La OTAN acusa a Putin de una escalada en la guerra con sus “falsos referendos” en las zonas ocupadas de Ucrania

“EE UU nunca reconocerá las exigencias de Rusia sobre cualquier parte anexionada de Ucrania”, asegura el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.STEPHANIE LECOCQ (EFE)

La OTAN ha reaccionado con rapidez a los últimos movimientos de Rusia en la invasión de Ucrania. El secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, ha advertido de que “los falsos referendos no tienen legitimidad y no cambian la naturaleza de la agresión”. “La comunidad internacional debe condenar esta flagrante violación del derecho internacional y aumentar el apoyo a Ucrania”, ha añadido en un mensaje en Twitter lanzado este martes. También el presidente francés, Emmanuel Macron, ha cargado contra estas consultas al señalar que nunca serán reconocidas por la comunidad internacional: “Si la idea del referendo de Donbás no fuera tan trágica, sería divertida”, ha asegurado.

Tras el avance de la contraofensiva del ejército ucranio en el este del país, varios líderes prorrusos de los territorios que Moscú controla en Ucrania han reclamado la celebración de referendos de anexión a Rusia de estas zonas. Las consultas se celebrarán en Lugansk y en Donetsk el 23 y el 27 de septiembre, y también se han anunciado en Jersón y en Zaporiyia.

Estos movimientos son los que Stoltenberg, máximo dirigente de la mayor alianza militar del mundo, ha interpretado como una “nueva escalada en la guerra de Putin”, de ahí que reclame más apoyo para el país invadido por parte de la comunidad internacional.

Estados Unidos ha reaccionado con palabras muy parecidas. La Casa Blanca ha asegurado este martes que nunca reconocerá los “referendos falsos” que puedan celebrar en Ucrania. “Estados Unidos nunca reconocerá las exigencias de Rusia sobre cualquier parte anexionada de Ucrania. Y nunca reconoceremos este territorio como algo más que una parte de Ucrania”, ha dicho el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan.

En este sentido, Sullivan ha incidido en que la Administración estadounidense rechaza “de manera inequívoca” las acciones llevadas a cabo por Rusia. Estas votaciones constituirían, según el asesor de Seguridad de la Casa Blanca, “una afrenta a los principios de soberanía e integridad territorial que sustentan el sistema internacional”. Además, considera que los resultados de estas consultas estarán manipulados.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La Duma Estatal, el Parlamento ruso, ha aprobado este martes una serie de enmiendas que contemplan por primera vez escenarios como la movilización general de la población y el estado de guerra.

Desde el primer momento en que empezó la invasión, la OTAN y todos sus países miembros han apoyado sin reservas a Kiev. Lo ha hecho, especialmente, Estados Unidos, el mayor país de la Alianza y los 29 restantes. Además, han llamado a otros países cercanos a sumarse a ellos. No obstante, la OTAN siempre ha tenido especial cuidado de que ese apoyo verbal explícito no sea directo para evitar que desde Moscú se utilice como excusa para extender la guerra a países de la Alianza, lo que acabaría en el temido escenario bélico entre dos potencias nucleares.

En Bruselas también ha reaccionado la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola. La maltesa, casi con las mismas palabras que el noruego, ha afirmado que “ningún falso referendo cambiará la posición de Europa sobre Ucrania y su integridad territorial”. “Nada cambiará el hecho de que fue Rusia la que invadió a Ucrania”, ha zanjado en un mensaje en Twitter.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS