Putin se disculpa ante Israel por los comentarios antisemitas de Lavrov

El Gobierno agradeció las aclaraciones del presidente ruso, según la oficina del primer ministro Naftali Bennett, mientras que el Kremlin evitó mencionar si pidió perdón

El presidente ruso, Vladímir Putin, durante una reunión este jueves en Moscú.
El presidente ruso, Vladímir Putin, durante una reunión este jueves en Moscú.SPUTNIK (via REUTERS)

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, se disculpó este jueves con el primer ministro de Israel, Naftali Bennett, por la reciente declaración lanzada por el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, en la que afirmó que Adolf Hitler tenía orígenes judíos como el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, según ha informado la oficina del mandatario. Israel condenó por antisemitas los comentarios de Lavrov y convocó al embajador ruso en el país, Anatoli Viktorov, para pedir explicaciones, en el peor encontronazo entre Israel y Rusia desde el inicio de la invasión de Ucrania.

“Los dos [dirigentes] hablaron de las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores ruso Lavrov. El primer ministro [Bennett] aceptó las disculpas del presidente Putin por las declaraciones de Lavrov, y le agradeció que aclarara su actitud hacia el pueblo judío y la memoria del Holocausto”, ha afirmado la oficina de Bennett en su comunicado.

El Kremlin, sin embargo, no mencionó en su comunicado sobre la conversación entre Bennett y Putin que el presidente ruso hubiera pedido perdón por los comentarios de Lavrov, y sugirió que la llamada se produjo con motivo del Día de la Independencia de Israel, que se celebra este miércoles y jueves. En este sentido, el Kremlin se limitó a declarar que ambos mandatarios destacaron la necesidad de preservar “la verdad histórica” de la Segunda Guerra Mundial, “incluidas las víctimas del Holocausto”.

Lavrov realizó los comentarios que desataron la polémica la noche del domingo durante una entrevista con el canal de televisión italiano Rete 4. Cuando el entrevistador recordó las raíces judías de Zelenski para rebatir la propaganda del Kremlin sobre la supuesta necesidad de desnazificar Ucrania como pretexto para justificar la invasión del país, el ministro ruso respondió: “También Hitler tenía orígenes judíos, por lo que no significa absolutamente nada”. “Desde hace tiempo escuchamos a los sabios judíos decir que los mayores antisemitas son justamente los judíos”, añadió.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Las declaraciones de Lavrov enfurecieron a Israel, y Bennett declaró entonces que “el objetivo de tales mentiras es acusar a los propios judíos de los crímenes más horribles de la historia, que fueron perpetrados contra ellos”. El ministro de Asuntos Exteriores israelí, Yair Lapid, tildó la declaración del diplomático ruso de “imperdonable, indignante y un terrible error histórico”, y su oficina informó que había convocado a Viktorov, embajador ruso en Israel, para expresar su enfado por las declaraciones y pedir explicaciones.

Lejos de retractarse, el ministerio de Exteriores ruso redobló las declaraciones de Lavrov el martes y afirmó que Israel apoya al “régimen neonazi” de Kiev, y acusó a Lapid de hacer declaraciones “antihistóricas”. En su comunicado, el ministerio ruso incluso citó ejemplos de cooperación entre judíos y nazis durante el Holocausto en un intento de justificar las afirmaciones de Lavrov, y acusó a Zelenski de esconderse detrás de sus orígenes.

Bennett y Putin también abordaron este jueves en su llamada la situación en Ucrania, en particular en la planta metalúrgica Azovstal de Mariupol, y la oficina del primer ministro israelí afirmó que el presidente ruso prometió permitir la evacuación de civiles y heridos del lugar a través de un corredor humanitario de la ONU y la Cruz Roja.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS