Los apagones de Texas desatan un conflicto político

Los republicanos señalan las energías limpias como causantes de la crisis que mantiene a casi 500.000 hogares sin electricidad. El senador conservador Ted Cruz aviva la polémica con un viaje a Cancún en pleno caos

Vista aérea de un barrio de Austin (Texas). En video, imágenes de las afectaciones del temporal en diversos puntos del Estado.FOTO: AP | VIDEO: REUTERS

Los insólitos temporales invernales que azotan Texas desde la semana pasada han sumido al Estado sureño en una grave crisis de suministro eléctrico y, además, en un conflicto político. Los cortes se redujeron significativamente este jueves, pero todavía casi medio millón de hogares y negocios está sin luz, según la página web PowerOutage.us, que rastrea los cortes de luz en todo el país. La crítica situación se debe a la congelación de los generadores eléctricos y la demanda de luz sin precedentes por parte de los clientes para hacer frente a las bajas temperaturas, que durarán al menos hasta el sábado. Algunos representantes electos del Partido Republicano han responsabilizado a las turbinas eólicas de los cortes, pero la red eléctrica estatal ha rechazado esa hipótesis. Por si fuera poco, el senador conservador texano Ted Cruz añadió leña al fuego con un polémico viaje de vacaciones a Cancún con su familia en pleno caos.

Una nueva ola de aguanieve y bajas temperaturas pone en peligro de nuevo el suministro eléctrico para los casi tres millones y medio de hogares que sufrieron un apagón de tres días y que habían recuperado el servicio. El Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT), administrador de energía eléctrica de ese Estado, informó este viernes sobre el progreso de la recuperación del suministro energético de los clientes, aunque advirtió de que es posible que aún sean necesarios cortes rotatorios durante los próximos días para mantener estable la red. El suministro de agua también se ha convertido en un problema y se ha recomendado a siete millones de residentes, incluidos los que viven en las grandes ciudades como Houston y San Antonio, que hiervan el agua antes de beberla por motivos de seguridad.

Los clientes esperaron más de una hora bajo la lluvia helada para llenar sus tanques.

FOTOGALERÍA: Tres días sin electricidad en Texas

El gobernador de Texas, Greg Abbott, firmó este miércoles una orden ejecutiva que obliga a los proveedores de gas natural a detener los envíos fuera del territorio y a dirigirlos a los generadores de energía del Estado. Además, confirmó que todas las fuentes de energía se han visto afectadas por el temporal de frío, desde el carbón y la energía renovable hasta la planta de energía nuclear del Estado.

“Esto es lo que sucede cuando se fuerza a la red a depender en parte del viento como fuente de energía”, tuiteó el martes el congresista republicano Dan Crenshaw. En las tertulias de la cadena de televisión conservadora Fox News también responsabilizaron del desastre a las fuentes de energía limpia. Sin embargo, más de dos tercios del suministro de energía en Texas proviene de combustibles fósiles y, de hecho, el organismo ERCOT ha puntualizado que, si bien el hielo han provocado la parada de algunas turbinas eólicas, ese ha sido el factor “menos significativo” en los apagones.

Vacaciones en Cancún

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

En medio de la polémica y el malestar de los tejanos por los apagones, el senador republicano Ted Cruz añadió leña al fuego. Pocas horas después de que el Servicio Meteorológico Nacional en Austin / San Antonio alertase de un nuevo temporal de nieve que podría superar “los eventos invernales de la semana pasada”, comenzó a circular la imagen del republicano montándose en un avión con destino a Cancún (México) junto a su familia. En las redes sociales se le tildó de hipócrita, ya que un día antes del viaje había dicho en una entrevista que era posible que las muertes debidas al temporal ascendieran a un centenar: “Así que no se arriesgue. Mantenga a su familia a salvo y quédese en casa y abrace a sus hijos”, recomendó el senador a los tejanos.

En un intento de justificación, Cruz explicó este viernes que sus hijas le pidieron hacer un viaje con amigos aprovechando que esta semana están cerrados los colegios por las condiciones climáticas. “Queriendo ser un buen padre, volé con ellas anoche [miércoles] y volaré de regreso esta tarde”. El Partido Demócrata de Texas ha pedido al senador Cruz que renuncie tras el polémico viaje.

La ola de frío no se circunscribe a Texas, sino que más de 100 millones de personas están afectadas por algún tipo de alerta por un temporal que ha causado al menos 38 muertes en el país, bien por el propio frío, por accidentes de tráfico o por intentos desesperados por mantenerse calientes. Este fue el caso de una mujer y una niña que murieron intoxicadas con monóxido de carbono en Houston después de dejar en marcha el coche en un garaje para mantenerse calientes, según informó la policía. Es más que probable que cuando comience el deshielo “encontraremos más personas que no sobrevivieron a la tormenta”, advirtió Jason Spencer, portavoz de la oficina del Sheriff del condado Harris (Texas).

W. Nim Kidd, jefe de la División de Gestión de Emergencias de Texas, ha informado de que las distintas autoridades estatales están trabajando de manera conjunta para atender a residencias de mayores, hospitales o centros de diálisis que han informado de problemas como la rotura de tuberías de agua y escasez de oxígeno. Además, se ha aumentado hasta 300 el número de sitios habilitados para que los residentes, especialmente los sin techo, puedan protegerse del frío.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Sobre la firma

Antonia Laborde

Corresponsal en Washington desde 2018. Ha trabajado en Telemundo (España), en el periódico económico Pulso (Chile) y en el medio online El Definido (Chile). Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS