Uno de los cuatro agentes implicados en el asesinato de George Floyd se declara culpable

El afroamericano fue asesinado en 2020 en Minneapolis por un policía blanco, Derek Chauvin, sentenciado a 22 años de cárcel el año pasado

Los agentes Thomas Lane (izquierda) y J. Alexander Kueng sujetan a Floyd tras ser detenido, el 25 de mayo de 2020 en Minneapolis, en una captura de vídeo.
Los agentes Thomas Lane (izquierda) y J. Alexander Kueng sujetan a Floyd tras ser detenido, el 25 de mayo de 2020 en Minneapolis, en una captura de vídeo.AP

Thomas Lane, uno de los cuatro agentes de policía implicados en la muerte de George Floyd en mayo de 2020 en Minneapolis, se ha declarado este miércoles culpable de colaborar e incitar al asesinato del afroamericano, al ayudar a su compañero de patrulla, Derek Chauvin, a inmovilizar en el suelo al hombre, sospechoso de haber pagado con un billete falso en una tienda minutos antes. Floyd murió asfixiado después de que Chauvin le estrangulara con la rodilla durante más de nueve minutos.

El asesinato de Floyd desencadenó una oleada de protestas multitudinarias contra la brutalidad policial en el país. Chauvin, que es blanco, fue condenado el año pasado a 22 años y medio de prisión, de los que cumplirá 15, por asesinato por un tribunal estatal, aunque aún enfrenta una sentencia federal que puede oscilar entre 20 y 25 años por los mismos cargos. Lane, que como sus compañeros fue apartado del cuerpo tras el suceso, ha aceptado una condena de tres años a cambio de que los fiscales retiraran un cargo de complicidad en asesinato en segundo grado, según ha informado el periódico de Minneapolis Star Tribune.

Lane, que compareció en el tribunal del condado de Hennepin, llegó a un acuerdo con la fiscalía por el que cumplirá una sentencia de tres años y mediante el que evitará ser juzgado ante un tribunal estatal por el cargo de complicidad en asesinato en segundo grado. Lane fue juzgado y sentenciado en un tribunal de condado en Hennepin. A diferencia de Lane, los dos exagentes que restan, Tou Thao y J. Alexander Kueng, se enfrentarán el mes que viene a cargos estatales de complicidad en asesinato en segundo grado y homicidio involuntario por la muerte de Floyd. Lane y Kueng ayudaron a sujetar a Floyd, de 46 años, que había sido esposado. El primero sujetó las piernas de Floyd y Kueng se arrodilló sobre la espalda del detenido para ayudar a inmovilizarle. El agente Thao evitó que los transeúntes se inmiscuyeran en defensa del afroamericano durante la intervención policial, que duró nueve minutos y medio mientras Floyd se quejaba, cada vez de manera menos audible, de que no podía respirar.

El juicio al que Lane, Thao y Kueng fueron sometidos en febrero en un tribunal federal se centró en el entrenamiento de los oficiales y la cultura imperante en el departamento de policía de la ciudad. Los tres fueron condenados por privar a Floyd de sus derechos al no proporcionarle ayuda mientras el afroamericano se asfixiaba. La muerte de Floyd fue grabada en vídeo y la difusión de las imágenes, prácticamente retransmitidas en tiempo real, contribuyó a enardecer los ánimos contra el enésimo episodio de brutalidad policial y espoleó las reivindicaciones del movimiento Black Lives Matter. Las airadas protestas recorrieron todo Estados Unidos y se extendieron a muchas ciudades en el extranjero.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS