Macron insta a los partidos de oposición a aclarar su voluntad para negociar acuerdos parlamentarios

El presidente francés admite, tras perder la mayoría absoluta, que los políticos deberán “aprender a gobernar y legislar de manera diferente”

El presidente francés, Emmanuel Macron, este miércoles durante su discurso a la nación.Foto: PASCAL ROSSIGNOL (REUTERS)

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha rechazado este miércoles la posibilidad de un gobierno de unidad nacional, una de las opciones que se barajaban tras el revés que recibió en las legislativas del domingo, en las que no logró renovar la mayoría absoluta de su primer quinquenio. A la par, ha instado a los partidos en la oposición que han logrado formar grupo parlamentario en la nueva Asamblea Nacional a aclarar “en los próximos días” su postura respecto a la posibilidad de formar una coalición de mayoría o de apoyar a los diputados macronistas en determinados proyectos de ley.

“Para avanzar de manera útil, le toca ahora a los grupos políticos decir, con toda transparencia, hasta dónde están dispuestos a ir”, ha asegurado Macron en sus primeras declaraciones públicas desde los comicios. Ha sido un breve discurso a la nación, de ocho minutos, después de concluir una segunda jornada de reuniones con los líderes de los partidos en la Asamblea Nacional y en vísperas de su viaje a Bruselas para participar en el último Consejo Europeo bajo la presidencia francesa de turno.

Macron ha asegurado haber comprendido el mensaje de las urnas y ha admitido que, tanto él como los demás políticos, deberán “aprender a gobernar y legislar de manera diferente”. No obstante, ha dejado claro que la potencial parálisis política de un país donde ninguna fuerza política tiene mayoría suficiente como para hacer avanzar los proyectos de ley y reformas es responsabilidad de todos los partidos.

En un contexto internacional grave, con la guerra en Ucrania, y uno interno también cada vez más en tensión, sobre todo ante la pérdida de poder adquisitivo de la población —preocupación principal de los franceses que votaron el domingo, según las encuestas—; Macron ha exigido a todas las formaciones políticas “claridad y responsabilidad”.

“Nuestro país, más que nunca, necesita reformas ambiciosas para continuar creando más riquezas e innovar más (…) Para ello, habrá que lograr compromisos, hacer aportes, enmiendas, pero hacerlo con toda transparencia por parte de todas las fuerzas políticas”, ha subrayado. Y ello requiere que todos los partidos con grupo parlamentario (más de 15 diputados) en el hemiciclo “aclaren en los próximos días la parte de responsabilidad y cooperación que están dispuestos a ofrecer”, ya sea “entrar en una coalición de gobierno y de acción”, o simplemente “comprometerse a votar determinados textos o el presupuesto”.

El discurso de Macron se produce al término de la segunda y última jornada de reuniones con líderes de las formaciones políticas en la Asamblea Nacional, cuya composición ha provocado una situación inédita en la V República. El martes, Macron recibió a la líder de extrema derecha, Marine Le Pen; al presidente de la derecha tradicional de Los Republicanos, Christian Jacob; al líder del moderado Modem y aliado del macronismo, François Bayrou, y al primer secretario del Partido Socialista, Olivier Faure.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Este miércoles, continuó los contactos con el secretario nacional de los ecologistas de Europa Ecología Los Verdes, Julien Bayou, con el diputado de Francia Insumisa Adrien Quatennens y con Édouard Philippe, líder de la nueva formación Horizons y primer jefe de Gobierno en su primer mandato. Salvo este último, que ha llamado a crear una “gran coalición” para dar una “dirección estable” al país, el resto de formaciones han rechazado proporcionar una mayoría sólida al macronismo, al que le falta una cuarentena de diputados para hacer pasar sus reformas en la cámara baja.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Silvia Ayuso

Corresponsal en Bruselas, después de contar Francia durante un lustro desde París. Se incorporó al equipo de EL PAÍS en Washington en 2014. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y continuó en la alemana Dpa, para la que fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS