México rescata 2.395 cuerpos de fosas clandestinas en los primeros dos años de López Obrador

Desde diciembre de 2018, el país cuenta 16.875 personas desaparecidas, casi una cuarta parte del total desde que inició la guerra al narco

Integrantes del colectivo “Los otros buscadores de Huitzuco”, realizan una búsqueda en fosas clandestinas en el estado de Guerrero.
Integrantes del colectivo “Los otros buscadores de Huitzuco”, realizan una búsqueda en fosas clandestinas en el estado de Guerrero.Dassaev Téllez (Dassaev Téllez)

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha divulgado este viernes los datos actualizados de personas desaparecidas y fosas clandestinas halladas en México. Con corte a diciembre de 2020, las cifras de hoy cierran los dos primeros años del sexenio. El panorama es desolador. Desde diciembre de 2018, las autoridades han rescatado 2.395 cuerpos de fosas clandestinas. En este tiempo se ha registrado la desaparición de 16.875 personas cuyo paradero se desconoce. En total, México cuenta más de 80.000 desaparecidos desde 2006, cuando el Gobierno de Felipe Calderón inició su ofensiva contra el crimen organizado.

El subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, ha sido el encargado de presentar las cifras. Encinas ha incidido en el único aspecto positivo que podía destacar, la ralentización de la tragedia. En 2020, las autoridades encontraron un 33% menos de fosas que en 2019. Igualmente el año pasado se halló un 18% menos de cuerpos en fosas que durante el año anterior.

El funcionario ha señalado también los avances en materia de identificación de cadáveres. De los 2.395 cuerpos hallados en fosas en los últimos dos años, las autoridades han identificado el 39%. La mayoría de cuerpos recuperados de fosas, ha dicho Encinas, se concentra en cinco estados: Jalisco, Colima, Michoacán, Zacatecas y Guanajuato. Regiones contiguas que abarcan buena parte del centro del país y cientos de kilómetros de costa, estos cinco estados han registrado incrementos en los índices delictivos en los últimos años.

Encinas ha señalado en especial el caso de Guanajuato, campo de batalla de mafias que durante años se han alimentado del robo de combustible. En los últimos tres meses de 2020, las autoridades ubicaron allí más de 200 cuerpos en al menos 102 fosas.

La situación en México es crítica desde hace años. Primero por la cantidad de personas desaparecidas registradas desde 2006. Y luego por una de las consecuencias de la ofensiva, el desbordamiento de los servicios forenses y la incapacidad de los gobiernos para tener siquiera bases de datos confiables de desaparecidos, fosas o restos humanos.

En junio de 2019, el propio Encinas dijo que el país vivía una crisis forense. “Si bien a nivel nacional existen 217 laboratorios y 263 anfiteatros, la mayoría de las entidades federativas cuenta apenas con una capacidad para identificar solo el 20% de los cuerpos que reciben, al tiempo que las instalaciones para almacenar cuerpos tienen una sobreocupación al menos del 40%”, escribió el funcionario en su blog. Encinas anunció una inversión de 410 millones de pesos, algo más de 20 millones de dólares, para la construcción de cinco institutos regionales forenses en Coahuila, Nuevo León, Sonora, Veracruz y Ciudad de México, además de 15 cementerios forenses en otras tantas regiones.

En todo este tiempo, el subsecretario de Derechos Humanos ha criticado en varias ocasiones las “resistencias” de los gobiernos locales. No solo en resolver el problema, sino en reconocerlo. “Lamentablemente en muchas ocasiones por indiferencia o ineficacia de la propia autoridad, no han estado a la altura de la emergencia forense que estamos viviendo”, dijo el funcionario en junio del año pasado.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción