Seis momentos clave del día que los seguidores de Trump asaltaron el Capitolio

El apego del presidente al poder ha llevado a Washington a un límite insospechado: un grupo de seguidores de su teoría conspirativa del fraude irrumpió en el Congreso, mientras su partido se divide

Policías se enfrentan a manifestantes al exterior del Capitolio de Estados Unidos. En el video, resumen de la jornada de protestas.Vídeo: REUTERS | VIDEO: EPV

Estados Unidos ha vivido este miércoles una jornada insólita que pasará a la historia y que refleja el legado de un presidente, Donald Trump, que ha gobernado promoviendo la división, un discurso incendiario y teorías de la conspiración. La última de ellas, un fraude electoral del que no ha ofrecido pruebas ni ha conseguido el respaldo de ninguna corte, ha dejado imágenes insospechadas en Washington: partidarios del mandatario entrando en el Capitolio a la fuerza, agentes armados protegiendo el edificio, legisladores con máscaras de gas y el vicepresidente Mike Pence repudiado por el presidente por no sumarse al boicot y evacuado del Congreso por el servicio secreto en medio del caos.

A solo 14 días de que finalice su mandato, el presidente insistió en la mañana de este miércoles ante miles de sus seguidores reunidos en los alrededores de la Casa Blanca que le habían robado las elecciones, un discurso que comenzó incluso antes de los comicios del 3 de noviembre, que ganó Joe Biden. El día en que el Congreso debía celebrar una sesión protocolaria en la que los legisladores cuentan y confirman los votos del Colegio Electoral, que ya había ratificado la victoria del demócrata, acabó con violencia y caos, una mujer herida fallecida, el despliegue de la Guardia Nacional y con el presidente electo condenando el “ataque a la democracia”.

Estos son los seis momentos que han definido la jornada:

Una sesión insólita

El Congreso de Estados Unidos se reunió a las 13.00 (hora local) en una sesión que tradicionalmente consiste en el conteo y la confirmación de los votos del Colegio Electoral que culmina con la ratificación del candidato elegido en los comicios, en este caso Joe Biden. En esta ocasión, la cruzada emprendida por Trump para disputar a toda costa el resultado de las elecciones hacía presagiar una jornada más larga y complicada, después de que una docena de senadores republicanos liderados por el texano Ted Cruz se unieran, en un acto sin precedentes, a algunos congresistas de su partido para objetar los resultados de varios Estados ganados por el demócrata, como Arizona. Estaba previsto que la jugada obligase a los legisladores a votar y retrasase la inevitable confirmación de Biden.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Vista general de la sesión del Congreso de Estados Unidos el día de hoy.
Vista general de la sesión del Congreso de Estados Unidos el día de hoy.POOL (Reuters)

División republicana: el llamado de McConnell y la posición incómoda de Pence

La sesión en el Capitolio también ha puesto a Mike Pence en un papel delicado, ya que, como vicepresidente, debía presidir la sesión y anunciar oficialmente al próximo mandatario de Estados Unidos. El número dos de Trump adelantó, sin embargo, que haría caso omiso de su solicitud para desconocer el voto electoral y que ratificaría al demócrata, lo que desató la furia de Trump.

Además, la decisión del mandatario de tensar la cuerda en su negativa para reconocer su derrota está aumentando la brecha en el Partido Republicano. Muchos legisladores de su partido han criticado fuertemente la actitud del mandatario, que consideran un ataque a la democracia. Incluso el senador Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado, y hasta hace poco firme aliado del presidente, trató de disuadirlo en su intento de boicotear el nombramiento de Biden. “Los Estados han hablado”, dijo este miércoles. “Estamos en la votación del Senado más importante de la historia”, afirmó.

Mike Pence y la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, durante la sesión conjunta del Congreso este miércoles.
Mike Pence y la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, durante la sesión conjunta del Congreso este miércoles.Kevin Dietsch / Pool via CNP / S (GTRES)

La toma del Capitolio

Mientras en el Congreso se celebraba esta jornada sin precedentes, el Capitolio se vio obligado a cerrar sus puertas después de que un grupo de partidarios de las teorías conspirativas de Trump irrumpiera de manera violenta en el edificio y tomara sus instalaciones. A las afueras del Congreso, se desataron enfrentamientos entre los seguidores del presidente y las fuerzas de seguridad.

A primera hora de la tarde, se conoció que una partidaria del presidente estaba en estado crítico tras recibir disparos en los disturbios. La víctima de los disparos fue trasladada a un hospital con heridas en el pecho, donde acabó muriendo, según confirmó la policía.

Simpatizantes de  Donald Trump, en la Rotonda del Capitolio tras violar la seguridad del recinto.
Simpatizantes de Donald Trump, en la Rotonda del Capitolio tras violar la seguridad del recinto.JIM LO SCALZO (EFE)

Trump: de azuzar a sus seguidores a pedirles que se fueran a casa

El presidente Trump pasó de azuzar a sus seguidores por la mañana en los alrededores de la Casa Blanca a llamarles a la calma a regañadientes y pedirles que se fueran a casa, aunque no ha dejado de insistir en que ha sido víctima de fraude en las elecciones.

“Es hora de irse a casa”, dijo en un vídeo grabado y publicado en sus redes sociales cuando tenía a buena parte de su partido y a toda la oposición pidiéndole que hiciera un pronunciamiento para calmar a sus bases. “Tuvimos una elección que nos robaron y el otro lado lo sabe”, añadió. “Pero deben ir a casa, debemos tener paz, ley y orden, no queremos a nadie herido”.

Trump también tuvo tiempo para cargar contra su número dos por no apoyar su boicot. “Mike Pence no ha tenido el valor de hacer lo que tenía que hacer para proteger al país y a nuestra Constitución, dando a los Estados la oportunidad de certificar una serie de hechos corregidos, no fraudulentos ni incorrectos que les pidieron certificar previamente. ¡EE UU reclama la verdad!”, tuiteó poco antes de que se desataran los disturbios.

Fotograma del video donde Trump se dirige a sus seguidores.Foto: EFE

El despliegue de la Guardia Nacional

Tras más de una hora de disturbios en el Congreso, Trump ordenó el despliegue de la fuerza militar armada en el Capitolio, como informó su secretaria de prensa, Kayleigh McEnany en Twitter.

A última hora de la tarde, ya con el Capitolio despejado, la seguridad recuperada y con un cerco de las Fuerzas de Seguridad al Congreso se vio a los parlamentarios regresar a la sesión para ratificar a Biden rodeados agentes del FBI. Tras el desalojo de la Cámara, los legisladores habían sido enviados a un lugar seguro.

Biden condena el “ataque a la democracia”

El presidente electo, Joe Biden, habló en un mensaje a la nación desde Wilmington, Delaware y criticó a Trump por lo que consideró un “ataque a la democracia”. “Esta no es una protesta, es una insurrección. El mundo está viendo, como muchos americanos, cómo esta nación ha llegado a un momento tan obscuro”, afirmó. “Las palabras de un presidente importan, no importa qué tan bueno o malo sea ese presidente”, dijo e instó en que se dirigiera a la nación para calmar a sus seguidores. “Llamo al presidente Trump a ir a la televisión ahora mismo para cumplir el juramento que hizo y cumplir con la Constitución”.

Fotograma del vídeo distribuido por la Oficina del Presidente Electo, Joe Biden, pronunciando un mensaje sobre la violencia en el Capitolio.
Fotograma del vídeo distribuido por la Oficina del Presidente Electo, Joe Biden, pronunciando un mensaje sobre la violencia en el Capitolio.OFFICE OF THE PRESIDENT ELECT / (EFE)


Suscríbase aquí a la newsletter sobre las elecciones en Estados Unidos

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Lorena Arroyo

Editora y jefa de la edición América de EL PAÍS. Cubre Centroamérica, el Caribe e inmigración. Antes trabajó en Univision Noticias en Washington y Miami, en BBC Mundo y en la agencia EFE en Brasil, Bolivia y Madrid. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS