De la luz a los muebles: los nuevos paritorios vienen diseñados para lograr una experiencia de parto lo más tranquila posible

El estudio Virai-Parra-Müller Arquitectura de Maternidades ha ganado un premio por remodelar el área de partos del Hospital Universitario Punta de Europa, de Algeciras. Según los autores, este favorece el bienestar de la madre y del bebé

Una madre sonríe mientras sostiene a su bebé recién nacido por primera vez en su pecho.
Una madre sonríe mientras sostiene a su bebé recién nacido por primera vez en su pecho.FatCamera (Getty Images)

No es ninguna novedad que un entorno lo más parecido a un hogar y lo menos parecido a un hospital es algo que favorece, y mucho, las condiciones óptimas para dar a luz. Desde hace tiempo, muchas voces desde la Ciencia han expresado la necesidad de normalizar el parto, es decir, no medicalizarlo si no hay una razón que así lo indique. Que sea seguro, por supuesto, para madre e hijo, y donde se cumplan condiciones de bienestar, son sinónimos de poner las bases para establecer una perfecta sincronía entre ambos cerebros y establecer, en el caso de que así lo desee la futura progenitora, una lactancia exitosa.

Todo esto lo saben las arquitectas que han diseñado un paritorio que ha sido premiado en el Congreso Europeo de Arquitectura Hospitalaria 2022 (European Healthcare Design Conference, EHD2022), que se celebró en Londres el pasado junio. Marta Parra, arquitecta, cofundadora del estudio Virai+Parra-Müller Arquitectura de Maternidades, y Nicolás Neleo Sánchez Cañamero, ingeniero del servicio de mantenimiento del centro médico, recogieron el galardón. El proyecto presentado corresponde a la remodelación y nuevo diseño del área de partos del Hospital Universitario Punta de Europa, de Algeciras (Cádiz), desarrollado por el estudio. Por primera vez, un proyecto español se ha hecho no solo con el primer premio en la categoría de Diseño en Salud y Bienestar, sino también con el segundo en la categoría Diseño en Innovación y Transformación.

Muchas maternidades en España siguen funcionando en espacios que ya no se adecúan a los parámetros mínimos de seguridad que norma la Estrategia de Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad y que deberían tener las salas de parto en la actualidad. Por ello, cabe destacar el trabajo e implicación del personal del Puerta de Europa quien, impulsado por el matrón Antonio Fernández Caballero, insiste en “la necesidad de reformar el área de obstetricia y realizar la transformación necesaria para una atención con garantías”.

El estudio Parra-Müller Arquitectura de maternidades en colaboración con Virai-Arquitectura presentó un proyecto innovador para adecuar los espacios antes existentes a las nuevas prácticas en la atención al parto normal, centrado en la mujer y su bebé, pero sin olvidar la funcionalidad, la seguridad y la belleza del entorno.

El nuevo espacio incluye tres unidades de Trabajo de Parto y Recuperación (ampliables a cuatro), una sala para bañera obstétrica que es accesible desde dos salas de parto, consulta, sala de monitores, un quirófano obstétrico, un área de reanimación central y espacios para personal (zona de trabajo, descanso, reunión, cuarto de guardia, vestuarios y aseos).

Área de Partos del Hospital Universitario Punta de Europa, de Algeciras (Cádiz, España).
Área de Partos del Hospital Universitario Punta de Europa, de Algeciras (Cádiz, España).

Habla la ciencia

Sara Cañamero de León es matrona y lleva años difundiendo la idea de normalizar los partos a través de sus publicaciones y charlas. “El paritorio”, explica, “y las zonas de dilatación dentro del entorno hospitalario son las únicas zonas que habitualmente son habitadas por población sana y acogen un evento fisiológico y natural. No solo importa el cómo parimos, sino también el dónde lo hacemos”. “El ambiente”, sostiene, “así como todo lo relativo a la arquitectura hospitalaria, pueden llegar a hacer del nacimiento una experiencia muy positiva, o todo lo contrario. Para ello es fundamental comprender la fisiología del parto, la importancia de determinados elementos que pueden favorecer la liberación de las hormonas que van a ayudar a que el proceso fluya”.

En la Estrategia de Atención al Parto Normal se pone en evidencia la importancia de buscar entornos que favorezcan sensaciones de intimidad, seguridad y tranquilidad de la mujer a la hora de parir. Es importante, recalca esta matrona, “que la mujer sienta seguridad, intimidad durante su parto, es por ello que a la hora de pensar en el mejor lugar para parir sea aquel en el que la parturienta sea la protagonista del espacio”.

Área de Partos del Hospital Universitario Punta de Europa, de Algeciras (Cádiz, España).
Área de Partos del Hospital Universitario Punta de Europa, de Algeciras (Cádiz, España).

Cañamero considera que es “vital” entender que el parto es movimiento, “y por ello es preciso aportarlo mediante espacios amplios, con poco mobiliario”. Para ella, también es fundamental conocer cuáles son las diferentes posiciones en las que la mujer puede parir, y ofrecer dispositivos y medios para que pueda hacerlo, facilitar las diferentes posturas mediante bañeras, pelotas, camas, lianas o telas colgadas del techo que permitan la sujeción de la mujer para facilitar el parto vertical, las sillas de parto…. La luz también juega un papel clave: “La iluminación es extremadamente importante para poder favorecer o dar un ambiente de intimidad: la luz natural, iluminación indirecta, luces tenues...”, repasa. “Es sabido que las luces blancas de hospital inhiben la liberación de oxitocina, hormona indispensable para que el parto pueda llevarse a cabo”, añade.

“El diseño de dilatación-paritorio para que la mujer no deba ser trasladada en ninguna fase del proceso del parto, y que se sienta segura, por un lado, y libre, con intimidad, como en casa, por otro. Ya que somos mamíferas, el parto está mediado y regulado por hormonas que responden a esos sentimientos, a esas emociones”, sostiene Cañamero. “Creo que es posible llegar a un punto en el que puedan converger”, reflexiona, “por un lado, la seguridad de la mujer y el bebé (con los diferentes medios, dispositivo... que sean necesarios, disimulados en la arquitectura del espacio para que los sanitarios puedan usarlos si fuese preciso), y la comodidad de la mujer, el respeto a la fisiología del parto por otro”.

Por su parte, la doctora en Biología María Berrozpe alaba esta iniciativa: “Los espacios agradables y relajados que inspiran confianza y donde la madre se siente ya no solo segura al estar piel con piel con su bebé, sino cómoda y confortable, propician el estado de ánimo necesario para que se pueda concentrar en el niño y que se establezca así esa impronta que es tan importante y que propicia una futura relación de apego saludable entre ambos: madre y recién nacido”.

Puedes seguir Mamas & Papas en Facebook, Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter quincenal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS