El embajador de Estados Unidos en México critica la falta de cooperación entre ambos países

Cristopher Landau lamenta la falta de coordinación y comunicación entre las autoridades en el caso del general Cienfuegos

El embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, durante un acto protocolario en Guadalajara, en 2019.
El embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, durante un acto protocolario en Guadalajara, en 2019.Francisco Guasco (EFE)

El embajador de Estados Unidos en México, Cristopher Landau, ha criticado lo que considera como una falta de comunicación y coordinación entre las autoridades mexicanas y estadounidenses en el caso del exsecretario de Defensa, el general retirado Salvador Cienfuegos, a quien la fiscalía general de México retiró el jueves los cargos de narcotráfico. “Ambos países somos grandes y tenemos gobiernos grandes, burocracias grandes, con muchos componentes distintos que a veces no se comunican como lo deberían hacer entre sí, y francamente ese fue el caso aquí”, ha afirmado Landau, quien también ha dicho que su país entregó al general Cienfuegos a México “sin poner condiciones”, pero con la expectativa de que se abriera una investigación para enfrentar un posible juicio contra el exmilitar, arrestado en Estados Unidos por cargos de narcotráfico.

“Es importante destacar que nosotros devolvimos al general Cienfuegos sin condiciones, porque el fiscal William Barr revisó todo el caso y él decidió que, realmente, le correspondía a México en primer lugar investigar este caso. El fiscal Barr pensó que sería lo mejor para la cooperación entre ambos países. La FGR abrió una investigación, como es su derecho como país soberano, no sé a dónde va esa investigación, supongo que sigue”, ha dicho el diplomático, quien ha agregado que se siente “frustrado” por la falta de cooperación entre las autoridades de ambos países en el combate al crimen organizado. “Me frustra, porque a pesar de todo lo que hacemos siempre, parece que llegamos al mismo punto en donde nos culpamos los unos a los otros y se quedan los narcos, los criminales, y nosotros regañándonos. Tenemos que buscar formas de prevenir este tipo de malentendidos y enfocar esfuerzos en combatir el crimen, no tenemos otra alternativa, si seguimos peleando, los delincuentes van a seguir fortaleciéndose”, ha afirmado en una conferencia de prensa ofrecida el jueves de forma virtual a medios mexicanos.

La Fiscalía de México exoneró el jueves al exministro de Defensa, tras asegurar que no halló pruebas que incriminen al oficial. El exgeneral, que fue secretario de Defensa del Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) fue detenido el 15 de octubre pasado en Los Ángeles y por decisión de las autoridades estadounidenses regresó a México el 18 de noviembre, con la expectativa de que se abriera un juicio en su contra por los cargos de narcotráfico. La Fiscalía de México determinó que Cienfuegos “nunca tuvo encuentro alguno con los integrantes de la organización delictiva investigada [en Estados Unidos]” y que “tampoco sostuvo comunicación alguna con ellos, ni realizó actos tendientes a proteger o ayudar a dichos individuos”.

Tras expresar su “frustración” por la forma en que ambos países han llevado el caso del exgeneral, el embajador también ha criticado la reforma a la Ley de Seguridad, que aumenta los controles sobre las tareas de los “agentes extranjeros” —entre ellas las operaciones antidroga— en México. “Entiendo que hay mucha gente que decía que Estados Unidos no advirtió del general Cienfuegos [en relación al secretismo con que se llevó en un inicio el caso], pero creo que la respuesta no debe de ser que pongamos en peligro la colaboración [antidrogas]. Estamos en comunicación continua con el Gobierno de México sobre la implementación de la nueva ley y espero que se pueda implementar de una manera que no perjudique la comunicación entre ambos países”, ha dicho.

Landau también ha informado de que el Gobierno mexicano rechazó material de Estados Unidos para controlar el tráfico de armas en las fronteras conjuntas, informa EFE. “Nosotros hemos ofrecido donar al Gobierno de México equipos no intrusivos para controlar el tráfico de armas en las fronteras, y no se ha aceptado”, ha revelado. “Creo que para mucha gente en México, este punto de las armas es solamente una cosa que se hace para regañar a Estados Unidos. Yo sí creo que hay más que podemos hacer (Estados Unidos) y hay más que México también puede hacer”, ha sostenido el diplomático.

El embajador, de 57 años y quien fue nombrado en el cargo por Donald Trump en 2019, también ha dicho que ex fiscal general de Estados Unidos, William Barr, ofreció a las autoridades mexicanas extraditar a México a traficantes de armas. “Nunca recibimos una petición de extradición durante mi gestión. Me dio mucha pena porque me hubiera gustado ver una”, ha informado Landau.

Sobre la firma

Carlos Salinas Maldonado

Redactor de la edición América del diario EL PAÍS. Durante once años se encargó de la cobertura de Nicaragua, desde Managua. Ahora, en la redacción de Ciudad de México, cubre la actualidad de Centroamérica y temas de educación y medio ambiente.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS