Un hombre armado con arco y flechas mata a cinco personas en Noruega

El agresor, un danés de 37 años, se había convertido al islam y mostraba “señales de radicalización”, según la policía noruega

Varios policías cruzan la zona acordonada para la investigación del ataque, el miércoles en la ciudad noruega de Kongsberg.HAKON MOSVOLD LARSEN / AFP / VÍDEO: REUTERS
Agencias
Oslo -

Un hombre armado con un arco y flechas mató este miércoles a cinco personas e hirió a otras dos en Kongsberg, en el sureste de Noruega, antes de ser detenido, según anunció la policía. “El hombre usó un arco y flechas [...] en algunos de los ataques”, explicó en una rueda de prensa Oeyvind Aas, jefe de la policía local. El individuo “que cometió este acto fue detenido por la policía y según lo que sabemos hasta el momento, solo hay una persona implicada”, apuntó Aas. El detenido, un danés de 37 años, se había convertido al islam y mostraba “señales de radicalización” que la policía seguía “con preocupación”, informó este jueves en una conferencia de prensa el jefe de la policía regional, Ole Bredrup Saeverud.

La Fiscalía del país ha informado también este jueves de que el detenido usó otras armas, además del arco y las flechas, sin ofrecer más detalles. Así lo reveló a la agencia noruega NTB la fiscal de instrucción del caso, Ann Irén Svane Mathiassen, que añadió que el agresor, que residía en esa localidad situada a 84 kilómetros de la capital, ha admitido los hechos por los que ha sido imputado. “Es conocido de la policía, pero prefiero no dar detalles sobre en qué asuntos ha estado metido”, dijo la representante del Ministerio Público a TV2.

La policía noruega había recalcado antes que reveló la nacionalidad del sospechoso para desmentir los rumores que estaban corriendo en redes sociales y que relacionaban con este suceso a personas que no estaban implicadas en él.

El ataque tuvo lugar en “una gran área” de Kongsberg, un municipio de alrededor de 28.000 personas, informó la policía. Según apuntan algunos medios locales, el detenido comenzó a disparar las flechas desde el interior de un supermercado de la cadena Coop Extra, en el oeste de Kongsberg. Las autoridades ordenaron al resto de clientes que permanecieran en el interior del establecimiento.

La policía noruega ha apuntado que el individuo recorrió varias zonas atacando a gente antes de ser detenido. Una testigo que presenció el ataque declaró a TV2 que vio a una mujer tratando de esconderse mientras un hombre estaba “de pie en una esquina con un carcaj con flechas y un arco en la mano”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

“Después, vi a gente corriendo para salvar sus vidas. Una de ellas era una mujer que llevaba a un niño de la mano”, relató la mujer a la cadena local noruega.

El jefe de la policía local, Aas, confirmó que el atacante logró escapar de un enfrentamiento inicial con los agentes antes de ser finalmente aprehendido a las 8:47 hora local, 34 minutos después del comienzo del ataque.

Según el abogado defensor del detenido, Fredik Neumann, la policía interrogó el miércoles por la noche al sospechoso durante más de tres horas. Su representado, que fue trasladado a una comisaría de la ciudad de Drammen, “está cooperando y ofreciendo declaraciones detalladas sobre el suceso”, sostuvo Neumann en declaraciones a la emisora pública NRK.

Los heridos fueron trasladados a los hospitales cercanos y hasta el lugar de los hechos se desplazaron decenas de vehículos de emergencia como ambulancias, coches de policía y hasta dos helicópteros, según la prensa local.

“Las informaciones que llegan esta noche de Kongsberg son terroríficas”, dijo la primera ministra noruega, Erna Solberg, en una conferencia de prensa a última hora del miércoles. “Entiendo que mucha gente esté asustada, pero es importante enfatizar que la policía está ahora mismo en control de la situación”. La policía ha ordenado a todos sus agentes en el país de forma inmediata que porten armas. Normalmente, la policía noruega va desarmada, aunque tiene acceso a pistolas y fusiles si los necesita.

Uno de los dos heridos en el ataque es precisamente un policía fuera de servicio que se encontraba en el supermercado desde el que el agresor empezó a disparar las flechas.

Agentes de policía investigan el centro de Kongsberg, Noruega, después de un crimen violento, este miércoles.
Agentes de policía investigan el centro de Kongsberg, Noruega, después de un crimen violento, este miércoles.DPA vía Europa Press (Europa Press)

De acuerdo con el tabloide VG, los servicios de inteligencia noruegos (PST) han sido informados de los hechos, aunque la policía considera que aún es demasiado pronto para saber si se trata de un atentado terrorista. El Ayuntamiento de Kongsberg ha habilitado un centro de acogida para los afectados y ha movilizado a un equipo de crisis para afrontar la situación.

El ataque se produce 10 años después de la mayor matanza que ha vivido Noruega. El 22 de julio de 2011, Anders Breivik, un neonazi antimusulmán que dijo actuar en nombre de la lucha contra el multiculturalismo y la “invasión musulmana”, asesinó a 77 personas tras detonar una furgoneta bomba a las afueras de la sede del Gobierno, que dejó ocho víctimas mortales. Más tarde, protagonizó un tiroteo en Utoya, una isla cercana en la que se celebraba un encuentro de la sección juvenil de Partido Laborista. Allí asesinó a 69 adolescentes que participaban en la reunión.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS