López Obrador celebra la decisión del Tribunal Electoral que le permite entrar en plena campaña

Los jueces electorales decidieron el miércoles levantar las medidas cautelares que impedían al mandatario pronunciarse sobre los comicios de junio en sus conferencias matutinas

El presidente Andrés Manuel López Obrador, este jueves, en el Palacio Nacional.
El presidente Andrés Manuel López Obrador, este jueves, en el Palacio Nacional.Presidencia de México (EFE)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha celebrado la mañana de este jueves la decisión de los magistrados electorales de revocar las medidas cautelares impuestas por el Instituto Nacional Electoral (INE), la autoridad electoral, que impedían al mandatario pronunciarse sobre las elecciones intermedias de junio. “Celebro que el Tribunal Electoral haya tomado esa resolución de que no se limite, no se censure esta conferencia mañanera... actuaron bien”, dijo López Obrador desde su tribuna que, aunque colocada físicamente en Palacio Nacional, es omnipresente en toda la vida política del país. Sus populares conferencias matutinas, celebradas al menos de lunes a viernes, se habían convertido en un acto problemático para el instituto electoral, que tiene entre sus tareas vigilar la equidad de la contienda en la que Morena busca mantener el control de la Cámara de Diputados.

El fallo de los magistrados, de cinco votos contra dos, es una rotunda victoria para el presidente, quien no ha ocultado sus recientes fricciones con los funcionarios que encabezan el INE. “Hay diferencias de tiempo atrás, porque al estar en la oposición padecimos de la falta de imparcialidad del INE y algunos consejeros hasta la fecha. Entonces, celebro que las instituciones vayan actuando con libertad, con independencia”, añadió López Obrador. El mandatario afirmó que “no tiene el gusto” de conocer a los siete jueces electorales que componen la Sala Superior del Tribunal Electoral. Con esta frase, el jefe del Ejecutivo se desmarca de las afirmaciones que indican que la mayoría dentro del tribunal muestra un favoritismo al Gobierno de Morena. Sin embargo, los jueces que componen el órgano han cedido ante quienes ostentan el poder y continuamente son objetos de presiones políticas.

La polémica comenzó el 23 de diciembre, cuando el presidente fue cuestionado en su conferencia sobre la inédita alianza opositora compuesta por el PRI, el PAN y el PRD, que aglutina a quienes por años fueron enemigos electorales y ahora se han unido para vencer a Morena el 6 de junio. “Ellos vienen de un régimen antidemocrático, o sea, hicieron fraude, hay muchísimas víctimas del fraude electoral que cometieron estos que están ahora unidos, incluidos los intelectuales orgánicos que guardaron silencio, firmaban manifiestos a favor de los fraudes”, dijo entonces el presidente.

Los dichos provocaron la queja del PRD, una mermada organización de izquierdas, que acudió ante el INE para solicitar medidas cautelares. La formación, a la que después se unió el conservador PAN en la queja, quería mantener a raya los dichos del presidente de los comicios de este verano, cuando será renovada la Cámara de Diputados, 15 gobiernos locales y miles de alcaldías. El Instituto concedió la medida porque partió de la posibilidad de que el presidente repitiera un hecho similar. Esta decisión fue recurrida por el abogado del presidente, Julio Scherer, el 19 de enero.

Cinco jueces electorales -el presidente del Tribunal, José Luis Vargas; Felipe de la Mata; Mónica Soto; Felipe Fuentes Barrera e Indalfer Infante- consideraron que el INE se excedió en sus atribuciones pues la restricción no solo fue para el presidente López Obrador sino para todos los funcionarios públicos. En una sesión a puerta cerrada, estos magistrados decidieron este miércoles, con base en denuncias previas, que las medidas cautelares eran improcedentes también porque “nunca se ha determinado que esas conductas tengan un carácter ilícito”, señala un comunicado del Tribunal Electoral emitido la noche del miércoles. Desde Palacio Nacional este debate siempre se ha enmarcado en libertad de expresión del presidente y cómo esta no debe tener límites.

Los jueces que quedaron en la minoría, Reyes Rodríguez y Janine Otálora, quienes llegaron a la Sala Superior del Tribunal aupados por el PAN y el PRD respectivamente, se pronunciaron anoche por acotar los límites del discurso presidencial en la campaña, coincidiendo con el INE. “La sentencia pierde de vista que las expresiones del titular del Poder Ejecutivo, por las características y trascendencia de dicho cargo, son merecedoras de un escrutinio distinto, pues dicho funcionario dispone de recursos humanos, financieros y materiales de primer nivel”, considera el voto particular de los jueces, quienes creen en efecto que los dichos de López Obrador pueden “trastocar” la equidad e imparcialidad de la contienda. De momento, el presidente tiene vía libre para entrar de lleno en la campaña electoral.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS