La liga de béisbol entra en la batalla del voto de Georgia

Las empresas Delta y Coca-Cola se suman al boicot de la MLB que considera que la nueva legislación del Estado sureño restringe el derecho al voto

El logo del Partido de las Estrellas que debía celebrarse en julio en Atlanta (Georgia).
El logo del Partido de las Estrellas que debía celebrarse en julio en Atlanta (Georgia).TODD KIRKLAND (AFP)

Una ley de Georgia aprobada en marzo pasado que impone restricciones para votar ha provocado una tormenta política y el boicot de la liga de béisbol y dos grandes empresas con sede en Atlanta (capital de Georgia), Delta y Coca Cola. El partido clásico de media temporada de béisbol estaba programado para el próximo 13 de julio en el Truist Field de la capital sureña pero la MLB (Major League Baseball, Liga Principal de Béisbol) decidió retirar de Atlanta la edición 91ª del Partido de las Estrellas y el draft (selección de jugadores) de este año tras la aprobación reciente de la ley que limita el derecho al voto y que el presidente, Joe Biden, calificó como “el Jim Crow del siglo XXI”, en referencia a las normas que institucionalizaron la segregación racial en EE UU a finales del siglo XIX.

La Casa Blanca declaró que Biden estaba de acuerdo con la decisión de la MLB, ya que el mandatario había dejado muy clara su preocupación sobre la ley aprobada en Georgia que impone una normativa que hará más difícil el voto por correo y, por ejemplo, tipificar como delito dar agua o comida a la gente que pasa largas horas esperando en colas para votar en las elecciones. Gran parte de la gente a la que va a afectar la nueva ley son ciudadanos afroamericanos. El comisionado de la MLB, Rob Manfred, aseguró que la decisión la habían tomado tras discutir el boicot con los jugadores y con la Players Alliance, una organización de jugadores afroamericanos creada tras la muerte de George Floyd el año pasado por la violencia policial, que desató el movimiento social Black Lives Matter. “La MLB apoya fundamentalmente el derecho al voto para todos los americanos y se opone a las restricciones a la hora de acudir a las urnas”, puntualizó Manfred.

Barack Obama, expresidente de EE UU, sumaba su voz a la decisión de la MLB y la felicitaba por “tomar una posición en nombre de los derechos de todos los ciudadanos al voto”. Obama mencionaba en su declaración, a través de Twitter, a Henry Louis Aaron, legendario beisbolista afroamericano nacido en Alabama y que “lideró con el ejemplo”, según Obama, la lucha por los derechos civiles. El jefe ejecutivo de Delta, Ed Bastian, calificó la ley del voto como “inaceptable”, mientras que el presidente de Coca-Cola, James Quincey, tildaba la legislación como un “paso atrás”.

El Gobernador de Georgia, el republicano Brian Kemp, sufría así el primer revés social y económico tras la firma de la ley el pasado 25 de marzo. Kemp calificó la medida de la MLB como una decisión apresurada que supone que “la cultura de la cancelación y el resurgir de los activistas políticos vienen para acabar con todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida, los deportes incluidos”, declaraba el gobernador. “Si la izquierda no está de acuerdo contigo, los hechos y la verdad no importan”, dijo Kemp, quien aseguró que no daría marcha atrás en su legislación y que no permitiría que sus ciudadanos fueran víctimas de intimidación.

Por su parte, el expresidente Donald Trump también se sumó a la polémica y a la batalla de Georgia y urgió a todos sus seguidores a luchar contra “EL DESPERTAR DE LA CULTURA DE LA CANCELACIÓN”, boicoteando al béisbol y a las entidades que se habían manifestado a favor de la decisión de la MLB. De paso, Trump recordó que las elecciones habían sido robadas. “El béisbol ya pierde bastantes seguidores y ahora se van de Atlanta porque temen a los demócratas de izquierda radical que no quieren que la identificación de votantes, que se necesita de forma desesperada, tenga algo que ver con nuestras elecciones”, alegó Trump.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Sobre la firma

Yolanda Monge

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS