Los feudos conservadores del sur de EE UU se expanden en el censo 2020

California y Nueva York pierden representatividad en el Congreso debido a la desaceleración del crecimiento de sus respectivas poblaciones

Gente caminando este lunes por una calle de Nueva York.
Gente caminando este lunes por una calle de Nueva York.Mark Lennihan (AP)

El peso político de los Estados del sur de Estados Unidos es mayor que hace 10 años, según han revelado este lunes las primeras cifras del censo realizado en 2020. Feudos conservadores como Texas, Carolina del Norte o Florida —se considera territorio pendular, pero votó a Donald Trump las dos veces— tendrán más escaños en el Congreso debido al aumento de su población en la última década. La Cámara de Representantes se compone de 435 miembros, por lo que cuando en un Estado aumenta su número de legisladores, en otros disminuyen. Entre los territorios que han perdido un escaño se encuentran Nueva York y California. Este último verá disminuir su representatividad por primera vez en 170 años de estatidad debido a la desaceleración de la migración.

La Oficina del Censo ha revelado que la población estadounidense alcanza los 331.449.281 ciudadanos, un aumento del 7,4% durante la última década. Este crecimiento es el menor desde 1930 y el segundo más bajo en la historia del país. Además de la reasignación de escaños en el Congreso, estas cifras dan el puntapié inicial a las batallas entre demócratas y republicanos por la redistribución de distritos. La información como origen étnico, género y vivienda se publicarán a finales de año. Donald Trump lideró una cruzada para incluir la pregunta sobre la ciudadanía, pero el Tribunal Supremo falló en contra de la pretensión del republicano por considerar que los argumentos para obtener esa información eran “forzados”.

Los datos cuantitativos junto a los más detallados se utilizarán en las legislaturas estatales o paneles independientes para volver a dibujar los mapas políticos.

Texas, con cuatro millones de habitantes nuevos, fue el Estado que salió más airoso, con dos nuevos escaños en la Cámara de Representantes. Florida, Montana, Carolina del Norte, todos republicanos, obtuvieron uno extra. Oregón y Colorado, demócratas, también agregaron uno. Entre los Estados que perdieron escaños figuran Illinois, Michigan, Pensilvania, Nueva York y California. Todos con gobernadores demócratas donde el presidente Joe Biden ganó en las elecciones de 2020. Ohio y Virginia Occidental también deben restar un representante.

Los cambios también afectan al número de votos que tiene cada Estado en el Colegio Electoral, la institución encargada de elegir al presidente estadounidense en base a los que votaron los electores de sus respectivos territorios. A los Estados se les asigna un voto electoral por cada senador y uno por cada miembro de la Cámara de Representantes. Por lo que, a partir de ahora, tres feudos republicanos tendrán más peso en la votación presidencial y dos núcleos progresistas, menos. En 2020, Biden ganó por 306 votos electorales frente a 232 de Trump. Con la nueva asignación, los votos hubieran sido 303 para el demócrata y 235 para el republicano. En una carrera reñida, tres votos pueden definir quién es el presidente de Estados Unidos.

El Estado más poblado del país sigue siendo California, símbolo de crecimiento desde el siglo XIX. En la última década sumó 2,3 millones de habitantes, un alza del 6,1%, pero perdió un escaño en el Congreso porque otros Estados superaron ese porcentaje de expansión. Con esto, los legisladores californianos pasarán de 53 a 52 en la Cámara de Representantes. La Oficina del Censo informó que Nueva York perdió un escaño por apenas 89 personas. Esto quiere decir que si 89 neoyorquinos hubiesen contestado el censo, el Estado no hubiese visto cómo su escaño número 27 pasaba a Minnesota.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El censo también impacta en quién traza los mapas de los distritos electorales, el llamado “gerrymandering”. “Aquel que controla el diseño de los distritos electorales puede controlar el Congreso”, decía Karl Rove, estratega republicano y asesor de George W. Bush. El proceso de rediseño es competencia de los congresos estatales, salvo en 13 de ellos que delegan la tarea en una comisión independiente. La mayoría de los territorios que se vieron impactados por los cambios del censo tienen legislaturas estatales republicanas o comisiones partidistas. Según escribió en la CNN el analista político Lincoln Mitchell, es previsible que Texas, Montana y Virginia Occidental, así como estados más competitivos como Ohio, Carolina del Norte y Pensilvania, tracen nuevas líneas que favorezcan al Partido Republicano.

En noviembre de 2022, los 435 escaños de la Cámara de Representantes se disputarán en las elecciones legislativas. Actualmente, 232 asientos son demócratas, frente a 197 republicanos. El presidente Joe Biden goza de que su partido controle tanto el Congreso como el Senado, pero el panorama favorecedor para sacar adelante su agenda progresista está garantizado solo hasta los comicios del próximo año. Por eso el censo es visto como el movilizador del centro de gravedad político de Estados Unidos. Esta vez, el eje se movió aún más hacia el sur conservador.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Sobre la firma

Antonia Laborde

Corresponsal en Washington desde 2018. Ha trabajado en Telemundo (España), en el periódico económico Pulso (Chile) y en el medio online El Definido (Chile). Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción