Una misión de la ONU concluye que se han cometido crímenes de guerra en Ucrania

Naciones Unidas revela indicios de tortura, ejecuciones sumarias y casos de violencia sexual en personas de entre cuatro y 82 años, en zonas ocupadas por las tropas rusas

Exhumación de un cadáver en una fosa hallada en Izium, en el noreste de Ucrania, este viernes.
Exhumación de un cadáver en una fosa hallada en Izium, en el noreste de Ucrania, este viernes.SERGEY BOBOK (AFP)

La misión de investigación de la ONU en Ucrania ha concluido este viernes, tras visitar ese país en junio, que se han cometido crímenes de guerra en zonas ocupadas por las tropas rusas durante la invasión. Así lo ha confirmado Erik Mose, el presidente del grupo, en su comparecencia ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra (Suiza). “Nos impactó el gran número de ejecuciones perpetradas en las áreas que visitamos”, señaló este experto, quien detalló que la misión investiga este tipo de asesinatos en 16 localidades ucranias en los primeros meses de ofensiva rusa, pese a haber recibido denuncias de crímenes de este tipo en muchos otros lugares del país invadido.

Muchos de los ejecutados eran personas previamente detenidas cuyos cuerpos fueron hallados con las manos atadas a la espalda, heridas en la cabeza y cortes en el cuello, según Mose. Todo ello representa indicios de que se trató de ejecuciones sumarias, ha añadido el experto. Mose ha denunciado también violencia sexual y de género por parte de los soldados de Vladímir Putin a víctimas de “entre cuatro y 82 años” y que, en algunos casos, los familiares de las víctimas fueron forzados a ver cómo eran maltratadas o torturadas.

Esta misión de la ONU, formada también por el colombiano Pablo de Greiff y la bosnia Jasminka Dzumhur, ha documentado casos en los que los niños fueron “violados, torturados y detenidos ilegalmente”. Hay casos en los que algunos de ellos terminaron siendo asesinados por los soldados rusos. Varios testigos contaron a la misión de Naciones Unidas que habían sido sometidos a palizas, descargas eléctricas y fueron también desnudados a la fuerza durante lo que duraron las detenciones ilegales en las que fueron trasladados desde Ucrania a territorio ruso.

Mose ha remarcado también el reiterado uso de artefactos explosivos en zonas civiles, que han afectado a escuelas, residencias, hospitales y otras infraestructuras. Esos ataques han causado la muerte de unos 6.000 civiles en siete meses de conflicto, según la oficina de la ONU para los Derechos Humanos. “Una parte de los ataques que investigamos fueron lanzados sin distinción entre civiles y combatientes”, aseguró Mose.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Estas conclusiones son las primeras que se hacen públicas desde la creación de la misión el pasado marzo. Se encarga de investigar actos perpetrados solo en los dos primeros meses de ofensiva rusa en las zonas próximas a Kiev, Chernihiv, Járkov y Sumi. “El reciente descubrimiento de más fosas comunes ilustra la gravedad de la situación”, alertó Mose, que matizó que la misión que él preside ha recogido también dos incidentes de maltratos a soldados rusos por parte de las fuerzas ucranias, un tipo de crimen en el que la ONU seguirá poniendo su atención, ha asegurado.

Dos cadáveres de civiles, uno de ellos con las manos atadas a la espalda, en una calle de Bucha, localidad a las afueras de Kiev, en abril.
Dos cadáveres de civiles, uno de ellos con las manos atadas a la espalda, en una calle de Bucha, localidad a las afueras de Kiev, en abril.SERGEI SUPINSKY / AFP


Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS