El rey de Marruecos vuelve a tender la mano a Argelia para la reconciliación

Mohamed VI dedica la mayor parte del discurso por la Fiesta del Trono a las medidas internas contra la crisis por la covid-19

El rey de Marruecos, Mohamed VI, en noviembre de 2021 en el Palacio Real de Rabat.
El rey de Marruecos, Mohamed VI, en noviembre de 2021 en el Palacio Real de Rabat.AFP (AFP)

En su mensaje anual en ocasión de la celebración de la Fiesta del Trono, el rey de Marruecos, Mohamed VI, ha tendido de nuevo este sábado la mano al “pueblo hermano de Argelia” para poner fin al conflicto que enfrenta a ambos países, y que se agudizó el año pasado con la decisión de Argel de romper las relaciones diplomáticas. El monarca alauí ha dedicado la mayor parte de su discurso a glosar las medidas adoptadas por las autoridades del país para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia de covid-19 y “a la situación internacional”, en una velada alusión a la guerra de Ucrania.

El rey de Marruecos ha hecho una llamada al Gobierno argelino para trabajar conjuntamente para la reconciliación, y ha lamentado que las fronteras sean ahora una muralla infranqueable en lugar de “un puente para el intercambio y la comunicación”, tal como han sido históricamente. De hecho, ha expresado su deseo de que unas renovadas relaciones de hermandad entre ambos países puedan ser “un ejemplo para toda la región”. Además, ha censurado aquellos que difunden “rumores e insultos” a la otra parte. Esta no es la primera vez que Mohamed VI tiende la mano a su vecino, una actitud que Argel ve falsa al considerar que no se corresponde con una serie de acciones hostiles hacia sus intereses por parte de instituciones marroquíes.

Más que por su contenido, el mensaje de Mohamed VI, que celebraba el 23 aniversario de su entronización, ha destacado por los temas que no ha abordado. No ha habido ninguna mención al Sáhara Occidental, el conflicto que envenena las relaciones con Argelia. Rabat ha recabado durante los últimos años el apoyo de Estados Unidos, Alemania y España.

En un discurso de unos 20 minutos, tampoco hubo ninguna referencia directa a España, después de que ambos gobiernos pusieran fin el pasado mes de marzo a la crisis abierta por Marruecos a raíz de la visita a España el año pasado del líder del Polisario, Brahim Gali, por razones médicas. Este es el primer discurso anual del rey con motivo de una gran fiesta nacional después del giro que imprimió el Gobierno de Pedro Sánchez en la política tradicional española hacia el Sáhara Occidental basada en la neutralidad. Ahora España apoya la propuesta de autonomía marroquí como la base “más seria, creíble y realista” para la resolución de una disputa que pronto cumplirá cinco décadas.

En cuanto a las cuestiones internas, el rey resaltó los esfuerzos hechos por las autoridades para asegurar la provisión de los productos de primera necesidad a todas las zonas del país ante las “difíciles condiciones económicas”, cuyas causas afirmó que son de “alcance internacional”. Entre los proyectos para desarrollar el país, Mohamed VI destacó la reforma del sistema sanitario para dar cobertura pública a seis millones de trabajadores y sus familias. Patrocinado por palacio antes de las elecciones del pasado mes de septiembre, este es el proyecto estrella del Gobierno de Aziz Akhannouch.

Como es habitual en ocasión de la Fiesta del Trono, el monarca marroquí concedió el indulto a centenares de presos o personas en libertad condicional. Este año fueron 1.769 personas, de las que 1.459 se hallaban encarcelados. Entre ellos, no figuró ningún preso conocido, como Náser Zefzafi, uno de los líderes de la revuelta del Rif de hace cuatro años, ni tampoco los periodistas encarcelados Omar Radi y Suleiman Raisuni. Sus casos figuran entre los mencionados en un informe publicado esta semana por Human Rights Watch en el que se denuncian prácticas para silenciar la disidencia.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS