López Obrador niega que el dinero que recoge su hermano fuera para su campaña: “Es un asunto personal que lo están convirtiendo en político”

El presidente dice que no ve a Martín “desde hace cinco años” y achaca el nuevo video a un ataque de periodistas corruptos

Andrés Manuel López Obrador durante la conferencia matutina de este viernes.
Andrés Manuel López Obrador durante la conferencia matutina de este viernes.Rogelio Morales (CUARTOSCURO)

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha negado esta mañana que el dinero que recoge su hermano de manos de David León en un video hecho público este jueves fuera para su campaña política de 2015. “No es cierto. Así de sencillo”. “Fue un trato personal entre David León y mi hermano”, ha dicho en su conferencia matutina. Sin embargo, en dicha grabación Martín López Obrador parece decir, al recoger los 150.000 pesos (unos 7.500 dólares): “Yo con esta madre no puedo andar, cabrón, es de mi hermano”. Así lo ha subtitulado el periodista Carlos Loret de Mola en su portal Latinus, donde emite el citado video.

Más información
Un vídeo muestra al hermano de López Obrador recibiendo dinero supuestamente para Morena

Las imágenes del escándalo muestran al hermano del presidente recibiendo “unos ahorritos guardados” que le entrega David León. Es la segunda vez que sale a la luz algo así. En agosto del año pasado, el mismo periodista publicó unas imágenes en las que otro hermano del presidente, Pío, recibe hasta dos millones de pesos (unos 90.000 dólares) que le son entregados también por León, entonces consultor. Más tarde, al alcanzar López Obrador la presidencia, se desempeñó como coordinador de Protección Civil y después como responsable de la distribuidora estatal de medicamentos. Fue cesado al conocerse aquel video, que, como este, fueron grabados con cámara oculta en 2015.

“La intención es perjudicarme, es la campaña negra de siempre de mis adversarios. Ya estamos acostumbrados a esto, pero siempre hemos salidos de la calumnia ilesos”, se ha defendido hoy el presidente en una de las mañaneras más cortas. Ha concluido a las 7.57 por motivo de un viaje pendiente, según ha explicado. “Este video corresponde a otros videos de otros tiempos. Es un asunto personal que lo están convirtiendo en político”, ha asegurado. Pero en la anterior ocasión, el presidente dijo que eran dineros de donaciones que recibía para su campaña. En este caso, en cambio, asegura que es un trato personal entre León y su hermano Martín, al que no ve “desde hace cinco años”. “Están haciendo ver que es dinero para mí, para la campaña, político”.

Inmediatamente después, el presidente ha sugerido malas prácticas por parte de Loret de Mola, de quien ha recordado el episodio del periodista en el montaje televisivo relacionado con el caso Florence Cassez, donde se grabó la supuesta detención, ocurrida un día antes, de presuntos miembros de un clan delictivo. “Es un periodismo dedicado a la corrupción. Loret de Mola debe estar preocupado con la detención de [el antiguo dirigente policial] Cárdenas Palomino, que aparece en uno de los montajes de Televisa incluso golpeando a un supuesto secuestrador. Están metidos en muchos casos de corrupción, es una prensa inmoral que he padecido desde hace muchos años”, se ha victimizado López Obrador. “Loret de Mola pertenece al bloque conservador, reaccionario y corrupto que quiere descarrilar el Gobierno que represento. Se van a quedar con las ganas”, ha acusado.

En todo caso, ha añadido: “Si hay algún delito de mi hermano, de quien sea, yo no encubro a nadie. El que lo cometa, sea quien sea, debe ser castigado, independientemente de lo mediático o lo político”. Y ha sugerido que el asunto se añada al que ya se inició con la aparición del anterior video, el de su hermano Pío: “La Fiscalía puede acumularlo. O el Tribunal Electoral, si es el que tiene que resolver”, ha dicho. La procedencia y el monto del dinero que se recibe en campaña deben ser declarados en el Instituto Electoral, razón por la cual estos recursos podrían ser ilegales, puesto que, supuestamente, no se hizo de este modo.

“Tengo la conciencia tranquila. Cuando ya no me ataquen me preocuparé, significaría que no estamos cambiando las cosas”, ha añadido el mandatario. “Yo ya no me pertenezco. Estoy entregado por completo a la causa que defendemos. Así que si un hermano, un primo, una nuera o cualquier familiar comete un delito debe ser juzgado, sin impunidad”. El presidente asegura que no ha visto ni hablado con David León en esta ocasión. En la anterior lo defendió y lo apartó de su cargo mientras se resolvía el caso.

Los escándalos de corrupción zahieren especialmente al presidente, que desde que llegó a la presidencia ha emprendido una cruzada especial contra esta lacra que asuela a México. Cuando le afectan a él o a su Gobierno suele achacarlos a intereses de sus adversarios políticos, que se revuelven, dice, porque afectan a los intereses creados de estos “conservadores”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS