López Obrador carga también contra Artículo 19: “Pertenece al movimiento conservador”

El presidente descalifica el trabajo de la asociación que defiende la libertad de prensa por su colaboración en un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre la protección a los derechos humanos en México

López Obrador, durante una rueda de prensa mañanera en el Palacio Nacional
López Obrador, durante una rueda de prensa mañanera en el Palacio NacionalMEXICO'S PRESIDENCY / HANDOUT (EFE)

El mantra de la soberanía nacional es una de las líneas rojas de Andrés Manuel López Obrador y todo aquel movimiento que sea interpretado desde Palacio Nacional como una injerencia exterior, ya sea en materia energética o de seguridad, se expone a recibir la invectiva del presidente. En esta ocasión, la chispa ha saltado por el informe anual del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre la protección de los derechos humanos en México. “¿Por qué el Gobierno de Estados Unidos opina sobre cuestiones que solo competen a los mexicanos? Nosotros somos respetuosos, no podemos opinar sobre lo que sucede en otro país”, señaló durante su conferencia mañanera de este miércoles, para después cargar contra una de las asociaciones en defensa de libertad de prensa que aparece citada en el informe: “Artículo 19 está financiada por empresas extranjeras, pero además toda la gente que tiene que ver con Artículo 19 pertenece al movimiento conservador que está en contra nuestra”.

Con más de 30 años de trayectoria, Artículo 19 es una organización civil internacional fundada en Londres, con presencia en ocho países, y dedicada a la defensa del derecho a la libertad de expresión y la libertad de información. Desde 2006, cuenta con una oficina en México desde donde ha documentado y denunciado la ola de precariedad y violencia contra los periodistas que azota a México, considerado uno de los países más letales para la prensa. En una de las menciones a la organización dentro del informe del Departamento de Estado se señala a Sanjuana Martínez Montemayor, la directora de la agencia pública mexicana de noticias Notimex, por haber ordenando la supresión o no publicación de noticias negativas sobre el Gobierno, de acuerdo con una investigación tanto de Artículo 19, como de los medios Aristegui Noticias y Signa Lab.

“¿Por qué se lanzan en contra de Sanjuana? Es una mujer que tiene todo nuestro respeto”, señaló el presidente en defensa de Martínez, a quien ha rodeado la polémica desde su nombramiento como directora de Notimex por el actual Ejecutivo. Tras decenas de despidos denunciados como ilegales por los trabajadores, cierre de corresponsalías, enfrentamientos entre la directiva y el Sindicato Único de Trabajadores, la publicación de una investigación que la relaciona con una trama creada para atacar por redes sociales a periodistas críticos con el Gobierno y a extrabajadores de la agencia, el colofón de la crisis se saldó en junio del año pasado con la suspensión de actividades de la agencia tras 51 años de historia.

El capítulo dedicado a la liberada de expresión y prensa del Departamento de Estado señala que en México la ley establece los derechos básicos y el Gobierno “respeta estos derechos mayoritariamente”. Concede también que los periodistas puede criticar al Gobierno y debatir asuntos de interés general sin limitaciones, aunque “los políticos desacreditan y critican públicamente a los periodistas”. La mayor amenaza, en todo caso, es la violencia del crimen organizado, aunque el informe apunta también a “casos de autocensura por amenazas de funcionarios públicos”. También subraya la sentencia de 2016 de la Suprema Corte que eliminaba el tope máximo para las condenas por daño moral, “dejando a los periodistas en una situación de vulnerabilidad ante multas desorbitadas”, como sucedió con la sentencia del año pasado contra el periodista y académico Sergio Aguayo, condenado a pagar 10 millones de pesos —medio millón de dólares— al expresidente del PRI Humberto Moreira por daño moral tras una columna de prensa.

Desde su llegada al poder, la relación de López Obrador con los medios ha atravesado picos y valles, pero ha estado marcada por la tensión. Comenzó criticando al periódico Reforma, al que sistemáticamente descalifica por “conservador”. Pero también ha extendido sus ataques a medios tradicionales de la izquierda mexicana, como La Jornada o Proceso, que mantuvieron posiciones críticas y sacaron adelante relevantes investigaciones periodísticas durante las Administraciones anteriores del PRI y del PAN.

Precisamente, la organización Artículo 19 ha sido una de las voces más críticas con el discurso beligerante del presente contra la prensa desde su púlpito de las conferencias mañaneras diarias. “Hemos visto cómo las intimidaciones y campañas de desprestigio empiezan en las conferencias mañaneras del presidente y se replican por otros miembros de su Gobierno o en los estados y municipios”, afirmaba el año pasado a este diario Leopoldo Maldonado, director de Artículo 19.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción