Decomisadas en México más de 5.000 dosis falsas de la vacuna rusa Sputnik V

Rusia rechaza que sean productos robados y habla de una “provocación” para perjudicar su fármaco, mientras que el personal mexicano de aduanas indica que los viales no corresponden a los lotes adquiridos

Las vacunas Sputnik V falsas incautadas en el Aeropuerto de Campeche, México.
Las vacunas Sputnik V falsas incautadas en el Aeropuerto de Campeche, México.SAT

Las autoridades mexicanas han anunciado a primera hora de este jueves el decomiso de 5.775 dosis falsas de la Sputnik V con destino a Honduras. El Ejército y el personal de aduanas señalaron en un primer comunicado que estaban investigando la procedencia del embarque, lo que provocó dudas sobre un posible robo de lotes adquiridos por el Gobierno de México, que están bajo resguardo militar. Tras conocerse la noticia, Rusia ha asegurado que las vacunas incautadas eran falsas y que lo sucedido es un “ejemplo de provocación” contra la principal inmunización rusa. Una portavoz del Sistema de Administración Tributaria (SAT) mexicano ha señalado a este diario que la Secretaría de Salud ha verificado que los fármacos “no corresponden ni en la etiqueta, ni en el tamaño ni en la forma” y eran “distintos” a los adquiridos tras los acuerdos comerciales entre ambos países.

El hallazgo se produjo en el aeropuerto internacional de Campeche, en el sur del país, en una aeronave privada con rumbo a San Pedro Sula, la ciudad más poblada de Honduras. Las autoridades a cargo de la operación no han dado más detalles sobre el propietario del avión. Se sabe, a partir del comunicado del Gobierno mexicano, que el personal de aduanas ha hecho “el embargo precautorio” de los frascos y de la aeronave. La tripulación y pasajeros, de pasaporte hondureño, fueron presentados ante la Fiscalía General de la República sin que se detallara cuántos eran.

Más información
A woman wearing a face mask with a child on her arms begs for money in the streets of Tegucigalpa, on October 28, 2020, amid the COVID-19 coronavirus pandemic. - Honduras has recorded almost 39,0000 people infected and more than 2600 deaths since the start of the COVID-19 pandemic. (Photo by Orlando SIERRA / AFP)
Un plan de tres patas para que la covid-19 no mate a la economía de Centroamérica

Las fotografías difundidas por el SAT dan cuenta de más de 1.100 viales etiquetados como la vacuna rusa que estaban escondidos en dos hieleras, debajo de refrescos y golosinas. La Sputnik V necesita una cadena de enfriamiento de -18 grados. Los contrabandistas esperaban replicar esas condiciones con bolsas de hielo y latas para enfriar las dosis apócrifas.

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), el organismo que ha financiado los trabajos de la vacuna del Instituto Gamaleya y que está al cargo ahora de los acuerdos de exportación, ha rechazado la posibilidad de que se traten de vacunas robadas y asegura que las incautadas no se corresponden con la Sputnik V, que ya ha sido aprobada en 50 países. En las imágenes de los viales decomisados distribuidas por las autoridades mexicanas se aprecian, por ejemplo, errores ortográficos en ruso.

“El análisis de las fotografías del lote incautado, incluido el diseño de envases y etiquetas, sugiere que se trata de una sustancia falsa que no tiene que ver con la vacuna original”, explica el RDIF en un comunicado. “El procedimiento de envío también infringió los protocolos de envasado y transporte de la vacuna oficial Sputnik V”, sigue.

El RDIF explica que cada lote de Sputnik V tiene un código QR único para rastrearlo hasta el lugar de origen. El fondo ruso que la vacuna diseñada por Gamaleya se transporta solo por personal autorizado y en dispositivos que cuentan con controles remotos de temperatura, para asegurarse de que el fármaco se conserva correctamente. Se recomienda, además, que la vacuna se aplique en un lapso de dos horas después de descongelarse, lo que de ser un producto auténtico, lo haría inservible apenas aterrizara en Honduras.

“Sputnik V se distribuye solo a través de canales oficiales y se administra solo a través de los programas oficiales de vacunación del Gobierno”, insiste el fondo ruso soberano, que ha asegurado que lo sucedido en México es “una provocación posiblemente dirigida a desacreditar la vacuna Sputnik V mediante el envío de una vacuna falsa”.

Rusia ha asegurado que su Ministerio de Sanidad colaborará con las autoridades sanitarias mexicanas en la investigación y ha difundido un esquema para ayudar a detectar otros posibles lotes falsos de la Sputnik V. Un movimiento, sin embargo, que hace saltar ciertas alarmas sobre si existen otros casos. Aunque no se ha hablado de la principal inmunización rusa, la falsificación de vacunas —como sucede con otros fármacos— es ya un serio problema en África.

El último lote que llegó a México de la Sputnik fue el pasado 10 de marzo y tenía 200.000 dosis. Apenas un día antes, Honduras dio a conocer que tenía un acuerdo por más de cuatro millones de dosis con el Kremlin, mientras que el Gobierno mexicano pactó a principios de este año la llegada de 24 millones de dosis, aunque solo ha recibido 400.000. Ambos embarques solo se han aplicado en Ciudad de México, a más de 1.100 kilómetros de Campeche. El país espera otras 500.000 dosis de la vacuna rusa, previstas para el próximo 22 de marzo.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS