México ha perdido en el año de la pandemia más de la mitad de las cirugías que se efectuaron en 2019 y 650.000 consultas médicas

Los datos pandémicos a la baja permiten a Ciudad de México reducir las camas covid y anunciar una estrategia para impulsar los servicios sanitarios

Paramédicos trasladan a un paciente de covid-19 en Iztapalapa, Ciudad de México, el 2 de febrero.
Paramédicos trasladan a un paciente de covid-19 en Iztapalapa, Ciudad de México, el 2 de febrero.Marco Ugarte (AP)

Las consecuencias de la pandemia se van dejando ver poco a poco. El director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, ha precisado este viernes, en cifras redondas, que en 2019 se efectuaron 1.400.000 intervenciones quirúrgicas mientras que en 2020 se redujeron a 750.000. También las consultas de medicina familiar cayeron a más de la mitad, de los 20 millones en 2019 a los nueve millones del año de la pandemia. Robledo ha mencionado reportes de la Organización Mundial de la Salud en los que, afirma, se reconoce la drástica reducción en todo el mundo de los servicios sanitarios que no tenían que ver con la covid. “México está por debajo de la media del 55% registrada en otros países”, ha asegurado.

Más información

El miedo de muchas personas a acudir a los centros médicos en pleno contagio del coronavirus así como la disponibilidad hospitalaria para efectuar otras intervenciones ocasionó retrasos que ahora se pretenden recuperar. ¿Cuándo se pondrán al día? Robledo no ha querido precisar una fecha. “Es imposible, porque el rezago en la sanidad mexicana no es debido solo a la pandemia, sino a décadas de falta de inversión y de nuevos contratos”.

Más información

La pandemia pilló a México, precisamente, cuando trataba de implantar una estrategia de avance en el sistema sanitario, maltratado durante décadas. Algunos expertos sostienen que eso ha influido sobremanera en las carencias que ha presentado la gestión contra el coronavirus, que ha ocasionado la muerte de más de 222.000 personas, con cifras oficiales. Todos reconocen que son muchas más, incluso el doble. Y entre los decesos también hay que incluir aquellos que podrían haberse evitado, según los expertos, si la atención de otras enfermedades no hubiera sufrido cierto abandono debido a un sistema sanitario colapsado.

Pero la situación vuelve a la normalidad poco a poco. Ciudad de México se mantiene en semáforo amarillo una semana más, pero los datos pandémicos anuncian la inminencia del color verde. Esa es la razón de que se haya iniciado la reconversión hospitalaria, con una reducción de las camas para la covid y el impulso de las consultas y cirugías ordinarias que quedaron rezagadas con la pandemia. “La ciudad prácticamente está en verde”, ha avanzado la jefa del Gobierno, Claudia Sheinbaum. Se inician 100 días de actividad intensa en los hospitales que incluirán la atención continuada y la consulta externa de especialidades y cirugías 24 horas al día, entre otras estrategias. Ciudad de México conservará para sus centros sanitarios al personal extra que se contrató, alrededor de 2.000 falcultativos, para atender la pandemia, que será reubicados en otras áreas.

Ahora, la recuperación sanitaria prima a atención a la diabetes, la hipertensión (muy debilitantes en el caso de padecer covid) y algunos cánceres, según el reporte de Robledo, quien también ha señalado el ascenso paulatino de los trasplantes. El director del IMSS ha destacado la ayuda de los hospitales privados en las urgencias, partos y cesáreas que se han producido cuando arreciaba la pandemia.

Así pues, el deshielo continúa en la ciudad. Este viernes, se han anunciado nuevos márgenes para actividades como la restauración, que podrán recibir comensales hasta ocupar un 50% en el interior de los establecimientos. El mismo aforo se permitirá en mercados, gimnasios, museos, autocines, centros de juego y comerciales. Los teatros y circos estarán al 40%. En ningún caso se habla de ventilación, salvo en el de los restaurantes donde se establece un 40% de aire proveniente del exterior, sin que se sepa con certeza qué significa o cómo se mide eso. Los hosteleros, con quienes mantienen contacto semanal, han solicitado cerrar a las 12 de la noche, algo que todavía no se les ha concedido. El horario se mantiene restringido a las 11. Además, se reanuda la actividad de spas y centros de masajes en sesiones individuales y con cita previa.

Respecto a las medidas sanitarias, las pruebas en los quioscos callejeros han reducido su cifra de 5.000, la semana pasada, a las 4.500 de la actual, debido a la caída de las visitas de los ciudadanos. Y muy lejos de las 10.000 que se efectuaban a primeros de abril. El Gobierno citadino ha anunciado también que solo permanecerá abierto un centro de dispensación gratuita de oxígeno, por la misma razón, la demanda ciudadana ya no es comparable con la de meses atrás, cuando hubo una grave crisis de oxígeno medicinal en toda la ciudad y su zona conurbada, donde se alcanzan los 22 millones de habitantes y que ha sido una de las áreas más castigadas por la pandemia, con rebrotes que han puesto en jaque la capacidad operativa de los servicios sanitarios.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción