Un millar de militares afganos escapan a Tayikistán en medio del avance de los talibanes

El Gobierno de Dushanbé se abre a instalar campos de refugiados ante una mayor llegada de personas del otro lado de la frontera

Militares afganos en un control de carretera en las afueras de Kandahar este lunes.
Militares afganos en un control de carretera en las afueras de Kandahar este lunes.M SADIQ (EFE)

Un millar de soldados afganos cruzaron la frontera este domingo y se refugiaron en Tayikistán en medio de los combates desatados en el noreste del país con los talibanes, que continúan ganando terreno mientras las tropas internacionales, especialmente las estadounidenses, regresan a sus países tras 20 años en el país asiático. La salida de los militares afganos es interpretada como un signo de debilidad del Ejército local frente a la creciente amenaza de las milicias extremistas.

Más información

El Gobierno de Dushanbé no descarta tener que empezar a instalar campos de refugiados ante una posible llegada de más afganos desde el otro lado de la frontera, informa Reuters. El presidente afgano, Ashraf Ghani, conversó por teléfono el domingo para analizar los acontecimientos con su homólogo tayiko, Emomali Rakhmon. Este a su vez habló este lunes con el presidente ruso, Vladímir Putin, que le ofreció ayuda si fuera necesaria.

“Su intención no era rendirse. Habían reclamado refuerzos pero su petición fue ignorada”, comentó a la agencia France Presse Abdul Basir, miembro de un batallón con base en la provincia de Badakhshan, junto a la frontera tayika, por donde abandonaron el país algunos de los soldados.

El viernes las tropas estadounidenses anunciaron su salida efectiva de Bagram, la mayor base militar que han tenido en territorio afgano en las dos últimas décadas. Solo tres días después, las autoridades de Tayikistán han anunciado mediante un comunicado la llegada a su territorio de 1.037 soldados para “salvar sus vidas tras enfrentamientos armados con los talibanes”.

El comunicado, citado por France Presse, añade que los insurgentes se ha hecho con el control de seis distritos de la provincia de Badakhshan, que comparte 910 kilómetros de frontera con Tayikistán. Los talibanes controlan ya desde finales de junio el principal paso fronterizo de la zona, así como otros secundarios y la vía de acceso a la ciudad afgana de Kunduz, capital de la provincia de mismo nombre, y situada a medio centenar de kilómetros de la frontera.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Ese millar de soldados es la mayor cifra de los que han cruzado la frontera. Pero no son los primeros en unos movimientos que se llevan repitiendo en las últimas semanas gracias al principio de buena vecindad y no ingerencia en asuntos internos de su vecino que aplican las autoridades tayikas.

Las tropas de EE UU mantienen su ritmo de salida de Afganistán, incluso piensan completarlo antes de lo previsto. El presidente estadounidense había fijado como fecha límite el 11 de septiembre, cuando se cumplen 20 años de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York. Esa retirada coincide con el avance de los talibanes, que van ganando terreno a medida que el Ejército local se va haciendo cargo de la seguridad del país. El Gobierno prepara una contraofensiva del Ejército afgano, según declaró a la agencia rusa Ria Novosti y recoge France Presse citando al consejero nacional de Seguridad, Hamdullah Mohib.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción