El retorno de las marchas de protesta en la frontera de Gaza amenaza el alto el fuego con Israel

La aviación israelí bombardea posiciones de Hamás tras los incidentes, que han causado heridas a 41 palestinos y a un policía israelí

Un manifestante palestino arroja piedras a las fuerzas israelíes, el sábado en la frontera entre Israel y Gaza.
Un manifestante palestino arroja piedras a las fuerzas israelíes, el sábado en la frontera entre Israel y Gaza.MOHAMMED SABER (EFE)

La aviación de combate israelí ha bombardeado en la madrugada de este domingo posiciones militares de Hamás en la franja de Gaza en respuesta a las marchas de protesta del sábado en la frontera del enclave. En los incidentes resultaron heridos de bala 41 palestinos, entre ellos un niño de 13 años que recibió un tiro en la cabeza, así como un francotirador de la policía de fronteras (cuerpo militarizado), que se encuentra hospitalizado en estado muy grave tras ser atacado con una pistola. El retorno de las manifestaciones ante la línea divisoria de separación amenaza con desatar nuevos enfrentamientos tras el alto el fuego alcanzado hace tres meses entre Israel y las milicias islamistas gazatíes, que puso a fin a una escalada bélica que se prolongó durante 11 días y causó la muerte de 250 palestinos y 13 israelíes.

El estallido de violencia se ha producido a pesar del anuncio de Israel del pasado jueves por el que se volvía autorizar a Qatar a enviar fondos de ayuda humanitaria para la población de Gaza, que habían sido bloqueados tras los combates de mayo, los más intensos registrados en la Franja desde la guerra abierta de 2014.

Más información
El nuevo Gobierno de Israel se tambalea por una ley que discrimina a los palestinos
Israel deportó hace 50 años a cientos de palestinos a campos de concentración en el Sinaí

Entre marzo de 2018 y diciembre de 2019 miles de palestinos se manifestaron cada semana en la frontera del enclave costero para reclamar el fin el bloqueo israelí, impuesto en 2007 después de la toma del poder de Hamás en Gaza, y el derecho del retorno de los refugiados. Más de 300 gazatíes perdieron la vida a consecuencia de los disparos de francotiradores israelíes durante la oleada de marchas multitudinarias.

Las protestas han resurgido en vísperas de la primera visita oficial a Estados Unidos del jefe del Gobierno, Naftali Bennett. En contra de la práctica habitual, el Gobierno israelí se abstuvo de ordenar una acción de represalia el pasado lunes por el lanzamiento de un cohete desde la Franja –el primero en casi tres meses y que fue interceptado por el sistema defensivo Cúpula de Hierro– en un intento de frenar la tensión ante la reunión en la Casa Blanca prevista el día 26.

Las facciones palestinas de Gaza han anunciado en un comunicado difundido este domingo que van a proseguir las protestas en la valla de separación. “Israel debe asumir su responsabilidad por el retraso en la reconstrucción y el levantamiento del bloqueo”, advirtieron. El acuerdo con Qatar para volver a enviar fondos de ayuda (100 dólares mensuales) destinados a 100.000 familias necesitadas incluía la financiación del suministro de combustible a la única central eléctrica de la Franja. No es el caso del pago de los salarios de los funcionarios dependientes de la Administración de Hamás, que ha sido bloqueado por Israel. La entrada de materiales para la reconstrucción de las más de 2.000 viviendas destruidas o dañadas por los bombardeos de mayo se ha visto además limitada,

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

La negociación de una tregua definitiva entre ambas partes, con la mediación de Egipto y Naciones Unidas, sigue estancada en el escollo de la devolución de dos civiles israelíes cautivos en Gaza y de los restos de dos militares abatidos durante la denominada Operación Margen Protector, en el verano de 2014. Hamás reclama a cambio la liberación de centenares de detenidos palestinos en las cárceles israelíes.

Tras los bombardeos contra cuatro fábricas y depósitos de armamento de Hamás, el Ejército israelí ha reforzado su despliegue en torno a la frontera gazatí. Los analistas de defensa de la prensa hebrea no descartan nuevas represalias si pierde la vida el policía de fronteras que recibió en la cabeza un tiro disparado desde el enclave, cuyo estado es crítico.

Frente al reiterado lanzamiento de globos incendiarios y explosivos desde la frontera de Gaza hacia zonas cultivadas israelíes, el Gobierno encabezado por el ultranacionalista Bennett desde hace poco más de dos meses, en una coalición que incluye a un partido pacifista y a otro islamista, ha tenido que hacer equilibrios para evitar un rebrote de los enfrentamientos mientras busca un acercamiento con Egipto y se dispone a recibir en Washington el espaldarazo del presidente Joe Biden.

Sigue toda lainformación internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Juan Carlos Sanz

Es el corresponsal para Oriente Próximo en Jerusalén desde 2015. Antes fue jefe de Internacional. En 20 años como enviado de EL PAÍS ha cubierto conflictos en los Balcanes, el Magreb, Irak y Turquía, entre otros destinos. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza y máster en Periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS