Semana Mundial de la Lactancia Materna: las consultas ‘online’ sobre dar el pecho crecen un 116% durante la pandemia

LactApp concluye en su informe anual que esto se debe, entre otras razones, a la falta de atención presencial y a la separación de madre y bebé por los protocolos sanitarios

Dos madres dan el pecho a sus bebés.
Dos madres dan el pecho a sus bebés.Luiza Braun

La crisis del coronavirus ha generado muchas dudas en torno a la salud materna y la del recién nacido, y dar el pecho no escapa a estas preocupaciones. Con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, el último Informe Lactancia 2020, realizado por LactApp, app dedicada a la lactancia y maternidad, destaca que “las consultas online sobre dar el pecho en pandemia se han incrementado un 116% -según los datos de la app, este crecimiento supone una media de 380.000 consultas mensuales-”. Un hecho que, según sus conclusiones, se debe a la dificultad de acceder a la atención presencial: “Por ejemplo, la incertidumbre sobre las mastitis [inflamación en el tejido mamario que a veces implica una infección] aumentó un 32 %, y las preocupaciones relacionadas con el bajo peso de los recién nacidos, un 11 %”. Otra circunstancia que también ha afectado a las madres lactantes es que durante la crisis sanitaria algunas han tenido que separarse de sus neonatos.

Más información
Alba Padró podría decir que es asesora de lactancia, IBCLC y coautora junto a María Berruezo de la app de lactancia materna LactApp.
Alba Padró: “Hay una idea generalizada de que el destete es algo fácil”
En las mastitis agudas, se va a presentar una zona endurecida ­o enrojecida en el pecho, que es dolorosa al tacto
En las mastitis agudas, se va a presentar una zona endurecida ­o enrojecida en el pecho, que es dolorosa al tacto

La lactancia materna es importante para el desarrollo de los recién nacidos, y fomentarla con tranquilidad favorece el bienestar de progenitora y pequeño. Cabe recordar que organizaciones como Unicef y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan, siempre que se pueda, dar el pecho como alimentación exclusiva hasta los seis meses y como complementaria hasta los dos años de edad. Sus beneficios son conocidos, según explican desde la Asociación Española de Pediatría: protege al bebé contra enfermedades comunes tanto a corto como a largo plazo, reduce el riesgo de la madre de padecer cáncer y otras enfermedades e implica un ahorro enorme para las familias, además del beneficio ambiental que supone para el planeta.

De esta forma, y debido a su relevancia, LactApp pretende con su informe, que presentará ante el Ministerio de Igualdad este próximo mes de septiembre, ofrecer una visión general de los efectos de la pandemia en el establecimiento de la lactancia materna; incidir en la salud mental de las mujeres embarazadas y durante el posparto; mostrar cómo han vivido el reto de la vacunación, y dejar patente el auge de la telemedicina y las preocupaciones de las trabajadoras de primera línea, entre otros aspectos.

María Berruezo, cofundadora de LactApp, explica por teléfono, que la separación del recién nacido ha sido un problema importante para las madres lactantes, “no solo que tuvieran que estar en habitaciones diferentes, sino también las normas que había que cumplir dentro de la misma habitación como que el bebé estuviera a los pies de la cama y no pudieras cogerle”. Según explica, esto ha producido una gran angustia en las mujeres: “Dejamos, por la rapidez y por la lucha contra la pandemia, de entender que madre y bebé son una unidad. Lo dejamos de lado. Y hay algunas que lo han pasado fatal”.

Efectivamente, los resultados de su informe indican que el incremento de consultas se produjo, sobre todo, en el momento en el que las medidas de seguridad dificultaron el acceso a la atención presencial: “Algunos hospitales separaron a madres y bebés en el posparto inmediato y pusieron trabas al inicio de la lactancia materna en el caso de progenitoras positivas”. Además, prosigue el estudio, “se prohibió la entrada de acompañantes en las visitas, las altas hospitalarias tras el parto se aceleraron, las consultas médicas de seguimiento de posparto se tornaron en virtuales o telefónicas y los grupos de lactancia presenciales cerraron”, informan en un comunicado.

Berruezo indica que la presencialidad de los grupos de lactancia es fundamental: “Aunque se han intentado continuar y se ha hecho un gran trabajo virtualizándolo, falta ese contacto humano. Realmente por Zoom no puedes ver quien te escucha. Habíamos logrado formar una comunidad, en una sociedad en la que se ha perdido el concepto de tribu, ese poder estar con otra persona que está pasando lo que tú. Hay que recuperarlo”.

Entre las preocupaciones de las madres, citan, entre otras, “la relactación [restablecimiento de la producción de leche materna], ante la necesidad de reanudarla tras verse interrumpida, como sucedió tras las separaciones de madres y bebés en el posparto inmediato al inicio de la pandemia, y las preguntas online sobre técnicas de lactancia, como la posición y el agarre correctos”. Las trabajadoras esenciales también han estado preocupadas por si dar el pecho o no. LactApp ha recogido un notable aumento de dudas de madres preocupadas por la compatibilidad de su trabajo con la lactancia materna.

“Lo de las madres lactantes sanitarias ha tenido que ser tremendo. Estar en primera línea y ver tanta muerte y después irte a casa. Muchas se han tenido que separar de sus familias. Incluso, decidir entre el trabajo y estar en casa. Han sido titanes”, incide Berruezo. “No sé cuantas oleadas habrá, pero deberíamos salir mejores de esta pandemia. Entender que cuidar la maternidad es esencial y vital. Cuidarla es bueno para todos. Nos hace una sociedad. Es cierto que un principio se dejó todo lo prioritario, enfermedades, discapacidades, pero también nos olvidamos de las madres. La maternidad no es una enfermedad, pero es vital para los seres humanos”, continúa la experta.

Según explican, recientes estudios avalan los resultados de su informe: “Dos investigaciones de Reino Unido señalan que el 70% de las mujeres que finalizaron su lactancia durante la pandemia achacan la decisión a la falta de apoyo presencial; el 45% de las que dieron a luz en pandemia echaron de menos más apoyo a la lactancia y el 47% recurrió a grupos online”.

El reto de la vacunación en la lactancia

El informe de LactApp también repasa el reto de la vacunación iniciada a finales de 2020, que hizo crecer las consultas por dudas sobre su compatibilidad con la lactancia. Según informan, “durante 2021, las recomendaciones oficiales se han alineado de forma favorable y se ha creado evidencia científica, como el estudio conjunto que realizó LactApp junto al CSIC, el primero a nivel mundial en demostrar que Pfizer, Moderna y AstraZeneca dejan anticuerpos frente a la covid-19 en la leche materna”. “Empezamos a recibir muchas dudas sobre la vacunación. Había mucha confusión, sobre todo al principio, mujeres que iban a unos centros y las inmunizaban y luego otras, que iban a otros y no las vacunaban”, explica Berruezo. “Entonces”, prosigue, “decidimos ponernos las pilas, y gracias al apoyo de las usuarias tanto económicamente como con sus muestras, conseguimos este ansiado resultado”.

Las dudas sobre dar el pecho se agudizan durante la pandemia.
Las dudas sobre dar el pecho se agudizan durante la pandemia.unsplash

Las mujeres embarazadas y lactantes han tenido muchas dudas en torno a la vacunación. “La recomendación hoy es que se vacunen. Entendemos que están llenas de dudas y preocupaciones, es lógico. Por lo que, decidan lo que decidan, lo mejor es que esa decisión sea informada. Las tres patas para tomarla incluirá; que cuenten con su comunidad -familia, amigos-, que si lo necesitan busquen ayuda profesional y que la información la busquen en sitios veraces. Tenemos que entender, que estas mujeres lidian con el miedo, hay que informarlas de la mejor manera y, sobre todo, que esta información se adapte a su lenguaje”, concluye Berruezo.

En relación con esto, la Asociación Española de Pediatría incide también en que la vacuna no está contraindicada en la lactancia, siendo además compatible con la donación. “Suspenderla para administrar la inmunización pone en riesgo la salud de la madre y del lactante”, inciden en un comunicado. Las dudas de las progenitoras han sido muchas.

“La evidencia al respecto es escasa, debido fundamentalmente a la ausencia de mujeres incluidas en los ensayos clínicos realizados previamente a la puesta en marcha de la vacunación de la población. Sin embargo, la administración general de vacunas en madres lactantes es segura para la propia progenitora, la lactancia y el lactante, exceptuando las vacunas con virus vivos atenuados, como es el caso de la fiebre amarilla”, señalan desde la AEP. La doctora María José Párraga Quiles, miembro del área de Lactancia Materna del Comité de Nutrición y Lactancia Materna de la asociación, explica en el texto que “las vacunas autorizadas en España contra la covid-19 están basadas en RNA mensajero o en vectores virales [adenovirus no patógeno para el hombre y modificado con material genético del coronavirus]. Ninguna de ellas contiene virus vivos, por lo que carecen de capacidad infectiva”, apunta.

Por ello, organizaciones y asociaciones científicas internacionales y nacionales como la OMS, el Ministerio de Sanidad de España o el Comité Asesor de Vacunas de la AEP, “no desaconsejan su utilización en madres lactantes”. Los pediatras también hacen un llamamiento en el que “insta a implantar la lactancia materna desde el nacimiento, incluso en caso de infección materna por covid-19”. En su comunicado, la organización, formada por más de 14.000 expertos, reitera que amamantar protege al bebé contra enfermedades comunes.

¿Por qué y desde cuándo se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna?

La Semana Mundial de la Lactancia Materna, instaurada en 1992, es actualmente el movimiento social más extendido en defensa de dar el pecho. Se celebra en más de 120 países del 1 al 7 de agosto, aniversario de la Declaración de Innocenti, firmada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en agosto de 1990 sobre la protección, el fomento y el apoyo a las mujeres que quieren amamantar. El lema elegido este año es: Proteger la Lactancia Materna: Una Responsabilidad Compartida.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Carolina García

La coordinadora y redactora de Mamas & Papas está especializada en temas de crianza (Salud, Psicología) y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es autora de 'Más amor y menos química' (Aguilar) y 'Sesenta y tantos' (Ediciones CEAC). Es licenciada en Psicología, Máster en Psicooncología y Máster en Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS