Un estudiante armado muere tiroteado por la policía en un instituto de Tennessee

Uno de los agentes fue herido cuando el joven abrió fuego en el centro escolar

La policía se despliega cerca del instituto East Magnet de Knoxville (Tennessee), donde este lunes se ha producido un tiroteo con varias víctimas.
La policía se despliega cerca del instituto East Magnet de Knoxville (Tennessee), donde este lunes se ha producido un tiroteo con varias víctimas.Brianna Paciorka/News Sentinel (Reuters)

Un estudiante ha muerto tiroteado por la policía en un instituto de Knoxville, en el Estado norteamericano de Tennessee. El joven, según una nota oficial, iba armado y abrió fuego contra los agentes que intentaban detenerlo. El suceso, que tuvo lugar a las 15.15 (hora local), ha ocurrido semanas después de otros dos trágicos tiroteos, uno en Atlanta (Georgia) y otro en Boulder (Colorado), que han reavivado el debate sobre la tenencia de armas de fuego entre la población civil estadounidense.

Los agentes acudieron al instituto Austin-East Magnet después de que una llamada los alertara de la presencia en el centro escolar de un joven “posiblemente armado”. El joven se encontraba en los cuartos de baño y, según la nota de la policía, disparó contra los agentes cuando estos se aproximaron. Uno de ellos fue alcanzado por las balas y posteriormente trasladado al UT Medical Center con heridas que no comprometían su vida. Los policías abrieron fuego y mataron al joven. Una persona fue detenida por la tarde en relación con los hechos, pero no se ofrecieron más detalles del suceso.

El responsable de los colegios del condado de Knox publicó un mensaje en Twitter en el que explicaba que el centro educativo había sido escenario de un tiroteo, que las autoridades se encontraban aún recogiendo información sobre la “trágica situación” y que los estudiantes “no involucrados” en el incidente habían sido devueltos a sus hogares. En un primer momento, los alumnos fueron trasladados a un campo de béisbol cercano.

El hecho se produce cuatro días después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, presentase un conjunto de medidas para endurecer el control de la venta de lotes para fabricar en casa armas sin número de serie, denunciando la “vergüenza nacional” que, a su juicio, supone el elevado número de tiroteos que se registran cada año en Estados Unidos. Otras iniciativas legislativas más ambiciosas —sobre las armas de asalto, entre otras— se encuentran actualmente estancadas en el Congreso.

La historia recuerda, sin embargo, que ni siquiera las matanzas más trágicas, como la perpetrada por un alumno de otro instituto de Parkland (Florida) en 2018 o la de la escuela de primaria de Sandy Hook en Newton (Connecticut) en 2012 han conseguido cambios sustanciales en el control del acceso a las armas de fuego en el país.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El jueves pasado, precisamente el mismo día en que Biden anunciaba estas medidas y criticaba esta “epidemia”, Bill Lee, el gobernador de Tennessee, donde se ha producido este último tiroteo, firmó una ley para permitir a todos los ciudadanos de más de 21 años portar (al descubierto o escondidas) revólveres o pistolas sin necesidad de un entrenamiento ni comprobación de su historial delictivo como paso previo. La nueva legislación, que excluye las armas largas, entra en vigor el 1 de julio.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Sobre la firma

Amanda Mars

Corresponsal jefe de EL PAÍS en EE UU. Comenzó su carrera en 2001 en Europa Press, pasó por La Gaceta de los Negocios y en 2006 se incorporó a EL PAÍS, donde fue subjefa de Economía y corresponsal en Nueva York. Desde 2017 vive en Washington. Ha cubierto dos elecciones presidenciales, unas legislativas, dos impeachment y un asalto al Capitolio.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS