Halladas otras 182 tumbas sin marcar en un antiguo internado para niños indígenas en Canadá

El tercer descubrimiento de este tipo en menos de cinco semanas eleva a 1.100 el número de cuerpos

Tres técnicos operan un georradar el pasado 24 de junio para localizar tumbas en Saskatchewan (Canadá).
Tres técnicos operan un georradar el pasado 24 de junio para localizar tumbas en Saskatchewan (Canadá).Primera Nación Cowessess (Primera Nación Cowessess / EFE)

La reserva Lower Kootenay ha anunciado este miércoles el hallazgo de 182 tumbas sin marcar en terrenos del antiguo internado para niños indígenas de St. Eugene’s Mission, ubicado en la localidad de Cranbrook (este de la provincia de Columbia Británica; a unos 850 kilómetros de Vancouver). Este descubrimiento se suma a otros dos realizados en las últimas semanas y ya son más de 1.100 los restos de menores indígenas encontrados.

Más información

“Creemos que estas 182 almas pertenecen a la nación Ktunaxa, a las Primeras Naciones vecinas y a la comunidad Aqam”, declaró en un comunicado Jason Louie Pierre, jefe de esta reserva. Louie Pierre agregó que su reserva “tiene sobrevivientes de la escuela de St. Eugene’s Mission”, por lo que pide al público en general respeto en estos duros momentos. Un centenar de niños pertenecientes a esta comunidad fueron obligados a vivir en este centro.

El antiguo internado de St. Eugene’s Mission estuvo abierto entre 1912 y 1970. Fue administrado por congregaciones católicas y recibió a unos 5.000 menores procedentes de grupos autóctonos de Columbia Británica y Alberta. Esta institución formó parte de la red de 139 internados que operó en Canadá entre 1883 y 1996 para asimilar a estos menores a la cultura dominante. Una comisión creada para investigar lo ocurrido en estos centros entregó en 2015 un informe donde concluyó que se trató de un “genocidio cultural”. Los distintos testimonios señalan que los castigos físicos, la violencia sexual, la negligencia, la explotación laboral y el racismo fueron comunes en estas instituciones financiadas por Ottawa y gestionadas por grupos religiosos (más del 70% católicos).

Muchos de estos niños jamás volvieron a sus comunidades. La comisión estableció en 2019 que al menos 4.134 menores fallecieron en estos centros. Otros expertos calculan que la cifra supera con facilidad los 6.000. Distintas enfermedades –combinadas con un ambiente de abandono- terminaron con miles de vidas. Otros fallecimientos se dieron por incendios y suicidios. Sin embargo, las causas siguen siendo un misterio en diversos casos.

El pasado 27 de mayo, Rosanne Casimir, jefa de la reserva Tk’emlups te Secwépmc anunció el hallazgo de los restos de 215 menores indígenas –algunos de apenas tres años de edad- en los terrenos del antiguo internado de Kamloops, en la provincia de Columbia Británica. El 24 de junio, Cadmus Delorme, jefe de la reserva Cowessess, informó del descubrimiento de 751 tumbas sin marcar en terrenos del otrora internado de Marieval (provincia de Saskatchewan). “No es una fosa común; son tumbas sin nombre”, manifestó Delorme. Aseguró también que la Iglesia católica retiró las lápidas en los años sesenta.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Al igual que en Kamloops y Marieval, el hallazgo en St. Eugene’s Mission fue posible gracias a un georradar. El comunicado de la reserva Lower Kootenay señaló que las tumbas son poco profundas, de aproximadamente un metro de bajo tierra. Los líderes de esta comunidad indicaron que compartirán más detalles en los próximos días. Pocos años después de su cierre, este antiguo internado fue convertido en un hotel y casino, con un campo de golf adyacente.

Perry Bellegard, jefe de la Asamblea de Primeras Naciones de Canadá, escribió en Twitter: “Lo he dicho antes, y lo diré nuevamente: este es el comienzo de estos descubrimientos. Pido a todos los canadienses que se unan a las Primeras Naciones para exigir justicia”. Los hallazgos en Kamloops y Marieval desencadenaron una ola de reacciones para que el Gobierno federal brinde toda la ayuda posible para encontrar, identificar y conmemorar a los menores desaparecidos, una de las recomendaciones hechas por la comisión en 2015. Asimismo, las peticiones hacia la Iglesia católica no dejan de aumentar. Diversas voces exigen que el Papa se disculpe por lo ocurrido en los internados, que la Santa Sede cubra las deudas pendientes en materia de indemnizaciones y abra archivos para apoyar en las pesquisas.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción