El chavismo libera al dirigente opositor venezolano Freddy Guevara

El dirigente se muestra dispuesto a colaborar con el proceso de diálogo iniciado entre el Gobierno de Maduro y la oposición en México

El líder opositor Freddy Guevara (izquierda), junto a su padre, tras salir de la cárcel este domingo.
El líder opositor Freddy Guevara (izquierda), junto a su padre, tras salir de la cárcel este domingo.Ariana Cubillos (AP)

El líder opositor venezolano Freddy Guevara, militante del partido Voluntad Popular, salió este domingo de la cárcel de El Helicoide, del Servicio Bolivariano de Inteligencia en la ciudad de Caracas, beneficiado con una medida judicial inesperada decretada dos días después de comenzar el dialogo entre el chavismo y la oposición en México. Guevara llevaba 34 días preso en este centro penitenciario, luego de haber sido acusado de tener vínculos con paramilitares y grupos delincuentes, bajo los cargos judiciales de “terrorismo”, “traición a la patria” e “instigación a delinquir”.

La liberación de Guevara fue recibida con alegría por la mayoría de los sectores sociales y políticos del país, incluso entre aquellos que le han sido especialmente críticos. “No tengo claridad de cuáles son las medidas (judiciales). No tengo claro cuáles son las limitaciones. Lo que sí sé es que mi libertad es condicional y la libertad de todos los venezolanos también”, declaró un prudente Guevara a la prensa cuando se le preguntó sobre las causas de esta decisión y su nuevo estatus judicial. El dirigente fue recibido a su salida de prisión por su padre, familiares y simpatizantes.

El dirigente político se mostró dispuesto a colaborar para darle continuidad al proceso de diálogo iniciado entre el chavismo y la oposición en México. Ambas partes firmaron el primer Memorándum de Entendimiento como parámetro básico con los puntos sobre los cuales hay que trabajar para alcanzar acuerdos.

Más información
Pactar en Venezuela
El chavismo intensifica el acoso contra el entorno de Juan Guaidó

La información que se filtró a algunos medios daba cuenta de que a Guevara, un cercano colaborador de Juan Guaidó, se le permitiría incorporarse al equipo negociador de la oposición que se acaba de sentar en México con una delegación del chavismo, con la intermediación del Gobierno de Noruega. Guevara ocuparía entonces el lugar de Carlos Vecchio, el encargado diplomático de Guaidó en los Estados Unidos, también militante de Voluntad Popular, cuya presencia estaba siendo objetada por la delegación chavista. Esta información se está considerando como una posibilidad cierta por el equipo de trabajo cercano a Guaidó.

La concesión hecha por el Gobierno de Nicolás Maduro es, al mismo tiempo, un nuevo testimonio de su poder, incluso en su capacidad para escoger a sus interlocutores o meterlos en prisión. Guevara fue encarcelado el 12 de julio, acusado de financiar al hampa común, mientras estaba presente en el país la delegación de la Unión Europea que agotaba gestiones entre las partes para evaluar la organización de unos comicios regionales con garantías el próximo mes de noviembre. El líder opositor participaba en estas gestiones.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

“Sin dudas es un mensaje, para él y para los otros: recuerda con quién estás negociando”, afirma el politólogo y consultor Osvaldo Ramírez. “Lo que el Gobierno de Maduro está diciendo, sin decirlo, es: estamos en la búsqueda del mantenimiento del poder y ten mucho cuidado con lo que vas a hacer y lo que vas a decir”. Como otros observadores locales, Ramírez piensa que la decisión de incluir de nuevo a Guevara en el equipo de negociador “busca incorporar posiciones distintas, más flexibles de las que puedan tener otras personas, porque el comienzo de las conversaciones ha estado muy tenso”

Ni el Gobierno de Maduro, ni los compañeros de Guevara en la oposición, se han pronunciado oficialmente sobre la medida judicial concedida al político de Voluntad Popular. El equipo de prensa de Juan Guaidó emitió un comunicado poniendo de relieve aspectos destacados del encuentro en México, donde afirma que “el régimen de Maduro se tuvo que sentar”, aún a pesar de no haber retirado las sanciones en su contra. “Que en las negociaciones haya que discutir sobre el cumplimiento a la Constitución reitera aquello que llevamos años denunciando: que el régimen ha violentado sistemáticamente nuestra Carta Magna para poder secuestrar y atentar contra los venezolanos”, dice el documento.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS