De origen humilde, sensible a lo social y leal al mandatario, así es la nueva secretaria de Seguridad

Rosa Icela Rodríguez conoció a López Obrador cuando estuvo al frente de la Ciudad de México y lleva 20 años detrás de los programas sociales para prevenir la violencia en la capital

Rosa Icela Rodríguez caminando por el centro de Ciudad de México.
Rosa Icela Rodríguez caminando por el centro de Ciudad de México.Diego Simón Sánchez (Cuartoscuro)

El ejercicio de transparencia del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, supera cada día, no solo las expectativas, sino a los propios señalados. La responsable de los puertos del país, Rosa Icela Rodríguez, que lleva un mes encerrada en su casa recuperándose de covid, se enteró en la conferencia mañanera de este viernes que es la persona elegida para encargarse de la seguridad pública en el país.

Periodista de formación, Icela Rodríguez, de 52 años, pertenece al grupo de funcionarios que más le gustan al presidente: trabajadora, discreta, con un claro enfoque social y leal al mandatario. Después de 20 años vinculada al Gobierno de la capital sus logros han trascendido sexenios y carteras.

Tras trabajar en distintos periódicos comenzó su carrera en la administración en 1997 en el área de Comunicación Social de la Asamblea del Distrito Federal con Cuauhtémoc Cárdenas. Posteriormente se unió al entonces jefe de Gobierno, López Obrador, donde se dedicó a la atención social en la Secretaría de Seguridad Pública (2000- 2006). Desde ahí puso en marcha un novedoso programa de atención a las colonias más desfavorecidas con el envío 70 coordinadores a las delegaciones con el objetivo de reducir los índices delictivos y la corrupción entre los mandos policiales.

Un programa que fue aplaudido por el siguiente jefe de Gobierno y hoy canciller, Marcelo Ebrard, que la nombró coordinadora del Gabinete de Gobierno y Seguridad Pública entre 2006 y 2009. Miguel Ángel Mancera la nombró Secretaria de Desarrollo Social hasta 2015, cuando pasó a ocupar el área de Equidad para las comunidades.

Con la escisión entre el PRD de Mancera y el Morena de López Obrador, Icela Rodríguez optó por seguir el camino de la 4T y se enfrentó a sus antiguos compañeros, quienes la acusaron de usar el padrón de los programas sociales para favorecer al partido del presidente durante las elecciones.

López Obrador la ha descrito esta mañana como una mujer “de familia humilde y que viene de abajo”. Nacida en Xilitla, la tierra de adopción de Sir Edward Jame en San Luis Potosí, estudió periodismo y fue reportera en El Universal y La Jornada. “Posteriormente estuvo conmigo en Seguridad Pública cuando creamos las coordinaciones en la Ciudad de México para atender el problema de la seguridad”, ha dicho el mandatario al anunciar su nombre.

Icela Rodríguez era la mano derecha de la actual Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, hasta que López Obrador recurrió a ella para “poner orden” en los puertos del país, uno de los puntos más descontrolados de la geografía nacional y lugar de entrada de gran parte de las mercancías ilícitas que llegan a México. “La necesitaba para acabar con la corrupción en los puertos, el contrabando, la introducción de droga, todo esto”, ha resumido López Obrador.

Según el mandatario ella está detrás de su decisión de militarizar los puertos: “Rosa Icela nos ayudó en un tiempo a levantar un diagnóstico de cómo estaba la situación, ese diagnóstico me sirvió para tomar decisiones y mandar la iniciativa de reforma para entregar el manejo de los puertos a Marina, porque es un asunto grave, como el de las aduanas, migración…”.

Icela Rodríguez, a quien la noticia le tomó recuperándose tras un positivo por covid-19 que la ha mantenido apartada de su oficina durante un mes, no solo ha sido propuesta como secretaria de Seguridad Pública sino también coordinadora del Gabinete de Seguridad del Gobierno, que incluye la coordinación con los militares y la Guardia Nacional.

“Vamos a esperar, a ver qué responde. Lleva un mes recuperándose por la covid-19. Es mucho tiempo, sí, pero espero que ya salga adelante. Ya está atendiendo asuntos y llamadas”, ha revelado este viernes López Obrador.

Icela Rodríguez, la mujer que se encargará de pacificar un país que contabiliza casi 100 muertos diarios gracias a la expansión del cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), al que se suman decenas de otros cárteles más pequeños, casi familiares, pero no menos violentos, es coautora de cuatro libros enfocados a la atención de los ancianos. En uno de los últimos, Autonomía y dignidad en la vejez, la futura secretaria de Seguridad Pública hace una descripción de la violencia en la capital que supone la mejor tarjeta de presentación para conocer sus intenciones al frente de la Secretaría más difícil. “Es sabido que la violencia no se puede enfrentar solo y únicamente con una mayor dotación de policía. Es fundamental reconocer su vínculo con el desarrollo social y las políticas de bienestar. Los impactos negativos de la violencia en el desarrollo económico y social no se limitan a estos gastos en los que se incurre y que ocupan valiosos recursos que podrían utilizarse en proyectos de salud y educación, sino que incluyen la reducción de la productividad de la fuerza de trabajo, de la acumulación de capital social”, escribió en el libro publicado en 2015, coordinado por Alicia Bárcenas.

Icela Rodríguez propuso entonces para la capital el que será uno de sus mantras para el país: “Políticas sociales que impacten positivamente para que las oportunidades de empleo digno sustituyan la ocupación que brinda la producción, el consumo y el tráfico de la droga y poner en el acento en las capacidades, valores y atributos positivos de los seres humanos”. El tiempo —los cuatro años que tiene por delante— y las cifras juzgarán si el libro es solo un compendio de ingenuidades o el pilar de la futura pacificación del país.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción