Dos mujeres guardan la espalda de Joe Biden

Por primera vez en la historia, las dos figuras sentadas detrás del presidente durante su discurso eran mujeres: Kamala Harris, vicepresidenta, y Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes

Kamala Harris, vicepresidenta de EE UU, saluda a Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, este miércoles.
Kamala Harris, vicepresidenta de EE UU, saluda a Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, este miércoles.Jim Watson (AP)

Tenía ganas de decirlo y lo pronunció en cuanto tuvo la primera oportunidad. “Señora presidenta, señora vicepresidenta. Ningún presidente ha dicho antes estas palabras desde este podio”. “Ya era hora”, respiró aliviado Joe Biden al presentar a Kamala Harris, la primera vicepresidenta de Estados Unidos, sentada junto a Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, los dos cargos de mayor rango tras el mandatario. La tradición establece que detrás del presidente de Estados Unidos se sienten su vicepresidente y el presidente de la Cámara de Representantes cuando mantiene una sesión conjunta ante las dos Cámaras del Congreso. En la noche de este miércoles, cuando Joe Biden se giró para saludar a esas dos personas, el país escribía nuevos renglones para la historia. Por primera vez, dos mujeres ocupaban esos cargos.

Harris y Pelosi ya habían tenido antes una primera vez. Harris ya se convirtió en la primera mujer en alcanzar la vicepresidencia del país tras las elecciones del pasado noviembre, mientras que Pelosi hizo historia ya hace años, en el final del mandato de George W. Bush. Desde entonces, cada vez que la Cámara de Representantes ha estado en manos de los demócratas, Pelosi ha sido su presidenta. Esta mujer de 81 años ha presidido discursos de la Unión de Bush hijo, Barack Obama y Donald Trump. Pelosi aplaudía esta noche, casi desaforadamente, cuando Biden acababa cada idea, cuando perfilaba los proyectos que devolverán a Estados Unidos la confianza en sí mismo, en la democracia, en palabras del mandatario.

En el último discurso que pronunció Donald Trump, en febrero de 2020, también hubo una primera vez. Al acabar el discurso, con las cámaras de televisión todavía grabando, en directo, Pelosi manifestó abiertamente su desacuerdo con las políticas del republicano rompiendo los folios del discurso que acababa de pronunciar Trump. La imagen quedó para la historia.

También fue mujer quien, en teoría, ejercía como lo que se denomina designated survivor (quien toma el mando en caso de una catástrofe en la que muera toda la cúpula del Gobierno, reunida en el Capitolio). Sin embargo, también por primera vez en muchas décadas, este año no se ha nombrado de forma oficial esa figura, aunque el honor recaía en Janet Yellen, secretaria del Tesoro.

El hemiciclo de la Cámara de Representantes lucía casi vacío. Solo pudieron asistir 200 personas, debido a las limitaciones que impone la pandemia de coronavirus. En situaciones normales, se hubieran congregado hasta 1.600 personas. Entre esa pequeña congregación se encontraba la primera dama, quien en esta ocasión no pudo llevar los habituales invitados al Congreso. Sin embargo, Jill Biden había reunido para la ocasión a una serie de personas como sus invitadas que siguieron en remoto el acontecimiento en directo. Entre ellos estaba Javier Quiroz, un dreamer (migrante llegado a EE UU siendo menor). Entró en el país a los tres años y se ha convertido en un enfermero que ha estado en la primera línea de la lucha contra el coronavirus. También estaba Stella Keating, de 16 años y primera transgénero en testificar frente a un comité del Senado en marzo de este año. Una noche para la historia, una noche de muchas mujeres y muchas primeras veces. Y aun así, hubo un espacio para una primera vez entre los hombres: Douglas Emhoff, primer segundo caballero de Estados Unidos, aplaudía desde el hemiciclo a su mujer, Kamala Harris.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Sobre la firma

Yolanda Monge

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción