La policía y el FBI investigan una gran explosión de una autocaravana en el centro de Nashville como “un acto intencionado”

La detonación, que provocó tres heridos no graves, vino precedida de un mensaje grabado emitido desde el vehículo que alertaba de lo que iba a ocurrir

Personal del servicio de emergencias trabaja en el lugar de la explosión, este viernes en Nashville. En vídeo, declaraciones de la policía de Nashville sobre la explosión.Mark Humphrey / AP | VÍDEO: REUTERS

En las primeras horas de la mañana de Navidad, en las calles desiertas del centro de la ciudad de Nashville (Tennessee, en el sur de Estado Unidos), se produjo la explosión de un vehículo estacionado que hirió a tres personas y provocó daños materiales en varios edificios. Las autoridades creen que la detonación fue intencionada. Vino precedida de un mensaje grabado, emitido desde el vehículo, que alertaba de lo que iba a ocurrir. El FBI está dirigiendo la investigación.

La policía de Nashville, según explicó su portavoz Don Aaron en conferencia de prensa, recibió una llamada alertando de un tiroteo a las seis de la mañana. Al llegar al lugar, los agentes no encontraron indicio alguno de disparos. Pero un vehículo sospechoso, una autocaravana estacionada en la Segunda Avenida, llamó su atención. De pronto, del vehículo empezó a salir un sonido grabado, advirtiendo de que había una bomba que explotaría en 15 minutos. Se inició entonces una cuenta atrás, entremezclada con música.

Los agentes pidieron una unidad especializada para examinar el vehículo. Llamaron a algunas puertas de viviendas cercanas para pedir a los residentes que abandonaran sus casas. Alertaron a los huéspedes de los hoteles, también a las personas sin techo guarecidas en los recovecos más cálidos de las calles. Antes de que los expertos de la brigada de explosivos pudieran llegar, el vehículo explotó exactamente a la hora que previno la grabación.

La policía aún no sabía el viernes por la noche quién pudo haber colocado el explosivo ni por qué. La autocaravana había estacionado en el lugar a la 1.22 de a madrugada. Los investigadores no tenían claro si había una persona en el interior del vehículo cuando explotó. Pero, en la conferencia de prensa, los agentes dijeron que hallaron lo que sospechan que podría ser tejido humano entre los escombros.

Tres personas fueron trasladadas al hospital, pero sus vidas no corren peligro. La policía también ha confirmado que un número indeterminado de personas fueron trasladadas a dependencias policiales para ser interrogadas. La explosión produjo una gran columna de humo que se veía desde diversos puntos de la ciudad. Reventó las ventanas de edificios cercanos.

Loa daños en la zona son evidentes y las autoridades cortaron los accesos. “La explosión fue grande, como pueden ver. El departamento de policía, sus socios federales, el FBI y la ATF [la agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos], están llevando a cabo la investigación”, dijo el portavoz de la policía. Los agentes, añadió, creen “que la explosión fue un acto intencionado”.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí


El lugar donde se produjo la explosión, que se llenó de un denso humo negro, es el centro turístico de la ciudad, lleno de bares, restaurantes y comercios. Unas calles que a menudo, por la noche, se llenan de jóvenes que acuden a locales de recreo y música en vivo. También es una zona de mucha actividad los días entre semana en horario comercial. La detonación hizo temblar algunos de los edificios aledaños. De haberse producido la explosión un día laborable por la mañana, advirtió el alcalde de la ciudad, John Cooper, el resultado podría haber sido muy diferente.

“No es un área muy poblada, pero la gente en los edificios adyacentes en su mayoría está bien y ha sido evacuada”, añadió el alcalde, que pidió en conferencia de prensa a la población que no se acerque al centro de Nashville y advirtió de que la zona permanecerá cerrada. El regidor recorrió la zona donde se produjo la explosión y habló de vidrios rotos, árboles caídos y aparatosas fugas de agua.

Un portavoz de la Casa Blanca aseguró que el presidente Trump, que se encuentra de vacaciones en su residencia de Florida, está siendo informado de los avances de las pesquisas. También estaba siendo informado el fiscal general interino, Jeff Rosen, al frente del Departamento de Justicia desde el miércoles, cuando se hizo efectiva la dimisión del fiscal general William Barr.

Sobre la firma

Es el redactor jefe de la sección de Sociedad. Ha sido corresponsal en Washington y en Londres, plazas en las que cubrió los últimos años de la presidencia de Trump, así como el referéndum y la sacudida del Brexit. Antes estuvo al frente de la sección de Madrid, de El País Semanal, y fue jefe de sección de Cultura y del suplemento Tentaciones.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción