Alpha Condé, reelegido como presidente de Guinea-Conakry

El líder opositor anuncia un recurso ante el Constitucional mientras el Ejército ocupa las calles de la capital

Una mujer camina frente a unas farolas rotas en Conakry durante los incidentes de los últimos días bajo un cartel electoral de Alpha Condé, el pasado 23 de octubre.
Una mujer camina frente a unas farolas rotas en Conakry durante los incidentes de los últimos días bajo un cartel electoral de Alpha Condé, el pasado 23 de octubre.JOHN WESSELS (AFP)

El presidente de Guinea-Conakry, Alpha Condé, ha ganado las elecciones en su país con el 59,49% de los votos, frente al 33,50% de su rival, Cellou Dalein Diallo, según los resultados proclamados este sábado por la comisión electoral (CENI). Esta rotunda victoria permite a Condé esquivar una segunda vuelta y continuar siendo presidente durante un tercer mandato, aunque el líder opositor ha anunciado la interposición de un recurso ante el Tribunal Constitucional al considerar que ha habido fraude. Al menos 10 personas han muerto desde el domingo según el Gobierno, unos 30 según la oposición, en choques entre fuerzas del orden y manifestantes que reclamaban la victoria de Diallo.

La proclamación de la victoria de Alpha Condé, 82 años, en el poder desde 2010, se produce en un momento de máxima tensión de la crisis y enfrentamientos en las calles de la capital, Conakry, y otras ciudades. Para tratar de acallar dichas protestas, el Gobierno ha movilizado al Ejército y desde el viernes por la mañana hay un bloqueo total de Internet y redes sociales. El Frente Nacional para la Defensa de la Constitución, plataforma de la sociedad civil que lideró las protestas contra un tercer mandato prohibido por la Constitución, ha anunciado la convocatoria de nuevas manifestaciones a partir de este lunes y “hasta la salida del poder del dictador Alpha Condé”.

Aunque Fatou Bensouda, fiscal del Tribunal Penal Internacional, ha advertido a los actores políticos en Guinea que sigue muy de cerca los acontecimientos sobre el terreno e hizo un llamamiento “al cese de la violencia”, lo cierto es que la reacción de la comunidad internacional ha sido tibia hasta el momento. Las misiones de observación de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) y la Unión Africana (UA) avalaron la jornada de votación, que se produjo sin grandes incidentes y de manera pacífica, pero nada más cerrarse las urnas comenzaron a dibujarse los contornos de una crisis postelectoral anunciada.

El líder opositor Cellou Dalein Diallo, de 68 años y quien ya se había enfrentado a Condé en dos elecciones anteriores, se autoproclamó vencedor con el 53% de los votos desde el mismo lunes y a partir de los resultados que le facilitaban sus propios interventores, sin esperar por los datos de una comisión electoral a la que considera deslegitimada para arbitrar en este proceso por su “parcialidad”. Las palabras de Diallo provocaron las primeras marchas de celebración de la oposición que se enfrentaron a las fuerzas del orden. El Gobierno pidió contención a la oposición y que se abstuviera de proclamar resultados no confirmados por el único órgano autorizado para hacerlo.

La CENI decidió entonces contraatacar y comenzó a publicar cada día un goteo de resultados parciales que anunciaban ya, desde los primeros momentos, la victoria de Condé que se ha confirmado este sábado. Bajo la amenaza de persecución judicial, fuerzas del orden rodearon la casa de Diallo en Conakry y penetraron en la sede del partido opositor, la Unión de Fuerzas Democráticas de Guinea (UFDG), según denunció el propio Diallo quien veía cómo se iba fraguando una nueva derrota electoral que considera un “fraude total” por parte del Gobierno.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS