Best Buy abandona México tras 13 años de presencia en el mercado

La empresa estadounidense de productos electrónicos cerrará las 49 sucursales en el país a causa de la crisis económica de la pandemia

La fachada de una tienda de Best Buy en una imágen de archivo.
La fachada de una tienda de Best Buy en una imágen de archivo.Justin Sullivan (Getty Images)

La empresa Best Buy ha anunciado este martes que tras 13 años de operaciones en México cerrará sus tiendas en el país a causa de la crisis económica del coronavirus. El director regional, Fernando Silva, ha informado en una conferencia con los accionistas de que ocho tiendas ya han bajado la persiana y que las 41 restantes lo harán a partir del 31 de diciembre de 2020. “A pesar de este trabajo extraordinario, los efectos de la pandemia han sido muy profundos y no nos es viable mantener nuestro negocio en México”, ha sentenciado antes de agradecer el trabajo realizado por los colaboradores y socios comerciales que han participado en la empresa desde la primera apertura de una tienda mexicana en 2008.

El comunicado de la empresa promete mantener los seguros de vida de sus empleados mexicanos así como los seguros de gastos médicos. Además, han matizado que las órdenes de cierre están en proceso, por lo que los pedidos que se realicen en las próximas semanas se completarán con normalidad y su página web seguirá estando operativa. “Esta decisión no refleja de ninguna manera los esfuerzos que ha hecho nuestro equipo de colaboradores. Debemos sentirnos muy orgullosos de lo que hemos alcanzado en Best Buy México: construimos un equipo extraordinario y establecimos una cultura excepcional”, ha expresado Silva.

La empresa de productos electrónicos aterrizó en México en pleno auge de su expansión internacional cuando se convirtió además en una de las mayores empresas de ventas de su sector. Antes de la crisis económica de 2008, la empresa de Minnesota consiguió ser nombrada por Forbes como “compañía del año” y anunció un incremento del 40% en sus operaciones. La expansión incluiría 1.800 sucursales nuevas en todo el mundo. Sin embargo, con el desplome de la economía, Best Buy recortó sus previsiones de crecimiento un 29% y las ventas bajaron entre el 5% y el 15% respecto a años anteriores. “Nunca habíamos visto unos tiempos tan difíciles para los consumidores”, dijo el consejero delegado de la empresa, Brian Dunn, quien reconoció que la gente “está haciendo cambios dramáticos en sus gastos, y no somos inmunes a ellos”.

Poco después, Best Buy abandonó el mercado europeo. El auge de Amazon y la crisis llevó a la entonces mayor cadena de productos electrónicos del mundo a vender la participación en la empresa conjunta que tenía con la británica Carphone Warehouse, con la que operaba en 2.400 pequeños locales en ocho países.

Best Buy es una de las muchas empresas que han caído ante la crisis económica derivada de la pandemia. A diferencia de ellas, Amazon ha visto despegar sus ventas con los pedidos online de productos de primera necesidad. La empresa, que ha pasado a ser el gigante indiscutible del sector, ha contratado a 170.000 personas para atender la avalancha de pedidos y ha aumentado el salario en dos dólares la hora desde marzo. Según una encuesta de la consultora RBC Capital Markets hecha en pleno mes de marzo, el 41% de los consultados en Estados Unidos dijeron que planeaban comprar comida a través de Internet durante el confinamiento. En adición, el Gobierno de México redujo casi un 10% la inversión directa en empresas extranjeras, lo que obligó a muchas compañías a reorganizar estratégicamente sus filiales para apuntalar los resultados financieros y contar con liquidez

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS