Maduro incluye a Alex Saab en el diálogo con la oposición venezolana y tensa la negociación en México

El presidente de la delegación oficial, Jorge Rodríguez, considera que el empresario colombiano preso en Cabo Verde está “secuestrado desde hace 400 días”

Jorge Rodríguez,, presidente de la Asamblea Nacional  de Venezuela, anuncia la decisión de incorporar al empresario Alex Saab como delegado en la mesa de negociaciones con la oposición, el 14 de septiembre de 2021.
Jorge Rodríguez,, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, anuncia la decisión de incorporar al empresario Alex Saab como delegado en la mesa de negociaciones con la oposición, el 14 de septiembre de 2021.Asamblea Nacional de Venezuela

El Gobierno de Venezuela ha decidido integrar al empresario colombiano Alex Saab, presunto testaferro y operador económico del Gobierno de Nicolás Maduro, en la mesa de diálogo con la oposición que se desarrolla en México, ha informado este martes Jorge Rodríguez, jefe de la delegación venezolana y presidente de la Asamblea Nacional. Saab es requerido por la justicia de Estados Unidos por presunto lavado de dinero, pero el chavismo le defiende como diplomático. “Vamos a oficiar de inmediato a los facilitadores del Gobierno de Noruega y a los países acompañantes y a la delegación opositora de esta decisión del Gobierno bolivariano”, ha informado Rodríguez desde la sede de la Asamblea en Caracas.

El funcionario venezolano ha asegurado que Saab se incorporará como delegado pleno ante la mesa social que fue aprobada en el acuerdo firmado en México el lunes, que se ocupará de la gestión de la crisis humanitaria y el acceso a las vacunas. Saab fue detenido en Cabo Verde en junio del año pasado y desde entonces el chavismo ha exigido su libertad. Antes de su detención el chavismo negaba que fuera su principal contratista y lo mantenía en la sombra. Ahora lo considera alguien esencial. La Corte Constitucional de Cabo Verde decidió el pasado 13 de agosto la extradición del empresario a Estados Unidos. Saab, sin embargo, presentó una última apelación en la que alegaba que su proceso de extradición se inició “aplicando reglas inconstitucionales”, que el tribunal declaró improcedente hace unas semanas.

Más información
El diálogo de Venezuela en México se reanuda con el foco puesto en las elecciones de noviembr
Rusia considera la extradición de Alex Saab una amenaza a las negociaciones de México

Desde su detención, un laberinto de recursos judiciales ha recorrido el caso para evitar la extradición del que hasta entonces estaba en las sombras como el contratista más favorecido por el Gobierno venezolano, involucrado en negocios de importación de alimentos, petróleo, carbón, construcción y minería. Esta semana se sumó esta semana una nueva solicitud de sus abogados para pedir explicaciones a la Corte sobre la decisión y esta nueva carta que el chavismo se juega en lo político para presionar por liberación y condicionar las conversaciones con la oposición. Es esta también la primera reacción del chavismo a la aprobación, aparentemente sin vuelta atrás, de la extradición de Saab, luego de la sentencia de la Corte de Cabo Verde del pasado 7 de septiembre.

“Está secuestrado en una cárcel en el extranjero, violándose toda la normativa internacional del acuerdo de Ginebra, los derechos humanos y el derecho al libre proceso”, ha alegado Rodríguez. “El castigo al que ha sido sometido fue perpetrado por haber estado, precisamente, cumpliendo funciones como las que estamos hablando en este momento en la mesa de negociación en México. Se encontraba cumpliendo funciones para obtener medicamentos, alimentos para el pueblo de Venezuela en medio del más feroz bloqueo que haya conocido la historia de nuestro país”.

Aunque el movimiento del chavismo ha sido totalmente inesperado, la semana pasada Rusia, país acompañante en el diálogo en México, había advertido que la inminente entrega del empresario colombiano a Estados Unidos amenazaría los acuerdos. “Washington está, de hecho, tratando de utilizar a Alex Saab como palanca de presión adicional sobre el gobierno venezolano. Vemos esto como una amenaza seria a los esfuerzos de las partes de encontrar vías mutuamente aceptables para el desarrollo futuro de este país”, señaló el Kremlin en un comunicado. Aunque algunos medios de comunicación interpretaron la posición como un condicionamiento del diálogo, el Gobierno ruso aclaró posteriormente que seguían apoyándolo.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

La delegación opositora cree que sacar el nombre de Saab no es más que una estrategia para impedir su extradición y liberarlo. En un comunicado, la plataforma cita el precedente de Simón Trinidad, a quien las FARC incorporó a las negociaciones de paz. “No nos vamos a distraer de nuestra agenda del proceso de México”, añade.

La captura de Saab puso contra las cuerdas al chavismo, que inmediatamente emprendió una intensa campaña para limpiar su imagen, al punto de designarlo como enviado especial del Gobierno para gestionar alimentos y combustibles y luego ascenderlo, aun estando en la cárcel, a embajador del país suramericano ante la Unión Africana. Nicolás Maduro, sin embargo, nunca lo ha mencionado en sus recurrentes alocuciones en la televisión.

Antes de su detención, el colombiano que dio sus primeros negocios en Venezuela con un contrato para construir viviendas sociales, firmado en 2011 entre Juan Manuel Santos y Hugo Chávez, era un total desconocido. De hecho, en 2017 el propio Saab demandó a cuatro periodistas del portal Armando Info acusándolos de difamación cuando comenzaron a revelar sus nexos como proveedor del programa de alimentación de los CLAP, un subsidio creado por Maduro a través del cual se importaron alimentos con sobreprecio para atender a los venezolanos en medio del peor episodio de escasez de comida. La persecución judicial llevó a los periodistas al exilio.

Los delegados de la oposición y el Gobierno deben verse las caras de nuevo el 24 de noviembre, cuando se retomen las conversaciones en Ciudad de México. No está claro cómo esta jugada puede perturbar las discusiones de las que hasta ahora han surgido dos acuerdos: uno sobre la defensa del territorio del Esequibo, que se disputan Venezuela y Guyana hace dos siglos, y otros sobre la conformación de una mesa social para atender la crisis humanitaria.

Al inicio de las negociaciones el chavismo presionó para que se retirara de la mesa Carlos Vecchio, dirigente de Voluntad Popular y embajador de Guaidó en Estados Unidos, según denunció el propio opositor. Este fue sustituido por Freddy Guevara que estuvo un mes en la cárcel antes de ser incorporarse al diálogo. Hace un año, cuando Noruega hizo su primer intento de conciliar las partes en Venezuela, el gobierno de Maduro se retiró de las discusiones celebradas en Barbados en reacción a una nueva batería de sanciones de la Administración Trump. Ningún miembro de la delegación opositora ha emitido comentarios sobre el anuncio del chavismo. Está por verse si se trata de un golpe de efecto para presionar internacionalmente sobre el caso del presunto testaferro de Maduro o si esto condiciona totalmente la posibilidad de acuerdos para salir de la prologada crisis venezolana.

Este martes, en una rueda de prensa, Juan Guaidó se refirió al proceso en México y aseguró que tenían “una cauta esperanza” con el resultado. También se refirió a lo dicho por Rusia la semana pasada sobre Alex Saab señalando que no creía que “Rusia, ni otro país del mundo quiera defender a alguien que juega con el hambre de millones”

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS