Sotheby’s recauda más de 750.000 dólares con la subasta de 24 piezas prehispánicas

El objeto que obtuvo la oferta más alta ha sido un hacha maya que se ha vendido por 352.800 dólares y ha superado las expectativas de la casa británica

Dos ángulos del hacha maya subastada por 352.800 dólares en Nueva York este martes.
Dos ángulos del hacha maya subastada por 352.800 dólares en Nueva York este martes.Shoteby's (Shoteby's)

La firma Sotheby’s ha recaudado 751.368 dólares (más de 15 millones de pesos) con la subasta de 24 piezas prehispánicas en Nueva York. La puja por estos y otros objetos provenientes de América, África y Oceanía ha terminado este martes tras siete días. Un hacha maya del clásico tardío (entre los años 550 y 950) es la pieza que se ha vendido por el precio más alto: 352.800 dólares. Después de que inció el evento, el pasado 11 de mayo, la Secretaría de Cultura de México y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informaron de que habían emprendido acciones legales y diplomáticas contra la comercialización de algunos de estos artefactos, algunos considerados “monumentos arqueológicos” por los especialistas mexicanos.

Más información
Diego Rivera, de coleccionista de arte prehispánico a arquitecto de una ciudad utópica
Los (falsos) dinosaurios de Waldemar Julsrud en Guanajuato
¿Tesoro mesoamericano o falsificación? Los enigmas del penacho de Cuauhtémoc

La subasta comenzó el pasado 11 de mayo y durante los siguientes siete días los interesados pudieron pujar por piezas mayas, olmecas, tlatilcas, además de objetos de otras partes de América, África y Oceanía, “recién llegados al mercado”, según promocionó la firma británica. El conjunto de tesoros arqueológicos que salieron del actual territorio americano y que este martes se subastaron en Nueva York incluía 31 piezas, de las cuales se vendieron 24. La que obtuvo la oferta más alta fue un hacha maya que Sotheby’s había estimado que se vendería entre 50.000 y 70.000 dólares y, sin embargo, superó esas espectativas.

Se trata de una efigie que podría representar a un jaguar, un murciélago o una serpiente y que estaba relacionada con el juego de pelota. Su uso aún no está claro para los expertos, según detalla la casa de subastas en su página web. Sobre su procedencia, Sotheby’s solo llega a explicar que la Albright-Knox Art Gallery de Buffalo adquirió la pieza en 1944 de sus anteriores dueños. En algún momento, se le adosó una base de madera realizada por el artista japonés Kichizô Inagaki. De acuerdo con un texto académico de los arqueólogos Edwin M. Shook y Elayne Marquis, la pieza podría haber salido del actual territorio que ocupa Guatemala. Entre los objetos subastados hay, además, otras cuatro piezas mayas, civilización que ocupó el actual territorio de ese país, Belice, el sur de México, y el norte de Honduras y El Salvador.

Entre los objetos vendidos que salieron del actual territorio mexicano, hay cinco piezas olmecas, como una figura de piedra verde de unos 10 centímetros que fue realizada entre el 900 y el 300 antes de Cristo y vendida por 47.880 dólares; seis lotes que salieron del actual territorio del Estado de Colima, como un grupo de figuras ceremoniales que se vendieron por 16.380 dólares; una vasija del actual territorio de Veracruz; un objeto de la región huasteca —que incluye zonas de Veracruz, Tamaulipas, San Luis Potosí, Puebla, Hidalgo, Querétaro y Guanajuato—; tres de Jalisco; dos de Nayarit y uno de Zacatecas.

La legislación mexicana establece que los hallazgos de objetos de las culturas antiguas en territorio mexicano pertenecen a la nación, pero una vez que salen del país de forma ilegal las autoridades les pierden el rastro. La denuncia de las autoridades mexicanas para detener “el tráfico ilícito de bienes culturales” y recuperar “el patrimonio mexicano” en el exterior no ha sido suficiente para frenar la venta de estos u otros objetos.

México emprendió una cruzada para recuperar el patrimonio histórico que se encuentra en colecciones privadas en el mundo. El antecedente más reciente es la subasta de 33 piezas de arte prehispánico en París, que el Gobierno mexicano no pudo detener pese a las reclamaciones y denuncias presentadas. Esa subasta superó las expectativas de la casa de subastas Christie’s al recaudar tres millones de dólares (61 millones de pesos). Entre las figuras vendidas se encontraban tres que el INAH considera falsas. Pero no todos los casos han terminado sin resolverse. El bajorelieve de Xoc hallado en París en 2015, en una subasta de la firma Binoche et Giquello, fue devuelto a México dos años más tarde.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS