México apuesta por la vacuna de Johnson & Johnson para reactivar la frontera con EE UU

Las autoridades anuncian que el millón de dosis que donó el Gobierno de Biden se distribuirá en los 39 municipios de la franja fronteriza a personas de 18 a 40 años

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y el canciller, Marcelo Ebrard, durante una llamada con la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris, el pasado 3 de junio. En video, el canciller Marcelo Ebrard en la conferencia matutina.Vídeo: PRESIDENCIA | VIDEO: REUTERS

El millón de vacunas de Johnson & Johnson que EE UU enviará a México se distribuirá en la frontera norte. Así lo ha anunciado este viernes el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina. El fármaco de una sola dosis se repartirá a habitantes de 18 a 40 años en los 39 municipios de la franja fronteriza con la idea de que eso acelere la reactivación económica y el comercio entre ambos países. “El propósito es que la vacunación en México avance a proporciones similares a las que hay en Estados Unidos”, ha señalado Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores.

Más información
México anuncia que recibirá un millón de vacunas de Estados Unidos
México busca una nueva donación de vacunas contra la covid de EE UU
Vacuna de Janssen: así es el fármaco que inmuniza en un solo pinchazo
In English: Mexico to use US-donated vaccines to restore activity at border

La apuesta por la vacuna de Johnson & Johnson como la llave para abrir de nuevo la frontera de Estados Unidos ha sido una instrucción del presidente, que ha dado a conocer “un plan especial de vacunación para la frontera norte”. “Pensamos que con esto habría ya todas las condiciones sanitarias para que Estados Unidos pueda acceder a que se reanuden las actividades, sino todas, en su gran mayoría, para que no se mantenga la afectación económica, comercial y personal que ha habido en la zona fronteriza que ha sido muy grave porque llevamos más de un año”, ha comentado Ebrard sobre el cierre parcial de la frontera más transitada del mundo y la campaña de vacunación a personas en edad productiva. Serán seis los Estados beneficiados: Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

El embarque de la vacuna de Janssen, la filial de Johnson & Johnson encargada de la distribución, alcanzará para cubrir alrededor de un tercio de los habitantes de la frontera en ese grupo de edad. El Gobierno mexicano tendrá que conseguir otros 1,9 millones de dosis, ya sea con un contrato de compra negociado con la farmacéutica estadounidense o por medio de una nueva donación de la Administración de Joe Biden, que afirmó el jueves que entregará seis millones de vacunas a una decena de países latinoamericanos durante junio.

“Confirma que es buena nuestra relación, este es un planteamiento que hemos venido haciendo, que hay que actuar con solidaridad y todos tenemos que ayudarnos mutuamente”, dijo el mandatario mexicano. López Obrador adelantó el anuncio de la llegada de vacunas al país momentos antes de que la Casa Blanca lo hiciera oficial, tras sostener una llamada telefónica con la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris.

Las autoridades aún no han dicho cuándo se empezarán a aplicar estas dosis, un tema que se afinará tras la visita de Harris el próximo 8 de junio. Johnson & Johnson será la sexta vacuna que se administre en México, pero apenas la segunda que requiere de una sola dosis. Esa es la principal ventaja en la perspectiva del Gobierno de López Obrador, además de que no necesita de una red de ultracongelación para su reparto.

Aunque fue una de las primeras vacunas contra el coronavirus que se ofreció, el Gobierno optó en su momento por otras opciones: AstraZeneca, Pfizer, Sputnik V, CanSino y Sinovac. Se tienen alrededor de 250 dosis pactadas en total y hasta hace unos días la posición de las autoridades sanitarias era que no era necesario buscar nuevos contratos de compra. Tras su autorización para uso de emergencia la semana pasada, la llegada de la vacuna de Johnson & Johnson ahora se tantea que se necesitarán casi dos millones de dosis que no se habían contemplado.

Otro factor que puede llevar a la adquisición de más vacunas, no necesariamente de Janssen, es que se quiere reforzar la vacunación en zonas turísticas. Quintana Roo —que concentra destinos como Cancún, Tulum y la Riviera Maya— es la región en mayor estado de alerta por la pandemia, con cinco semanas de repunte de casos y el temor de afrontar un nuevo pico de la pandemia. Baja California Sur, que alberga Los Cabos, está en una situación similar, aunque de menor riesgo, según los informes sobre el avance del virus. En el Caribe, el Gobierno estatal negocia con las autoridades federales que se considere a los trabajadores del turismo como un grupo prioritario en las inmunizaciones.

Este mes se perfila como uno de los más importantes en cuanto a vacunas porque se busca tener alrededor de 25 millones de dosis. Hasta ahora México ha recibido alrededor de 40 millones de antígenos y aplicado casi 33 millones de inyecciones. El objetivo es avanzar en la vacunación de las personas entre 40 y 49 años, y lograr cubrir a toda la población adulta para octubre.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Elías Camhaji

Es reportero en México de EL PAÍS. Se especializa en reportajes en profundidad sobre temas sociales, política internacional y periodismo de investigación. Es licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y es máster por la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS