La pandemia deja a cinco millones de estudiantes fuera de la escuela en México

La encuesta de medición del impacto de la pandemia del Inegi revela que la falta de recursos fue la principal causa para que los estudiantes no se inscribieran en el ciclo escolar actual

Un par de niños juegan en el Municipio de Chiapa de Corzo, en Chiapas, el 02 de Diciembre de 2020.  La crisis del coronavirus ha dejado a millones de estudiantes fuera de las escuelas.
Un par de niños juegan en el Municipio de Chiapa de Corzo, en Chiapas, el 02 de Diciembre de 2020. La crisis del coronavirus ha dejado a millones de estudiantes fuera de las escuelas.Nayeli Cruz

La pandemia de coronavirus ha dejado un nuevo saldo negativo en México. Los resultados de la Encuesta para la Medición del Impacto de la covid-19 en el país, publicada este martes por el Inegi, revela que más de cinco millones de estudiantes no se inscribieron al ciclo escolar actual por razones relacionadas a la crisis desatada por la pandemia, que ha dejado más de 198.000 muertos. Las cifras muestran un escenario complejo en un país que ya arrastraba un rezago en materia de educación y se dan en momentos cuando el Gobierno federal presiona para que se abran las escuelas en los Estados en color verde dentro del semáforo epidemiológico, diseñado por las autoridades sanitarias. En el ciclo escolar actual se inscribieron 32,9 millones estudiantes, el 60,6% de la población de entre 3 a 29 años, según el estudio. “Por motivos asociados a la covid-19 o por falta de dinero o recursos no se inscribieron 5,2 millones de personas (9,6% del total de 3 a 29 años) al ciclo escolar 2020-2021″, afirma la institución en su informe.

Los resultados presentados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) confirman los escenarios más pesimistas de los expertos en educación, que temían una alta deserción escolar tras el cierre de los colegios como medida de contingencia debido a la pandemia. Además de los millones de estudiantes que se quedaron fuera de clases en el actual ciclo, la encuesta muestra que 1,8 millones no concluyeron el ciclo escolar anterior (2019-2020), y que 58,9% de ellos argumentó alguna razón asociada a la covid-19, mientras que 8,9% aseguró que dejaron las clases por falta de dinero o recursos. De ese número de estudiantes, 1,5 millones corresponden a escuelas públicas y 243.000 a privadas.

Las autoridades de Educación anunciaron en agosto que el ciclo escolar, que comenzó el 24 de ese mes, se iba a realizar con clases a distancia y con cursos por televisión. El Gobierno firmó un convenio con las grandes televisoras privadas del país (Televisa, Azteca, Grupo Multimedios y Grupo Imagen) para retransmitir los contenidos escolares. El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó el proyecto de “histórico”: “Somos pioneros, esto no se lleva a cabo en ningún país del mundo”, afirmó. La encuesta del Inegi muestra que el 26,6% de los estudiantes dijo que uno de los motivos asociados a la covid-19 para no inscribirse en el ciclo escolar es que “las clases a distancia son poco funcionales para el aprendizaje”, mientras que el 25,3% señaló que alguno de sus padres o tutores se quedaron sin trabajo y el 21,9% carece de computadora, otros dispositivos o conexión de internet. Las cifras muestran que más de 16 millones de hogares en México no tienen conexión, lo que indica la brecha digital que impide a millones de estudiantes acceder a contenido educativo en línea.

El cierre de las escuelas también representó un gasto extra para las familias. El estudio revela que el 28,6% de las viviendas con población de 3 a 29 años que sí se inscribió en el ciclo escolar hizo un gasto adicional para comprar teléfonos inteligentes para que los estudiantes siguieran los cursos a distancia. Un 26,4% tuvo que contratar algún servicio de internet fijo y un 20,9% adquirió mobiliario “como sillas, mesas, escritorios o adecuar espacio para el estudio”.

Sin embargo, el 58,3% de los encuestados ha asegurado que “no se aprende o se aprende menos que de manera presencial” con los estudios desde casa, mientras que el 27% resiente la falta de seguimiento al aprendizaje de los alumnos y un 24% ha dicho que un problema es poca capacidad técnica o habilidad pedagógica de los padres o tutores para transmitir los conocimientos.

A pesar del miedo generado por los contagios, el estudio muestra que “para todos los grupos de edad, más de la mitad de los estudiantes tiene mucha disponibilidad para asistir a clases presenciales una vez que el Gobierno lo permita”, siendo el grupo de 13 a 18 años el de mayor disponibilidad, con 64,1%. México iniciará el retorno a clases presenciales después de Semana Santa, en el Estado de Campeche, tras un año de cierre de las escuelas. La secretaria de Educación Pública del Gobierno federal, Delfina Gómez, se reunirá esta semana con las autoridades de educación locales y nacionales para determinar el plan de retorno, con el inicio programado para el próximo 13 de abril.

Unicef había urgido al Gobierno a abrir las escuelas en las regiones donde han bajado los contagios por covid-19, tras alertar que el cierre de los centros educativos recrudecerá la crisis de aprendizaje que ya sufría el país antes de la contingencia sanitaria. “Los resultados de 2018 de la prueba estandarizada Planea muestran que el 80% de estudiantes de primaria no alcanzaban los conocimientos esperados en matemáticas, lectura y escritura. En este año de educación no presencial esto se va a ver agudizado, se abren brechas y aumentarán las desigualdades que ya existían”, advirtió en entrevista con EL PAÍS Astrid Hollander, jefa de Educación de Unicef México.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción