La pareja alemana antivacunas que retenía a sus dos hijas en Paraguay se entrega a la policía

Las menores, que estaban desaparecidas desde el 27 de noviembre, regresarán a Alemania

German Andreas Egler y Anna Maria Egler -padre de una y madre de otra de las dos niñas a las que llevaron a vivir a una comunidad antivacunas en Paraguay- salen tras la audiencia de restitución celebrada en Asunción, el 10 de junio de 2022.
German Andreas Egler y Anna Maria Egler -padre de una y madre de otra de las dos niñas a las que llevaron a vivir a una comunidad antivacunas en Paraguay- salen tras la audiencia de restitución celebrada en Asunción, el 10 de junio de 2022.NORBERTO DUARTE (AFP)

La huida ha terminado. Los alemanes antivacunas que escaparon a Paraguay llevando a sus hijas sin el consentimiento de sus exparejas se han entregado este jueves a las autoridades paraguayas. Convivieron con las niñas, que están bien, en comunidades alemanas arraigadas hace décadas en Paraguay y que hoy reciben a cientos de antivacunas y conspiranoicos europeos de toda índole, comunidades que no colaboraron con la investigación, según la policía Antisecuestro.

“Las niñas ya están acá”, dice el subcomisario de Antisecuestro, Mario Vallejos en Asunción, la capital de Paraguay, a donde fueron trasladadas las niñas y los padres para ponerse a disposición de la Justicia.

Andreas Rainer Egler, padre de Clara, de 10 años, y Anna Magdalena Blank, madre de Lara, de 11 años, se entregaron el jueves a la policía junto con las niñas tras más de medio año sin dar noticias a Anne Reiniger, madre de Clara, y Filip Blank, padre de Lara, ni a la Interpol, que también los buscaba. Estaban desaparecidos desde el 27 de noviembre. Andreas y Anna desaparecieron sin avisar a sus respectivas exparejas y solo se pusieron en contacto después de que Anne y Filip contaron el caso a la prensa. Los padres en Alemania estaban desesperados, llevaban meses gastando sus ahorros en abogados y búsquedas infructuosas por todo el país. Anne lloró y suplicó ante las cámaras a su exmarido que detenga la huida.

Dos días después de darse a conocer la noticia del presunto secuestro, Andreas y Anna mostraron a las niñas en un vídeo subido a redes sociales. A partir de ahí comenzó el contacto por mensajería encriptada y una negociación que concluyó el jueves con la entrega voluntaria de la pareja junto a las niñas, según informaron los abogados de Anne y Filip.

Este viernes, los cuatro progenitores se encontraron en el Palacio de Justicia de Asunción para concluir los trámites de restitución de las niñas.

“La entrega voluntaria de los señores Egler pone fin a las negociaciones constructivas de los últimos días. (...) En muchas conversaciones ha podido madurar la conclusión de que poner fin a la huida era la única opción, especialmente en atención al bienestar de las niñas”, aseguraron los abogados en un comunicado.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La búsqueda pública ha terminado y los padres involucrados “piden encarecidamente respetar su intimidad, así como la de sus hijas”. Todos esperan un pronto regreso a Alemania y “la vuelta a una vida en plena normalidad”, agregaron los abogads.

Las autoridades decidirán ahora -sobre todo en Alemania- cómo proceder en función del interés superior de las niñas. “Este análisis no se distinguirá de otros casos regulares de derecho de familia. Pedimos expresamente dejar de informar sobre sobre la situación de los niños involucrados”, aseguran los defensores.

Anne Reiniger, madre de Clara, y Filip Blank, padre de Lara, agradecieron a todas las autoridades implicadas en Paraguay, así como en Alemania. También a la Coordinadora por los Derechos de la Infancia y de la Adolescencia (CDIA), y la asociación Wieder Zurueck , dedicada, desde Alemania, a prevenir otros casos de sustracción o secuestro como este. Los Egler son requeridos por la justicia alemana “por la comisión del hecho punible de sustracción de personas”, según la CDIA.

Durante la pandemia, Alemania se ha convertido en la nación europea con mayor cantidad de expatriados en Paraguay. Ya son la tercera comunidad de inmigrantes en el país, por detrás de los brasileños y argentinos. Al menos 1.644 alemanes completaron su proceso de radicación en Paraguay en 2021, según informó la Dirección de Migraciones. Casi el triple que en 2020. Y, hasta el 30 de marzo de este año, otros 575 habían completado este proceso.

Algunos religiosos y derechistas ven en Paraguay un refugio contra las vacunas de la covid-19. Oficialmente, ahora mismo hay unos 7.731 alemanes radicados en Paraguay, pero no se sabe cuántos son en realidad por lo permeable de las fronteras de este país, donde cualquiera que se lo proponga puede entrar o salir caminando o navegando por alguno de los 3.739 kilómetros de frontera fluvial y terrestre que comparte con Brasil, Argentina o Bolivia.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS