De la furia a la revancha, la demanda de los grupos ciclistas por la seguridad vial en la capital de México

Organizaciones de ciclistas celebran manifestaciones todos los viernes en Ciudad de México para exigir la implementación del reglamento vial

Ciclistas de diversas organizaciones, en una manifestación en Ciudad de México.
Ciclistas de diversas organizaciones, en una manifestación en Ciudad de México.Mario Jasso (Cuartoscuro)

La vida de Mario Trejo cambió para siempre la tarde del 6 de noviembre de 2020. Mientras el joven de 26 años conducía su bicicleta, un autobús de pasajeros lo arrolló y pasó por encima de su pierna, lo que días más tarde le provocó la amputación de la extremidad. “No volverá a ser el mismo”, dice Evelyn Sánchez, tía de la víctima, quien desde este suceso se ha sumado cada viernes a manifestaciones convocadas por el colectivo de ciclistas Justicia para todos para exigir justicia por las muertes en accidentes viales en Ciudad de México.

Desde el inicio de sus protestas se ganaron varios insultos de automovilistas al bloquear vialidades importantes de la capital, pero no fue sino hasta la semana pasada que tuvieron un enfrentamiento violento con miembros de la policía de la ciudad. “Primero fueron agresiones verbales porque nos fueron replegando para no bloquear la entrada al segundo piso (del Periférico, una vialidad principal) y después se vino la agresión a golpes”, relata Sánchez, también ciclista, de 38 años.

Marco Antonio Valdovinos también participó en esta manifestación a la que se convocó como un “viernes de furia”. En 2019, Patricia Sánchez, su esposa, falleció después de que la atropelló otro autobús de pasajeros de la misma ruta que la que arrolló a Trejo. “Hemos hecho estas manifestaciones los viernes porque causamos gran impacto, pero se dio ese enfrentamiento porque hasta ahora no habíamos intentado bloquear una vía de acceso controlado de cuota”, dice el trabajador de 47 años. “Lo que predomina entre las autoridades es un desprecio por la vida de las víctimas”, comenta.

Derivado de la pandemia de la covid-19 y el confinamiento, hay menos accidentes viales, pero hay más muertes. El aumento de la velocidad a la que van los autos, así como el incremento en viajes en bicicleta son dos de los factores de este fenómeno. Según datos de la Secretaría de Movilidad (Semovi), hasta septiembre del año pasado se registraron poco más de 1.100 incidentes en las calles de la capital en los que fallecieron 16 ciclistas, en contraste con los siete fallecimientos registrados en 2019. La proporción más alta de muertes se dio entre los motociclistas. En el mismo periodo, el porcentaje de fallecidos en motocicleta pasó de 14,4% a 36,2% del total. Adicionalmente, según el proyecto Ni una muerte vial, en lo que va de 2021 han fallecido 13 peatones y cuatro ciclistas.

Mayor velocidad, peores accidentes

Una de las demandas de los colectivos ciclistas es que se verifique que no se excedan los límites de velocidad. Desde mediados de 2019, el Gobierno de la Ciudad de México implementó el sistema Fotocívicas, con el cual se sanciona con trabajo comunitario cuando un radar de velocidad detecta que un automovilista excede los límites establecidos, en lugar de que se haga el pago de una multa. Fernanda Rivera, directora de Seguridad Vial y Sistemas de Movilidad Urbana Sustentable de la Secretaría de Movilidad, asegura que se ha trabajado desde varios frentes para disminuir la velocidad y prevenir accidentes fatales. “Es un programa que se puede fortalecer, pero que sin duda ha tenido un efecto en las personas que conducen automóviles”, dice la funcionaria en entrevista.

Para Areli Carreón, fundadora de la Asociación Bicitekas, se trata de un sistema que no funciona para prevenir accidentes por exceso de velocidad. “La propuesta de las Fotocívicas, aunque innovadora, no ha demostrado un gran resultado para prevenir que se incurra en violaciones de exceso de velocidad y de otros riesgos viales”. Hasta el 4 de enero de este año, la Semovi ha infraccionado a más de 449.000 automóviles, con un promedio de 1,8 violaciones al reglamento por auto. “Existe la ley y el reglamento de tránsito, el problema es que no se cumple”, dice Carreón.

Transporte público contra peatones y ciclistas

La mayor parte de los habitantes de Ciudad de México se mueve en transporte público, pero no el controlado por el Gobierno, sino a los que se les otorga una concesión para operar en las calles. Según el Instituto Nacional de Estadística Y Geografía (Inegi), el 74% de los más de 15 millones de viajes en la capital se hacen en microbuses y combis. “A nosotros no nos queda claro cómo es que se sigue permitiendo que esos camiones sigan circulando cuando matan a las personas”, dice Valdovinos.

Luego del accidente de Trejo, el Gobierno le retiró el permiso a la empresa de transporte al encontrar que no cumplen con las reglas de movilidad. Adicionalmente, la Semovi, la Secretaría de Seguridad y la fiscalía capitalina implementaron en enero de este año cambios al Reglamento de Tránsito, entre los que se incluyen mayores operativos para perseguir a conductores en estado de ebriedad, más radares de velocidad y que las empresas concesionarias cuenten con pólizas de seguro que cubran en su totalidad los accidentes viales. “Apostar por estos cambios para reducir la impunidad, atender a víctimas y trabajar en la prevención nos ayudará a tener mayor seguridad vial no solo para ciclistas, sino para todos los que usan la vía pública”, señala Rivera.

Para el colectivo Justicia para todos, integrado en su mayor parte por ciclistas y víctimas de accidentes viales, no bastan estos cambios. “Vamos a seguir manifestándonos hasta que haya un respeto por la vida de todos”, comenta Evelyn Sánchez. La siguiente manifestación, convocada para este viernes, ha sido llamada viernes de revancha. “No es un reclamo solo de ciclistas, es un reclamo de todos y no vamos a parar”, asegura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción