Felipe VI y Letizia se sientan junto al rey emérito y doña Sofía en el funeral de Isabel II

La Casa Real confirma que el Rey y su madre acudirán también a la ceremonia religiosa en el Castillo de Windsor

Felipe VI y la reina Letizia, sentados junto a los reyes eméritos, asisten al funeral de Estado de Isabel II, este lunes en la abadía de Westminster.Foto: GARETH FULLER (AP) | Vídeo: REUTERS

El protocolo británico que ha organizado el funeral de Estado de Isabell II ha proporcionado además una imagen para la historia de España. Los reyes Felipe y Letizia se han sentado junto al emérito Juan Carlos I y su esposa doña Sofía en la Abadía de Westminster. Segunda fila lateral, frente al féretro de la monarca, en la nave central. A la izquierda del todo, Felipe VI, con el uniforme de gala de capitán general de la Armada. Junto a él, la reina Letizia, y a continuación su suegro y su suegra, a los que se ha visto hablar entre ellos a lo largo del servicio religioso. Se trata de la primera vez que comparten escenario en un acto público los dos matrimonios, después de que Juan Carlos I se fuera a vivir a los Emiratos Árabes Unidos.

Los miembros de las familias reales europeas invitados se habían concentrado a primera hora de este lunes en el Royal Chelsea Hospital, desde donde iban a ser trasladados en autobús a la abadía. Ha sido en ese momento cuando la Casa Real española ha conocido la decisión del protocolo de Buckingham de que todos los representantes de cada familia ocuparan un mismo espacio en la ceremonia religiosa. Todos ellos han entrado a la iglesia desde la puerta lateral de la nave central.

“La representación de España hoy aquí en Londres la ostenta el jefe del Estado, que es Felipe VI, junto con la Reina, acompañado por mí como miembro del Gobierno”, ha explicado a los medios españoles en Londres el ministro de Exteriores, José Manuel Albares. La presencia del rey emérito, ha insistido, “responde a una invitación a título personal”, y “los papeles [de ambos] están bien definidos”, ha dicho el ministro.

El rey Juan Carlos y la reina Sofía, junto a la familia real holandesa, llegan a la abadía de Westminster para asistir al funeral de Estado por Isabel II.
El rey Juan Carlos y la reina Sofía, junto a la familia real holandesa, llegan a la abadía de Westminster para asistir al funeral de Estado por Isabel II. Bernat Armangue (AP)

Los Reyes volaron este domingo desde Madrid, en un Falcon del Ejército. Les acompañaba Albares, y la reina emérita Sofía. A la una de la tarde, hora local, aterrizaron en la base aérea de Northolt, cercana a Londres. Felipe VI y doña Letizia durmieron en la residencia del embajador, en el barrio de Belgravia. Los reyes eméritos se alojaron en un hotel de la capital británica.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

A primera hora de la tarde de ese mismo domingo, el rey y la reina acudieron a Westminster Hall, donde estaba instalada la capilla ardiente de Isabel II, para ofrecer su respeto personal a la monarca. Les acompañaban el ministro Albares y el embajador de España ante el Reino Unido, José Pascual Marco. Ni en ese momento, ni cuando se dirigieron a la recepción del Palacio de Buckingham, pudo verse juntos a los reyes y los eméritos. Carlos III recibió allí a todos los dignatarios internacionales que habían acudido a Londres. Fue la primera ocasión en la que coincidieron Felipe VI y su padre. Juan Carlos I llegó hasta el palacio, con visibles problemas de movilidad, apoyado en un bastón y agarrado al brazo de uno de los escoltas de su servicio de seguridad. Le acompañaba doña Sofía.

El rey Felipe VI y la reina Leticia, junto a los reyes eméritos, este lunes en la abadía de Westminster.
El rey Felipe VI y la reina Leticia, junto a los reyes eméritos, este lunes en la abadía de Westminster.Gareth Fuller (AFP)

El Rey y su madre, doña Sofía, han acudido también, por invitación expresa de Carlos III, al servicio religioso celebrado por la tarde en la Capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor. Debido a las medidas de seguridad establecidas en el área, la reina Letizia no ha podido acudir, porque tenía ya en su agenda desplazarse a Nueva York, donde participará en eventos de la Asamblea General de Naciones Unidas. Juan Carlos I tampoco acudió a Windsor.

El Gobierno español no ha ocultado durante estos días su incomodidad por la presencia en Londres del rey emérito, y por eso la insistencia del ministro Albares en negar cualquier papel de representatividad oficial de Juan Carlos I. Ha sido la casa real británica la que, al enviar invitaciones personales tanto a los reyes como a los eméritos, ha acabado seleccionando a los miembros de la delegación española, que Moncloa se ha visto obligada a aceptar. La Casa del Rey hizo público poco después que había trasladado a los reyes eméritos la invitación cursada por el Ministerio de Exteriores británico, a través de la Embajada Española en Londres.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Rafa de Miguel

Es el corresponsal de EL PAÍS para el Reino Unido e Irlanda. Fue el primer corresponsal de CNN+ en EE UU, donde cubrió el 11-S. Ha dirigido los Servicios Informativos de la SER, fue redactor Jefe de España y Director Adjunto de EL PAÍS. Licenciado en Derecho y Máster en Periodismo por la Escuela de EL PAÍS/UNAM.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS