Washington DC, al amanecer de este miércoles.
El cielo con bruma en Washington DC, al amanecer de este miércoles. Graeme Sloan (Graeme Sloan/Sipa USA via Reuter)

Las últimas imágenes del NOAA y la NASA muestran que el humo ha cruzado casi toda la región norte de Estados Unidos hasta llegar al océano Atlántico. También el rastro de dióxido de carbono que producen los incendios está alcanzando algunas regiones del sur de Canadá y el norte de México, principalmente en la península de Baja California.

El humo que ha viajado hasta la costa este de Estados Unidos se encuentra a unos 7.600 metros de altura, según datos del servicio meteorológico de Nueva York, y no impacta de una forma significativa en la calidad del aire de las ciudades por encontrarse en una parte elevada de la atmósfera. La NASA asegura que con el humo también están en el aire algunas finísimas partículas de los objetos quemados –a los que se les denomina aerosoles– y que las ciudades deben estar atentas sobre el volumen de estos en el aire de las ciudades.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Es la jefa de la redacción de EL PAÍS en México. Cubre temas de Política, Economía, Tecnología y Medio Ambiente. Fue enviada especial para las elecciones presidenciales de 2020 en EE UU. Trabajó en Reforma y El Huffington Post. Es licenciada en Comunicación por la Universidad de las Américas Puebla y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción