La ONU ve con preocupación las nuevas actividades en un reactor nuclear en Corea del Norte

Un informe del Organismo Internacional de Energía Atómica apunta que el país puede haber reiniciado la producción de plutonio para armas nucleares

Personas en la estación de trenes de Seúl miran la pantalla de una televisión que enseña una imagen de satélite de la planta nuclear de Yongbyon, este lunes.
Personas en la estación de trenes de Seúl miran la pantalla de una televisión que enseña una imagen de satélite de la planta nuclear de Yongbyon, este lunes.Ahn Young-joon (AP)

El organismo de control atómico de la ONU alerta de la posible reactivación de un reactor nuclear que se cree que produjo plutonio para armas nucleares en Corea del Norte. Los signos de la operación del reactor de cinco megavatios fueron los primeros en ser detectados desde fines de 2018, dijo el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en un informe, fechado el viernes. El organismo clasificó las actividades como “profundamente preocupantes” y destacó los esfuerzos norcoreanos para expandir su arsenal.

Según el informe, “desde principios de julio de 2021, ha habido indicios, incluida la descarga de agua de refrigeración, en consonancia con la operación”. Las actividades se refieren al reactor en Yongbyon, un complejo nuclear en el corazón del programa nuclear de Corea del Norte. El organismo no ha tenido acceso a Corea del Norte desde que Pyongyang expulsó a sus inspectores en 2009. El país siguió adelante con su programa de armas nucleares y pronto reanudó las pruebas nucleares. La última fue en 2017. Desde su expulsión, el OIEA supervisa a Corea del Norte desde lejos, principalmente a través de imágenes de satélite.

Más información
Estados Unidos y Rusia buscan en Ginebra renovar los acuerdos de control de armas nucleares
Guerra al K-pop: Kim Jong-un redobla su cruzada cultural contra Corea del Sur

Las imágenes de satélite comerciales muestran una descarga de agua, lo que respalda la conclusión de que el reactor está funcionando nuevamente, dijo Jenny Town, directora del proyecto de monitoreo a Corea del Norte 38 North, con sede en Estados Unidos. “No hay forma de saber por qué el reactor no estaba funcionando anteriormente, aunque hubo trabajos en el depósito de agua durante el año pasado para asegurar suficiente agua para los sistemas de enfriamiento”, afirmó Town.

Para Town el momento le parece “un poco extraño”, dada la tendencia a inundaciones en las próximas semanas o meses que podrían afectar las operaciones del reactor. El año pasado, 38 North dijo que las inundaciones de agosto podrían haber dañado las casas de bombeo vinculadas a Yongbyon, destacando cuán vulnerables son los sistemas de enfriamiento del reactor nuclear a los eventos climáticos extremos. Las lluvias estacionales provocaron inundaciones en algunas áreas este año, según los medios estatales, pero aún no ha habido informes de amenazas al Centro de Investigación Científica Nuclear de Yongbyon.

Un lugar clave

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

En una cumbre de 2019 en Vietnam con el expresidente de Estados Unidos Donald Trump, el líder norcoreano Kim Jong-un se ofreció a desmantelar Yongbyon a cambio de un alivio de una serie de sanciones internacionales sobre armas nucleares y programas de misiles balísticos. En ese momento, Trump dijo que rechazaba el acuerdo porque Yongbyon era solo una parte del programa nuclear de Corea del Norte y no era una concesión suficiente para justificar la relajación de tantas sanciones.

La administración del presidente estadounidense Joe Biden ha dicho que se acercó a los norcoreanos para proponer conversaciones, pero Pyongyang ha dicho que no tiene interés en negociar sin un cambio de política por parte de Estados Unidos. Joshua Pollack, investigador del Centro James Martin de Estudios de No-proliferación, añade: “No existe un acuerdo que regule estas instalaciones desde hace mucho tiempo”.

En junio, el OIEA señaló indicios de posibles trabajos de reprocesamiento en Yongbyon para separar el plutonio del combustible de reactor gastado que podría utilizarse en armas nucleares. En el informe del viernes, la agencia dijo que la duración de ese trabajo aparente —desde mediados de febrero hasta principios de julio— sugería que se manejó un lote completo de combustible gastado, en contraste con el tiempo más corto necesario para el tratamiento o mantenimiento de desechos. También hubo indicios de actividades mineras y de concentración en una mina y planta de uranio en Pyongsan, y actividades en una supuesta instalación de enriquecimiento encubierta en Kangson, agregó el informe.

Para Pollack es una “apuesta segura” que Corea del Norte quiere cualquier plutonio recién separado para armas, y agregó que en un discurso de este año, Kim dio una larga lista de armas avanzadas en desarrollo, incluidas más bombas nucleares.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS