Al menos tres muertos en un nuevo ataque en Israel

El atentado, en plena ola de violencia en Tierra Santa, se produce el Día de la Independencia y tras una nueva jornada tensa en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén

Policía y equipos de emergencia israelíes en el lugar del ataque en la ciudad de Elad, este jueves.
Policía y equipos de emergencia israelíes en el lugar del ataque en la ciudad de Elad, este jueves.AHMAD GHARABLI (AFP)

Al menos tres personas murieron y otras cuatro resultaron heridas, una en estado crítico, en un presunto ataque terrorista perpetrado la tarde de este jueves en la ciudad de mayoría ultraortodoxa de Elad, cerca de Tel Aviv, en el centro de Israel, según han informado el servicio de emergencia y asistencia médica Magen David Adom. El atentado se produce en medio de la alarmante ola de violencia registrada en Tierra Santa en las últimas semanas. Ocurre además la jornada en que Israel celebra el Día de la Independencia y tras una nueva jornada tensa en Jerusalén.

La policía israelí ha afirmado que, según la información recibida por residentes de Elad, dos hombres atacaron a un grupo de personas que se encontraban en un parque de la ciudad. Uno de los atacantes llevaba un arma de fuego y el otro usó un hacha o un cuchillo de grandes proporciones, de acuerdo con medios locales. Según los mismos testigos, los dos sospechosos de perpetrar el atentado habrían huido en un vehículo. La policía ha asegurado que ha cerrado las carreteras de la zona y se ha desplegado para capturarlos.

El ministro de Exteriores del país, Yair Lapid, ha sido el primer miembro de la coalición de Gobierno en reaccionar al atentado y, en un mensaje en las redes sociales, ha asegurado que “la alegría del Día de la Independencia se ha truncado en un instante”.

El atentado de este jueves se suma a una serie de ataques perpetrados en las últimas semanas en Israel y en asentamientos ubicados en la Cisjordania ocupada que han dejado 16 víctimas mortales. El Ejército israelí ha intensificado en paralelo sus actividades en Cisjordania y ha matado al menos a 26 palestinos, incluidos civiles que no habían estado implicados ni en ataques anteriores ni en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. El pasado viernes, un guardia israelí fue asesinado en un asentamiento en Cisjordania y fuerzas israelíes mataron poco después a un palestino no involucrado cerca del lugar.

La tensión escaló de nuevo la mañana de este jueves cuando la policía de Israel volvió a entrar en la Explanada de las Mezquitas de la Ciudad Vieja de Jerusalén para desalojar a manifestantes palestinos y facilitar la reanudación de las visitas de judíos en el recinto, que se habían suspendido durante las fiestas del final del mes de ramadán, celebradas esta semana. La explanada, que acoge la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado del islam, ha sido en el último mes escenario de puntuales enfrentamientos violentos con la policía israelí, que han dejado decenas de palestinos heridos.

El grupo armado palestino Hamás, que gobierna la franja de Gaza, elogió por su parte el ataque de este jueves y, aunque no lo reivindicó, lo relacionó con la violencia en la Explanada de las Mezquitas. “El asalto a la mezquita de Al-Aqsa no puede quedar impune”, dijo el portavoz de Hamás, Hazem Qassem. “La heroica operación en Tel Aviv es una traducción práctica de lo que la resistencia había advertido”, afirmó.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS