España pide a Jair Bolsonaro compromisos en deforestación para que el acuerdo UE-Mercosur cuaje

La ministra de Exteriores se reúne con el presidente de Brasil durante una visita oficial

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, junto al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, este viernes en Brasilia.
La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, junto al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, este viernes en Brasilia.MINISTERIO DE EXTERIORES (Europa Press)

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, recibió este jueves en Brasilia a la ministra de Exteriores española, Arancha González Laya, durante unos 40 minutos. Entre los asuntos abordados se destacaron el medioambiente y el acuerdo comercial UE-Mercosur. La canciller planteó este viernes al comparecer junto a su homólogo brasileño, Carlos França, que España es partidaria de incluir un protocolo adicional en el pacto que “incluya compromisos en deforestación”. España confía en que esas garantías desatasquen la ratificación del mayor acuerdo comercial suscrito por la UE, que afronta fuertes reticencias de Austria y Francia.

La ratificación del acuerdo UE-Mercosur, cerrado hace dos años tras dos décadas de negociación, es una prioridad para el Gobierno español. El presidente Pedro Sánchez acaba de apremiar por carta a la Comisión Europea para que desbloquee el asunto.

Dentro de Mercosur también existen obstáculos. Entre ellos, la deforestación en la Amazonia, que en el último año batió el récord de los últimos doce años y que, según los indicios, sigue aumentando. La política medioambiental de Bolsonaro levanta sonoras críticas internacionales de las ONG pero también entre parlamentarios europeos.

Más información

González Laya ha recalcado que el acuerdo UE-Mercosur tiene el mejor capítulo de sostenibilidad de los firmados por la UE. Pero “El capítulo de sostenibilidad no es suficiente. Necesitamos perfeccionar este acuerdo, creando un protocolo adicional, un compromiso recíproco del Mercosur y la UE con el Acuerdo de París (...) y compromisos en materia de deforestación”, insistió González Laya. “Necesitamos perfeccionar el acuerdo para avanzar en el proceso de ratificación”, ha añadido en una comparecencia sin preguntas.

La ministra quiere conocer de primera mano la postura brasileña y de otros socios de Mercosur. “Todos los países de la UE queremos compromisos más claros en materia de lucha contra la deforestación”, ha declarado después la ministra a este diario. “Tenemos una ocasión de demostrar que un acuerdo comercial puede para servir unos objetivos de sostenibilidad”. Ese protocolo adicional debería contemplar, a su juicio, “compromisos concretos, mecanismos de verificación y de financiación”, un asunto que, recalca, compete negociar a la UE, no a España.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Bolsonaro ha emitido últimamente señales contradictorias en materia medioambiental. En la reciente cumbre del clima organizada por el presidente de EE UU, Joe Biden, reiteró la promesa de acabar con la deforestación para 2030, prometió alcanzar la neutralidad de carbono para 2050 y prometió un refuerzo de las inspecciones, pero al día siguiente confirmó un recorte del 24% en el presupuesto de la cartera.

La jefa de la diplomacia española enmarcó este viaje oficial en la estratégica relación entre España y Brasil, un país de 210 millones de personas en el que están implantadas numerosas compañías españolas y donde es el segundo país con mayor stock de inversiones, que rondan los 80.000 millones de dólares. España es también el octavo destino de las exportaciones brasileñas. González Laya, que la víspera se reunió con responsables empresas españolas implantadas en el gigante sudamericano, aseguró que “seguirán invirtiendo en Brasil”. El Programa de Aparcería de Inversiones de Brasil, el mayor del mundo en infraestructuras, por un monto de 70.000 millones de euros, es considerado una oportunidad para las compañías españolas.

Para dar continuidad a las relaciones bilaterales, los ministros han firmado un memorando (MOU) que creará un mecanismo permanente de consultas y facilitará los contactos periódicos, en la línea de la comisión binacional que ya existe entre España y México, según fuentes diplomáticas españolas, informa Miguel González desde Madrid.

La ministra se ha reunido con el ministro de Economía, Paulo Guedes, este viernes por la tarde antes de proseguir hacia Paraguay, segundo país en este viaje oficial. “Me ha transmitido un compromiso muy claro con mantener un ritmo de privatizaciones y de apertura de la economía brasileña”, ha dicho tras el encuentro. González Laya insiste en que la apuesta a largo plazo de las compañías españolas con Brasil es sólida.

En su afán por impulsar una política exterior feminista, la ministra se ha “reunido durante su visita a Brasil con mujeres empresarias, activistas, políticas, parlamentarias… en busca de impulsar el empoderamiento de mujeres y niñas”, ha explicado. Entre las invitadas, las diputadas Tabata Amaral, Joenia Wapichana, la primera diputada indígena, Celina Leão y Paula Belmonte, una fiscal, una comisaría de policía y activistas antirracistas.

“Mujeres de todos los orígenes políticos, desde las más a la derecha hasta las más a la izquierda, me han transmitido que queda un largo camino por recorrer y nos han pedido apoyo” para afrontar cuestiones como la violencia contra las mujeres, la violencia política contra las mujeres. La idea es que España comparta con ellas qué mecanismos han encontrado la judicatura, los partidos y otras instituciones para asegurar una mayor presencia de la mujer.

Esta visita de dos días a Brasilia es la primera de un miembro del Gobierno español al gigante sudamericano desde que en 2017 estuvo el entonces presidente Mariano Rajoy. La reunión entre la ministra y el presidente Bolsonaro se celebró en el palacio de Planalto. En las fotos difundidas, todos los presentes están distanciados y sin mascarillas.

La llegada de Bolsonaro al poder se ha traducido en un creciente aislamiento internacional de su país. Abandonó la tradicional equidistancia de Brasil en política exterior para aliarse con los EE UU de Donald Trump. Su derrota en noviembre le dejó sin su más valioso aliado. En estos dos años, el mandatario brasileño ha sido anfitrión de una cumbre de los BRICS a la que asistieron Xi Jinping, Vladimir Putin, Narendra Modi y Cyril Ramaphosa y ha recibido en Brasilia a los presidentes de las vecinas Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay.

Por su parte, la ministra española llegó a Brasil para relanzar las relaciones bilaterales tras haber viajado a México, Colombia, Uruguay o República Dominicana y haber recibido en Madrid a sus homólogos de Chile o Argentina.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción