Raúl Castro reaparece en un masivo desfile del 1 de mayo convocado en clave de resistencia

La última aparición pública del expresidente de Cuba había sido tras las protestas del 11 de julio, en un “acto de reafirmación revolucionaria”

El presidente cubano Miguel Diaz-Canel y el expresidente Raúl Castro participan en el desfile por el primero de mayo hoy, en La Habana (Cuba).
El presidente cubano Miguel Diaz-Canel y el expresidente Raúl Castro participan en el desfile por el primero de mayo hoy, en La Habana (Cuba).Ernesto Mastrascusa (EFE)

Convocados por el Gobierno “en respaldo al socialismo y la revolución”, cientos de miles de cubanos desfilaron este primero de mayo por las principales ciudades y plazas del país, en lo que supone la vuelta a las movilizaciones masivas en la isla tras dos años de pandemia. La marcha en La Habana, la mayor de todas, estuvo encabezada por el exmandatario cubano, Raúl Castro, que el próximo mes de junio cumplirá 91 años y que lleva alejado de la primera línea política desde 2021, y el presidente, Miguel Díaz-Canel, que en los días previos a la cita pidió a los cubanos manifestarse en clave de resistencia. “La Plaza de la Revolución José Martí puede ser y será el más bello cuadro de una epopeya que ya tiene 63 años de resistencia no pasiva, no acomodada, no derrotista. Vamos a pintar entonces, juntos, el paisaje de la unidad y de la continuidad. El paisaje de una revolución en el poder. Vamos con todo a este Primero de Mayo”, expresó Díaz-Canel.

Con este imaginario en el corazón de la convocatoria, la reaparición de Raúl Castro en la plaza de la Revolución vestido con uniforme de general de ejército fue también símbolo de la importancia concedida este año al acto masivo por el día de los trabajadores. La última vez que Castro compareció en una celebración pública en la calle fue el verano pasado, días después de las históricas protestas que conmocionaron Cuba el 11 y 12 de julio, a las que el Gobierno respondió con un “acto de reafirmación revolucionaria”.

Aunque las protestas sólo fueron tocadas de refilón en los discursos oficiales este 1 de mayo, estaba claro que para las autoridades este domingo era relevante mostrar músculo y organizar un gran acto de masas en apoyo a la revolución y en contra de la política de embargo norteamericano. El presentador del desfile en televisión lo dijo con claridad antes de comenzar: la marcha representaba una “muestra del apoyo al proyecto socialista que los cubanos libremente han elegido” y también un mensaje contundente “a los enemigos internos y externos”.

Ulises Guilarte, el secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, único existente en el país, fue el encargado de pronunciar el discurso central minutos antes de empezar el desfile. Consideró que “la creciente hostilidad” norteamericana y el “recrudecimiento del bloqueo” eran el “principal obstáculo” que enfrentaba el país para salir adelante, habló del deterioro económico y del proceso inflacionario que sufre la isla, que está en la base del malestar que cuajó en las protestas del 11-J, y aseguró que este crudo panorama es manipulado por EE UU para tratar de crear “una matriz de opinión” contraria en la población y dividir al pueblo de sus dirigentes.

“Cuba vive y trabaja desde la resistencia creativa”, enfatizó Guilarte, para destacar después la presencia de más de mil delegados de decenas de organizaciones sindicales extranjeras como muestra de que “Cuba no está sola”, en momentos en que Washington “pretende excluir” a su país de la IX Cumbre de las Américas, convocada por Joe Biden entre el 6 y el 10 de junio en la ciudad de Los Ángeles. Esta es una de las principales batallas diplomáticas de La Habana en la actualidad.

La marcha fue concebida además como un gran homenaje a los profesionales de la salud que han enfrentado la pandemia de Covid-19 en los últimos dos años y a los científicos cubanos que han logrado crear varias vacunas propias, con las que ya se ha inmunizado al 100% de la población. “La inteligencia, la creatividad, el valor, la entrega, la consagración de nuestra comunidad científica y de todo nuestro personal de Salud y nuestro pueblo se fueron por encima de todos los obstáculos y salvaron nuestras vidas”, dijo Díaz-Canel días antes, luego de celebrar el regreso a los viejos tiempos de las movilizaciones masivas, leídas por La Habana como expresión del “apoyo mayoritario a la revolución” y fiesta de la resistencia. “Este país pequeño, sin grandes recursos y con un bloqueo genocida y una persecución financiera brutal, ha saltado por encima de sus propias limitaciones, escaseces e incertidumbres, para lograr lo que otras naciones con mayores recursos no pudieron lograr”, expresó Díaz-Canel ante la plana mayor del Partido Comunista al convocar el desfile del 1 de mayo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS