Condenado a 15 años tras declararse culpable uno de los acusados de matar a la periodista Caruana en Malta

La policía detiene a tres nuevos sospechosos de participar en el atentado de 2017 contra la informadora, que investigaba tramas corruptas en el país

La Valeta -
Una manifestación en la que se pedía justicia por la muerte de Daphne Caruana, en noviembre de 2019 en La Valeta.
Una manifestación en la que se pedía justicia por la muerte de Daphne Caruana, en noviembre de 2019 en La Valeta.STRINGER (AFP)

Uno de los acusados del asesinato de la periodista maltesa Daphne Caruana, en octubre de 2017, ha sido condenado este martes a 15 años de prisión. Vince Muscat, en prisión provisional junto con otros dos detenidos desde hace más de tres años, se ha declarado culpable de los cargos —planificar y ejecutar el atentado— horas antes de conocer su sentencia. Los dos supuestos cómplices de Muscat han seguido negando su responsabilidad. El asesinato con coche bomba de Caruana conmocionó al país más pequeño de la UE durante meses y causó estupor en Bruselas. La policía maltesa también ha detenido hoy a tres nuevos sospechosos de haber participado en el crimen. Los arrestos han sido motivados por la confesión de Muscat, según Reuters.

Caruana, que fue asesinada cuando tenía 53 años, era una de las periodistas más conocidas del país mediterráneo, de medio millón de habitantes. Durante años había destapado complejos entramados de corrupción, entre ellos la rama maltesa de los papeles de Panamá. Joseph Muscat, primer ministro maltés cuando ocurrió el atentado, cedió a las presiones internas e internacionales cuando anunció su dimisión a finales de 2019, tras la renuncia de tres ministros, protestas callejeras y ser criticado por supuesto encubrimiento y haber sido demasiado laxo con los grupos corruptos y criminales de la isla.

Vince Muscat, el autor confeso del crimen, llegó a un acuerdo con la fiscalía para evitar ser condenado a cadena perpetua, según el periódico Times of Malta. La juez Edwina Grima también le obliga a abonar 42.000 euros por las costas procesales. Los otros dos acusados de planear y ejecutar el asesinato, los hermanos George y Alfred Degiorgio, no han declarado en la vista de este martes y mantienen su declaración de no culpabilidad. Tanto Muscat como los hermanos Degiorgio están en la cincuentena y tenían antecedentes penales previos.

Un cuarto acusado, el empresario Yorgen Fenech, es sospechoso de haber sido el autor intelectual del crimen y actualmente está acusado de haber sido cómplice. Fenech, que niega cualquier vínculo con el asesinato, fue arrestado a finales de 2019 cuando trataba de huir de la isla de madrugada en un yate de lujo. Poco antes, Melvin Theuma, un taxista acusado en un caso distinto de lavado de dinero, reconoció estar implicado en la muerte de Caruana. Theuma dijo a la policía —a cambio de ser indultado— que él actuó de intermediario con los supuestos asesinos y señaló a Fenech como la persona que pagó por la ejecución del crimen. La justicia francesa investiga si las ganancias de Fenech en Francia (donde posee hoteles y caballos de carreras, entre otros activos) fueron utilizadas para sobornar a funcionarios públicos en Malta.

Los tres detenidos este martes, Jamie Vella y los hermanos Adrian y Robert Agius, son sospechosos de haber proporcionado a los asesinos la bomba y los códigos necesarios para hacerla explotar por control remoto, según ha declarado una fuente conocedora del caso a Reuters.

Poco antes de su muerte, el 16 de octubre de 2017, Caruana recibió la filtración de miles de documentos y correos electrónicos de Electrogas, una compañía relacionada con Fenech. Unos policías, que declararon ante la juez Grima el pasado agosto, señalaron que su principal hipótesis del crimen era que Fenech había ordenado el atentado contra Caruana para evitar que esta revelera una información comprometedora sobre la construcción de una central eléctrica por parte de Electrogas. La periodista fue asesinada en Bidnija, la pequeña localidad en la que residía desde los años noventa. Su domicilio fue atacado dos veces para tratar de intimidarla, en 1996 y en 2006.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS