Las madres de desaparecidos que recibieron palas en Sonora defienden que las críticas “no son justas”

“Quisiera que la foto de mi hijo desaparecido se hubiera viralizado como se viralizó este acontecimiento”, lamenta una de las integrantes de Guerreras Buscadoras

Integrantes del colectivo Guerreras Buscadoras, a la izquierda, y la alcaldesa Sara Valle, este viernes, en Guaymas.
Integrantes del colectivo Guerreras Buscadoras, a la izquierda, y la alcaldesa Sara Valle, este viernes, en Guaymas.Ayuntamiento de Guaymas

Las mujeres del colectivo de personas desaperecidas que recibieron palas para encontrar a sus familiares en el municipio de Guaymas, al norte de México, han defendido este viernes que “no es justo” criticar a la alcaldesa, Sara Valle, por entregarles esas herramientas en le marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer ni a ellas por recibirlas. Según ha explicado esta mañana Sinthya Gutiérrez, miembro del colectivo Guerreras Buscadoras, el grupo pidió “hace tres semanas” el apoyo al Instituto de la Mujer municipal. “Hay gastos y nosotras solo queremos apoyo”, ha agregado.

“Para nosotras no es nada fácil. Vamos como podemos, porque solo queremos buscar a nuestros familiares desaparecidos. Pero hay gastos y nosotras solo queremos apoyo”, ha dicho Gutiérrez en una conversación grabada junto a la alcaldesa Sara Valle, del Partido del Trabajo. Gutiérrez ha explicado que semanas antes habían entregado al Instituto de la Mujer municipal una lista con los materiales que necesitaban y que no era la primera vez que lo hacían. El Ayuntamiento de Guaymas, una ciudad de 113.000 habitantes, entregó entonces palas y cubetas al colectivo de familiares de desaparecidos. Regaló además guantes, gel, cubrebocas, sueros y agua embotellada, todo envuelto con grandes moños brillantes, según difundió el Gobierno municipal a través de las redes sociales.

El acto fue criticado por quienes lo calificaron de “insensibles”, “cínico” o “indolente”. La alcaldesa, sin embargo, defendió que no era “insensibilidad”, sino “empatía”. “Eso es lo que nos solicitaron”, dijo Valle. “Ojalá la foto de mi hijo desaparecido se hubiera viralizado como se viralizó este acontecimiento”, ha lamentado Gutiérrez. “Quisiera que [los que critican] estuvieran en nuestro lugar para que sintieran lo que en realidad nosotros sentimos. Imagínese buscar y todavía pedir”, ha expresado Gutiérrez. “[Reclamamos] seguridad también, es cierto, pero todo va paso a paso, yo sé que no es de la noche a la mañana”, ha aclarado Gutiérrez.

El mismo día en el que la presidenta municipal entregó las palas, el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, avisaba en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, de que la zona que va desde el municipio Cajeme hacia Guaymas “se está convirtiendo en uno de los corredores más violentos”. En Sonora, un Estado donde la violencia ha crecido en los últimos años, 4.084 personas están desaparecidas, de acuerdo con los datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas. Y en el municipio de Guaymas, más de 22 personas han desaparecido en el último mes, según informa el periodista local José Ramírez.

México busca a más de 61.600 personas. La mayoría comenzó a desaparecer desde 2006, cuando el presidente Felipe Calderón sacó al Ejército a la calle para combatir a los cárteles. La violencia sigue tras la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador, quien prometió cambiar de estrategia frente al narco. Durante los primeros meses de este año, se registraron más de 100 homicidios diarios, según el conteo de las autoridades de Seguridad. Y la falta de personal, recursos, forenses y la descoordinación entre las fiscalías federales y estatales dificulta que haya avances en las investigaciones.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción