China responde a las medidas de la UE con sanciones a 10 individuos y cuatro entidades

La iniciativa de Bruselas “socava seriamente las relaciones” bilaterales, advierte Pekín

Entrada al "centro de reeducación" en Xinjiang, así llamado por el Gobierno chino.
Entrada al "centro de reeducación" en Xinjiang, así llamado por el Gobierno chino.THOMAS PETER (Reuters)

De manera casi simultánea a la iniciativa de los Veintisiete, China, que ya había avisado de que tomaría medidas recíprocas en caso de que Bruselas optara por las sanciones, ha devuelto el golpe, aumentado, a Europa. En un comunicado, Pekín ha anunciado sanciones contra 10 parlamentarios europeos y académicos, y cuatro organizaciones a los que acusan de “perjudicar gravemente los intereses y la soberanía china, y difundir con malicia mentiras y desinformación”.

Las sanciones europeas anunciadas este lunes, ha considerado un Pekín indignado, “no se basan en nada más que mentiras y desinformación, desdeñan y distorsionan los hechos e interfieren gravemente en los asuntos internos chinos”. En opinión de la segunda economía del mundo, las medidas que ha adoptado Bruselas “violan de manera flagrante el derecho internacional” y “socavan seriamente” las relaciones entre China y la Unión Europea. Esto, cuando ambos bloques tienen pendiente de ratificar el acuerdo de inversiones que suscribieron en diciembre pasado.

En vídeo, el alto representante de Asuntos Exteriores de la UE, Josep Borrell, anuncia las nuevas sanciones hacia China en una rueda de prensa este lunes.Vídeo: FOTO: AFP | REUTERS

Como en el caso europeo, las medidas son más simbólicas que de verdadero alcance. Los individuos afectados no podrán viajar a la China continental ni a los territorios autónomos de Macao y Hong Kong. Las entidades no podrán desarrollar negocios ni actividades en suelo chino.

Entre las personalidades que verán restringidas sus posibilidades de viajar se encuentra el jefe de la delegación parlamentaria europea en China, el alemán Reinhard Butikofer. También está incluido el académico germano Adrian Zenz, uno de los primeros en hacer sonar la alarma sobre los “campos de reeducación” para la minoría uigur en Xinjiang y una de las voces más críticas en el mundo sobre los abusos de los derechos humanos contra ese grupo étnico de religión musulmana.

Más información
Ai Weiwei: “Occidente está perdiendo sus valores”
Estados Unidos y China minimizan sus desencuentros en la primera reunión bilateral de la era Biden en Alaska
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

También se incluye en las sanciones a otros cinco parlamentarios europeos, así como el diputado holandés Sjoerd Wiemer Sjoerdsma, el legislador belga Samuel Cogolati y Dovile Sakaliene, del Parlamento lituano. También se sanciona al académico sueco Björn Jerdén.

Entre las instituciones a las que China castiga se encuentra la Fundación para la Alianza de las Democracias, creada por el ex primer ministro danés Anders Fogh Rasmussen; el think tank alemán Merics, especializado en China; el Comité Político y de Seguridad del Consejo de la Unión Europea y el subcomité de Derechos Humanos del Parlamento Europeo.

La semana pasada el Ministerio de Exteriores chino ya había advertido a Bruselas contra cualquier medida de castigo. “Si la UE toma decisiones erróneas basadas solo en las mentiras malintencionadas de fuerzas antiChina, mostrará con claridad que se trata solo de una manipulación política. Si la UE insiste en tomar medidas incorrectas que perjudiquen los intereses chinos, reaccionaremos con firmeza”, sostuvo su portavoz Zhao Lijian.

En el comunicado de este lunes, el Gobierno chino acusa a la UE de aplicar un “doble rasero” e insta a los Veintisiete a “dejar de dar lecciones a otros sobre derechos humanos y de interferir en sus asuntos internos”. De lo contrario, advierte, tomará más medidas de represalia en el futuro.

Sobre la firma

Macarena Vidal Liy

Es la corresponsal de EL PAÍS en Asia. Previamente trabajó en la agencia EFE, donde ha sido delegada en Pekín, corresponsal ante la Casa Blanca y en el Reino Unido. También ha cubierto conflictos en Bosnia-Herzegovina y Oriente Medio como enviada especial. Es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS