Arrestados en Túnez dos diputados y procesados cuatro opositores al presidente Said

El mandatario sigue sin nombrar primer ministro, pero ha nombrado para la cartera de Interior a un policía que era uno de sus consejeros

El presidente Kais Said recibe este viernes al ministro de Exteriores saudí, Faisal bin Farhan Al-Saud, en el palacio de Cartago
El presidente Kais Said recibe este viernes al ministro de Exteriores saudí, Faisal bin Farhan Al-Saud, en el palacio de CartagoDPA vía Europa Press (Europa Press)

Durante las últimas horas ha aumentado la preocupación entre las filas de la oposición tunecina por la posible deriva autoritaria del presidente del país, Kais Said, después del arresto de dos diputados -uno liberado este sábado- y el procesamiento de cuatro miembros del partido Ennahda. Las medidas contra varios opositores llegan casi una semana después de que Said, que fue elegido en las urnas en 2019 con un apoyo abrumador, se arrogara plenos poderes ejecutivos, destituyera al primer ministro y suspendiera las labores del Parlamento en una interpretación forzada de un artículo de la Constitución diseñado para situaciones de “peligro inminente” para la nación.

El primer diputado en ser detenido es Yasin Ayari, elegido como candidato independiente y fundador luego de un pequeño partido. Fue arrestado el viernes por la tarde después de que se presentaran en su residencia 20 agentes vestidos de paisano que aseguraron pertenecer a una unidad de élite de la Guardia Presidencial, según informó su esposa a la agencia Reuters. Ayari se ha mostrado muy crítico con el presidente Said y con el Ejército, sobre todo en su página de Facebook.

Más información

De hecho, Ayari ya fue condenado a tres meses de cárcel en 2018 por “injurias” a las Fuerzas Armadas, pero no llegó a entrar en la cárcel al disponer de inmunidad parlamentaria. Entre las medidas excepcionales adoptadas por Said el pasado domingo figura el levantamiento de la inmunidad a todos los diputados de la Asamblea de Representantes del Pueblo. En 2015, Ayari cumplió cuatro meses de cárcel bajo la misma acusación.

“Lo arrestaron por la fuerza mientras su madre gritaba”, ha explicado su esposa, Cyrine Fitouri, que aseguró que los agentes impidieron la grabación del violento arresto.

Unas horas más tarde fue detenido Maher Zid, según informó la radio tunecina Mosaique, y confirmó en su página de Facebook la abogada del político, Inés Harrath. Zid pertenece a la Coalición Karama, creada antes de las elecciones de 2019, y que se convirtió en cuarta fuerza. Zid fue liberado este sábado tras comprobarse que no tenía causas pendientes, informó Webdo citando a Mosaique. La coalición ha criticado durante las medidas excepcionales adoptadas por Kais Said. La ideología de Karama es una mezcla de conservadurismo moral cercano al salafismo y radicalismo político. Zid, que fue condenado a cuatro años de cárcel en 2017, no se presentó a la convocatoria de la justicia militar el día 26 de julio, lo que ha llevado a su arresto.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Por otro lado, la agencia oficial tunecina, TAP, ha informado de que cuatro miembros del partido islamista Ennahda, el primero del Parlamento y el más crítico con el órdago de Said, que ha calificado de golpe de Estado, han sido procesados por “intento de la comisión de actos violentos delante del Parlamento después del anuncio de las medidas del presidente”. Dos de los procesados son miembros del Consejo de la Shura, el máximo órgano interno de Ennahda, mientras un tercero es guardaespaldas de Rachid Ghannouchi, líder del partido islamista y actual presidente del Parlamento.

Evitar una escalada

El lunes, el día después del golpe de fuerza de Said, Ennahda hizo un llamamiento a sus militantes a protestar frente al Parlamento. Centenares de seguidores acudieron, y se produjeron varios momentos de tensión entre las fuerzas de seguridad que habían clausurado el Parlamento y los manifestantes, así como entre estos y algunos grupos de seguidores de Said. Sin embargo, la jornada terminó sin ningún herido de gravedad, ni ningún arresto. Horas después, los líderes de la formación islamista cambiaron de estrategia e instaron a sus militantes a permanecer en sus casas para evitar una escalada de tensión.

Otra medida presidencial que ha suscitado preocupación entre los líderes de la oposición es el hecho de que el boletín oficial donde se publicó el jueves la suspensión de las labores del Parlamento por un mes establece que la medida es prorrogable, algo que no explicitó el presidente en su discurso a la nación del domingo. Said, que todavía no ha nombrado un primer ministro a pesar de que le han apremiado tanto la sociedad civil tunecina como las cancillerías de varios países, sí ha escogido ya la persona que dirigirá el Ministerio del Interior. Se trata de Ridha Gharsallaoui, un oficial de policía que hasta ahora desempeñaba la labor de consejero del presidente en asuntos de seguridad nacional.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción