Merkel invita a Biden a trabajar “codo con codo” para afrontar los retos globales

La canciller alemana reconoce que Europa debe asumir más responsabilidades en la alianza transatlántica

La canciller alemana, Angela Merkel, a su llegada a la comparecencia ante los periodistas el lunes en la sede de gobierno en Berlín.
La canciller alemana, Angela Merkel, a su llegada a la comparecencia ante los periodistas el lunes en la sede de gobierno en Berlín.Michael Kappeler (AP)

Berlín ha recibido con los brazos bien abiertos la victoria electoral estadounidense de Joe Biden. La canciller alemana, Angela Merkel, se apresuró a reconocer la victoria del candidato demócrata la tarde del sábado y este lunes ha comparecido ante la prensa para destacar la voluntad de trabajar “codo con codo” con “su aliado más importante” para hacer frente a los grandes retos globales.

La monumental crisis global que supone la pandemia de la covid-19, el cambio climático, el terrorismo o la defensa de una economía abierta y un comercio global en el mundo fueron los retos de los que espera una fuerte cooperación transatlántica, a los que hizo referencia la canciller durante su breve comparecencia el lunes por la mañana.

Merkel no ha evitado a la vez la autocrítica en su primera declaración de intenciones con vistas al relevo presidencial en Washington, consciente del lastre que arrastran las relaciones con el país aliado. “Nosotros, alemanes y europeos sabemos que en esta alianza debemos asumir más responsabilidades”, ha dicho Merkel, aludiendo a la demanda estadounidense de una mayor implicación en el marco de la Alianza Atlántica. “Estados Unidos es y seguirá siendo nuestro aliado más importante, pero se espera de nosotros, con razón, que hagamos más esfuerzos para asegurar nuestra seguridad y defender nuestras convicciones en el mundo”.

La tirantez entre la Administración Trump y Alemania ha sido en los últimos cuatro años evidente. Más allá de la falta de sintonía personal entre el presidente republicano y la canciller conservadora, asuntos como el gasto militar, la guerra comercial o el gaseoducto ruso Nordstream II han marcado los sonados desencuentros entre Washington y Berlín.

Merkel recordó que Biden es un político que conoce bien Alemania y Europa y con el que ha trabajado en el pasado. Consideró a la vicepresidenta electa, Kamala Harris, que “como primera mujer en ese puesto y como hija de dos inmigrantes, es para muchas personas una inspiración" y ”un ejemplo de las posibilidades de Estados Unidos". En su intervención, Merkel evitó nombrar al todavía presidente estadounidense, Donald Trump.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS